La felicidad con Reiki



La felicidad de nuestras vidas depende de la calidad de nuestros pensamientos (Marco Aurelio).

¿Es posible encontrar la felicidad en terapias de Reiki?, es una pregunta que muchas veces se han aparece en diferentes textos, cursos, charlas relacionadas con la energía de Reiki, si bien Reiki es una entrega de amor incondicional de la energía universal la cual fue descubierta por la iluminación del Mtro. Mikao Usui a principios del siglo XX en Japón, nos preguntamos ¿Cómo las técnicas de Reiki nos puede hacer felices?, si consideramos que la felicidad es un estado de anímico que todos los seres vivos manifiestan de alguna manera u otra, esta permite sentirse satisfechos por disfrutar de algo bueno, algo que genera gozo en sus almas, también debemos entender que la felicidad debe ir más allá de ese simple placer que solo dura un tiempo determinado, entendiendo la postura de alcanzar la felicidad es diferente para todos, y está  en el interior de cada ser, es un calor interno, es una energía de dicha que todos tenemos y a la vez es una conexión con el otro, es por ello que la verdadera felicidad no debe estar en el tener, sino más bien en el ser, el ser felices, el disfrutar de cada momento de nuestras vidas, generando un vínculo humano intenso y lleno de significado, es por ello que Reiki como terapia nos ayuda a encontrar esa felicidad que muchas veces la tenemos en lo más profundo de nuestro ser.

Todas las terapias de Reiki conllevan diferentes aspectos que podemos ir desarrollando a medida que vamos aprendiendo a utilizar esta energía, en primer lugar entender que Reiki está acompañado de la espiritualidad como una forma de vida, por lo tanto es una filosofía de vida, no solo una técnica más, también va acompañada de la meditación la cual nos guía a través de la concentración y el silencio, esa concentración para sentir nuestra propia respiración, como se mueve nuestro entorno, como podemos mantenernos atentos y alertas al ambiente, sintiendo la propia naturaleza y las vibraciones que nos entrega el universo. Si comenzamos a entender y vivir esto momentos, podemos empezar a sentir la verdadera espiritualidad, porque somos buscadores de respuestas y Reiki nos entrega a través de su energía las respuestas a muchas inquietudes que tenemos, a situaciones que nos rodean, a problemáticas del diario vivir, a entender esta vibración energética como un todo en conjunto con el universo.

También esta energía de Reiki nos va aportar a suavizar el sentido del EGO, siendo lo más difícil de superar, ya que es un trabajo de transformación personal donde vamos a ir cultivando las capacidades para ver las conexiones donde antes no las teníamos, con amor, eso es en sí, Reiki, amor puro de la más alta vibración, por lo cual nos va ayudar a despertar y encontrar nuestra propia iluminación al igual que Buda, dándonos  momentos de felicidad, reconociendo nuestras propias imperfecciones, permitiendo ser lo que realmente somos, aceptando nuestras equivocaciones sin maltratarnos, aceptando las cualidades y defectos de los demás sin juzgar, sin oprimir al otro, quitándonos esas capas de condicionamiento que tenemos, esos velos que restan lucidez para estar en sintonía con lo más bello de nosotros, con lo más puro, con lo más profundo que tenemos.

Reiki nos despierta, nos enseña a valorar el presente, a preocuparnos de las cosas que realmente deben importar como su principio “solo por hoy no te preocupes”, así somos conscientes de la transitoriedad y del continuo transcurrir de nuestras vidas, teniendo un aprendizaje de mejorar, eliminando prejuicios, preocupaciones, y daños que solamente enferman nuestro cuerpo físico y nuestro estado mental para poder redescubrirnos a través de diferentes ejercicios, técnicas que se te van enseñando y vas aprendiendo, ser consciente de sentimientos de compasión, gratitud, generosidad, altruismo y paz, aprendiendo a vivir el momento presente, despertando y saliendo del tiempo y espacio, del lamento y búsqueda de la verdad interna. Y al estar presentes no es desentenderse, es que estemos en cada momento, tomemos mejores decisiones para ir evolucionando, cambiando el futuro como consecuencia de las determinaciones lucidas que tomamos, teniendo en cuenta que la felicidad va de la mano con Reiki porque finalmente es un camino que tomamos para estar en plena conciencia de nosotros mismos, siendo más auténticos y felices.

Nicolás Benedetti Ariza
Presidente Federación Iberoamericana de Reiki
Director Sociedad Chilena de Reiki
www.Federacioniberoamericanadereiki.com
www.Sociedadchilenadereiki.com

 


Si te ha gustado, compártelo...