El Yoga y los cinco elementos

#Publicidad

Los cinco elementos

El Yoga describe el cuerpo físico como un compuesto de los cinco elementos:

  • Tierra (prithvi),
  • Agua (apas),
  • Fuego (agni),
  • Aire (vayu) y
  • Éter (akasha).

Sus etapas de existencia son:

  • Nacimiento,
  • Crecimiento,
  • Cambio,
  • Decadencia y
  • Muerte.

El cuerpo físico está compuesto de comida. Estos elementos volverán al ciclo alimenticio después de la muerte.

Desde el punto de vista del ojo analítico del yogui, no somos el cuerpo.

Los cinco elementos se combinan y separan una y otra vez resultando un producto muy temporal.

¿Quién diría que no somos más que tierra, agua, fuego, aire y éter?

VISUALIZANDO LA UNIDAD A TRAVÉS DE LOS ELEMENTOS

Sin embargo hay alguna observación práctica de los elementos que puede expandir la conciencia.

El Yoga puede hacerte ver la Unidad en cada elemento.

Tierra

Cuando estiras tus músculos, fascias y huesos en el asana, desde los dedos de los pies hasta el cuello, visualiza como el movimiento te conecta con el elemento tierra del cuerpo.

Siente la gravedad y como el cuerpo está conectado con el elemento tierra.

Sea practicando con tu esterilla en el jardín o en la azotea de un edificio muy alto, la experiencia de la gravedad es la misma.

Esa es la cualidad del elemento tierra.

Alcanza desde tu esterilla cualquier lugar del globo,

incluso si hay un océano por medio.

Centímetro a centímetro hay una firme conexión de la tierra a lo largo del lecho del mar.

El elemento tierra es Uno.

Agua

El agua está en las nubes, los ríos y los océanos.

El corazón late y la sangre circula.

Más de la mitad de nuestro cuerpo está hecho de agua.

Puedes centrarte en esta conexión cuando tomas una ducha, bebes agua o cuando el agua deja tu cuerpo al evacuar.

Nuestro cuerpo está constantemente conectado con el agua.

El elemento agua es Uno.

Este sentimiento de Unidad es realmente relajante.

La tensión sólo es posible si hay dos, no cuando sólo hay uno.

Fuego

El hatha yoga mantiene la regulación de la temperatura corporal maravillosamente.

Asanas y pranayama ayudan al cuerpo a adaptarse fácilmente, cuando hay un cambio en el clima.

Un tercio de las calorías que consumimos se utilizan para crear calor en el cuerpo. No hay un momento en nuestra vida en el que el cuerpo no esté conectado con el elemento fuego.

El fuego es Uno.

Aire

El aire es movimiento.

La tierra y los planetas se mueven constantemente en sus órbitas.

Cuando respiramos y nos movemos estamos conectados con el elemento aire. Dentro de nuestro cuerpo hay un constante intercambio de elementos químicos, por ejemplo oxígeno y dióxido de carbono, facilitado a través de la respiración.

El elemento aire es Uno.

Espacio, éter

Tierra, agua, fuego, aíre están todos contenidos en el espacio, el éter.

Durante el pranayama (ejercicios de respiración) y savasana  (postura de relajación) visualizas y sientes la conexión con el espacio.

Estás rodeado de espacio y el mismo espacio lo encuentras en el centro de cada átomo del cuerpo.

El elemento espacio es dónde el prana fluye.

El espacio es Uno, el prana es Uno.

LA MENTE COMO EL SEXTO ELEMENTO

Cuando el Yoga habla de los cinco elementos, sugiere que la mente debería entenderse como el sexto elemento.

Una parte eterna de Mí,
habiéndose convertido en un alma viviente en el mundo de la vida, 
atrae hacía (Sí) los (cinco) sentidos con la mente como sexto y habita en la Naturaleza.
Bhagavad Gita XV-7

Pensar es una función del cerebro. Tiene todo el sentido.

Cada neurona o célula cerebral está íntimamente conectada con el metabolismo de los cinco elementos.

Mientras cada elemento expresa esta Unidad, la mente, sin embargo, parece ser muy diferente en cada persona.

¿Cuándo tenemos alguna vez el mismo pensamiento?

La mente produce pensamientos que la mayor parte del tiempo no están en absoluto relacionados con la Unidad. Y ello, en nuestros intentos para sentir la Unidad en el silencio de la meditación.

EL YOGA Y LAS ANALOGÍAS DE LA NATURALEZA

El Yoga, en su enfoque holístico, presenta analogías simples que se relacionan con los cinco elementos y que nos ayudan a visualizar la Unidad también a nivel mental.

Tierra

Cuando caminas en la parte superior  de las montañas, más allá del nivel dónde los árboles o la hierba crecen, la presencia de las rocas puede tener un fuerte impacto en la mente. Meditar en la cima de una montaña puede conectarte con un sentido de la existencia firme e inmutable que emana de la misma montaña y sintoniza la mente con la Unidad.

Agua

El sol brilla en los océanos produciendo nubes.

El viento mueve las nubes a través de las montañas, donde descargan la lluvia.

Desde las montañas el agua fluye a través de varias fuentes: arroyos, ríos y riachuelos.

Por fin se funde con el océano.

Comparando nuestra existencia individual con una gota de agua, podemos visualizar como surgimos de la Unidad y retornamos a la Unidad.

Fuego

El fuego transforma.

El aceite es una sustancia pegajosa que puede dejar manchas permanentes.

Lo confinas en una botella sellada.

Pero si el aceite lo viertes en una lámpara encauzado a través de una mecha, se transforma en una llama que difunde luz y calor.

De manera similar, si nos sentamos en la postura de meditación relajados y con una respiración regular, la conciencia del cuerpo se puede alejar de las extremidades hacia la columna.

La conciencia física burda se puede transformar en conciencia sutil de la Unidad mientras meditas en los chacras, centros de energía situados en el cuerpo astral a lo largo de tu columna vertebral.

Aire

El aire se mueve.

Cuando se desplaza sobre un montón de basura tiene mal olor.

Más tarde fluye por un jardín de rosas y está saturado de un agradable perfume.

Pero ni el olor a basura ni el perfume de la rosa tienen influencia en la naturaleza del aire.

El aire no tiene apegos.

Simplemente se mueve.

De la misma forma la ola de pensamiento de la mente se mueve.

Realmente es neutral.

Sea llevando una percepción sensorial, una emoción, un recuerdo, una idea abstracta o una intuición, la onda mental en sí misma, no está afectada por los diferentes pensamientos.

Esto se puede experimentar con la repetición mental de un mantra.

El mantra no es el nombre de un objeto, sino una masa de conciencia expresada a través de un sonido particular.

Es por esto que el sonido mental del mantra puede absorber una variedad de pensamientos, como una percepción, una emoción, etc.

Cuando meditas con un mantra puedes sentir la universalidad del pensamiento.

En Yoga se llama Hiranyagarbha o mente cósmica.

Espacio, éter

El espacio parece estar separado en espacios individuales con volúmenes concretos.

Si viertes agua de una jarra en un vaso, es obvio que hay menos espacio en el vaso que en la jarra.

Pero a nivel más profundo la idea de varios espacios separados es una ilusión: si mueves un vaso vacío de una habitación a otra.

¿Faltará la cantidad de espacio del vaso en la primera habitación?

¡Obviamente este no es el caso!

Esta ilusión de espacio individual se siente más fácilmente cuando el espacio en el vaso o copa está vacío.

Es una analogía para la conciencia.

Para todo propósito práctico, somos personas distintas con experiencias diferentes, talentos y capacidades.

Durante la meditación tratamos de vaciar la mente.

Cuando nos damos cuenta de que la mente es un “vaso vació”, la conciencia individual se disuelve en la conciencia universal.

SWAMI SIVADASANANDA, ¿Quién es?
Swami Sivadasananda es discípulo directo de Swami Vishnudevananda, el fundador de los Centros y Ashrams Internacionales de Yoga Sivananda Vedanta.

Dedicado en cuerpo y alma al yoga desde hace más de 30 años imparte  y comparte la enseñanza del yoga en Europa, América e India.

Es director del Centro de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid y director principal de los cursos de formación de profesores de Yoga Sivananda en varios países del mundo.

Es autor entre de dos libros que expresan su experiencia y conocimiento de la práctica del yoga:

SU EXPERIENCIA SOBRE EL YOGA Y LA SALUD

Tenemos salud si gozamos de energía,
si nuestros gestos son armoniosos,
si nuestros pensamientos y actos están llenos de positividad.

Tenemos salud si sonreímos a la vida y nos preocupamos por el bienestar físico y mental de los demás.

El Yoga es una herramienta excelente para superar el estrés en el que vivimos, suavizar nuestros altibajos emocionales y adaptarnos a la crisis material y económica en la que nos encontramos.

El Yoga literalmente puede trasformar la vida diaria en una experiencia de paz y comprensión porque hemos perdido la capacidad de respirar momentos tranquilos con nosotros mismos, en armonía con nuestro cuerpo y nuestra mente, porque cada vez es más difícil parar y sumergirnos en el silencio.

¿CUÁNDO VIENE A ESPAÑA?

Swami Sivadasananda estará en Madrid para impartir conferencias y talleres del 24 de mayo al 1 de junio en el marco del Festival de Yoga “Viaje hacia el sentido de la vida”, que contará este año con la presencia de Sri Venugopal Goswami como invitado especial y con Swami Durgananda.

También y dirigirá el Curso de formación de profesores de Yoga, que se celebrará en lacasatoya, Aluenda, Zaragoza, del 4 de agosto al 2 de septiembre y la Escuela  de verano para profesores de yoga del 19 al 30 de agosto.

Información facilitada por el Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta

www.sivananda.es | Tel.: 913615150
www.sivanandagranada.es |Tel.: 660288571
Centro afiliado Sivananda en Bizkaia | Tel.: 656716899

 

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular