Los beneficios de las asanas de extensión en niños y adolescentes

#Publicidad

La infancia y la adolescencia son periodos de la vida en la que nos desarrollamos tanto física como psíquicamente. Se van creando comportamientos y hábitos de vida en función de las experienciasy de como se integran. Algunas de ellas se llevan mejor que otras. La forma de mirar el mundo va cambiando día a día, nuevos retos van surgiendo y a veces se hace difícil la integración con lo que comienzan a generarse nudos o bloqueos emocionales.

Si a un adulto se le hace complicado, en muchas ocasiones, hablar de sus emociones con claridad, comprender su origen y el por qué de su bloqueo, ¡recordemos cuando éramos niños y jóvenes lo difícil que muchas veces era expresar lo que sentíamos!. Y cuando algo no se expresa por el motivo que sea, puede llegar a favorecer la aparición de estados patológicos manifestados en diferentes bloqueos de la fuerza vital como comportamientos depresivos, agresivos, apáticos, exceso de actividad, etc.

La práctica de yoga es una herramienta muy útil que acompaña a niños y adolescentes en el proceso de desbloqueo emocional y a una mejor capacidad de canalización.

La emoción se manifiesta en nuestros cuerpos de diferentes formas, una de las más evidentes es la que se expresa a través del tono muscular. Otra también muy frecuente la observamos a través del ritmo respiratorio. Se contracturan zonas de la espalda, a menudo cuello y hombros, se altera el ritmo respiratorio… y la mente se desequilibra. Nuestro sistema hormonal también se ve afectado por las emociones.

Cuando somos niños buscamos encontrarle sentido a lo que vivimos, aunque no comprendamosla situación le atribuimos un significado, el mejor que podemos en ese momento. Dependiendo de lo dramática que haya sido la situación, puede congelarse la emoción y desarrollar una creencia, que si se repite se vuelve un patrón de comportamiento. Estas huellas emocionales también dejan testimonio en el cuerpo físico, cubren al corazón protegiéndolo, resguardando su vulnerabilidad en un intento de adaptarse al medio.

Cada experiencia va configurando las gafas con las que vemos e interpretamos la vida.

La práctica de yoga representa al cuerpo-mente-espíritu, practicando las posturas de yoga nos volvemos más sensibles y conscientes de cómo nos movemos, cómo respiramos, dónde tenemos enfocada la mente, qué tensiones hemos acumulado y qué zonas se han resentido más.El yoga y la meditación ayudan a niños y jóvenes a mejorar la relación con sus cuerpos, sus pensamientos y emociones. Con una práctica continuada les proporcionamos las herramientas con las que se van armonizando los sistemas endocrino, neurológico e inmune.

El Yoga nos ayuda a armonizarnos con nosotros mismos,a expresar nuestros dones y habilidades, a canalizar emociones de forma sana y creativa.

¡Hoy vamos a tratar los beneficios de las posturas de extensión!

¿Qué es una extensión?

Son posturas de flexión hacia atrás. Expanden el tórax, abriendo el pecho, estirando la zona anterior del cuerpo, brazos y piernas.

Algunos de los beneficios de las extensiones:

  • Fortalecen la musculatura de la espalda a la vez que la mantienen flexible.
  • Desbloquean los hombros.
  • Corrigen malos hábitos posturales como, por ejemplo, la cifosis.
  • Expanden y mejoran la capacidad pulmonar y oxigenan las células.
  • Regularizan el ritmo cardíaco.
  • Masajean órganos abdominales mejorando la actividad renal y hepática.
  • Estiran los brazos y piernas mejorando la flexibilidad en general.

A nivel mental y emocional:

  • Ayudan a reducir estados de depresión.
  • Mejoran la atención y la concentración.
  • Abren el corazón.
  • Ayudan a desbloquear emociones.
  • Conectan con la alegría.

Expandir el tórax y arquear el tronco hacia atrás tiene un efecto poderoso sobre el pecho y el área cardíaca. Las posturas de extensión abren el corazón, el chakra Anahata conectándonos con el Amor, nos ayudan a canalizar emociones, a sentir alegría, expansión, optimismo, vitalidad…, nos abren a la vida. Abrir el pecho es conectar con la compasión, con el dar y recibir amor, es reconocer nuestro espacio vital, nuestra fuerza interior, nuestra red de conexión con todo y con todos.

Isabel Cervantes directora de Kaivalya Escuela de Yoga, miembro de la FEDEFY
Profesora y Formadora de Profesores de Hatha Yoga, Profesores de Yoga para niños y adolescentes Método Surya- Kiranam, profesora de meditación transpersonal, profesora de mindfulness en la educación, profesora de canto védico, profesora de Kundalini Yoga.

email: kaivalyayoga.bcn@gmail.com – www.kaivalya.es

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular