¿Cómo iniciarse en la meditación?



Sri Sri Ravi Shankar define la meditación de la siguiente forma:

Una mente sin agitación es meditación.
Una mente en el momento presente es meditación.
Una mente que no duda, que no se anticipa es meditación.
Una mente que ha vuelto a casa, a la fuente, es meditación.
Una mente que se transforma en “no-mente” es meditación.

Es decir que meditar es simplemente un estado mental. Es una mente en el momento presente, sin arrepentimiento por el pasado, ni miedo, preocupación ni ansiedad por el futuro.

También podemos comprender de estas afirmaciones que meditar no es solo sentarse en loto y cantar OM, todos hemos meditado muchas veces a lo largo de nuestras vidas: al hacer algo que nos apasionaba, al estar con alguien a quién amábamos, en la naturaleza, cada momento en el que estábamos completamente con lo que estaba pasando, cuando el tiempo parecía volar, estábamos en estado meditativo.

Ahora la pregunta es: ¿Por qué aprender a meditar si lo hemos estado haciendo siempre?

Aprender una técnica de meditación nos permite entrar en ese estado de forma consciente, más a menudo. Estar en estado meditativo es agradable, placentero, descansan cuerpo y mente.

Si, meditar es un proceso placentero, no algo que alcanzar u otro motivo de ansiedad o de estrés, es un estado para disfrutar, sin importar si es “mejor o peor” al de ayer o al de otra persona. La meditación no se puede juzgar por la experiencia que creemos tener, es algo tan profundo, tan íntimo.

Meditar también es muy beneficioso para la salud, con más de 3.000 estudios científicos publicados, esto ya es de dominio público. En una era de ritmo acelerado, donde el estrés y la depresión están muy extendidos, el daño para la salud física y mental puede ser extremadamente alto.

Ahora sabemos que el estrés, la ansiedad y la depresión son determinantes en la aparición y desarrollo de un amplio espectro de enfermedades, meditar regularmente permite descansar más profundamente, que la actividad sea más dinámica. Aunque el descanso profundo y el dinamismo parecen ser valores opuestos, son realmente complementarios.

En resumen: la meditación es aceptar el momento presente y vivirlo con intensidad. Simplemente con este entendimiento y con sólo unos días de meditación puedes cambiar la calidad de tu vida.

¿Cómo empezar a meditar? Se puede comenzar con meditaciones guiadas (puedes escribir a info@elartedevivir.es para solicitar te envíen un pack de inicio) pero para poder profundizar tendrás que aprender con un maestro.

Sahaj Samadhi, que significa “meditación sin esfuerzo” en sánscrito – Nos dice Jesica – es una técnica ancestral para controlar el estrés y mejorar la salud cuyos beneficios están siendo comprobados por la ciencia médica actual. Esta antigua técnica ha sido adaptada a nuestros tiempos por el fundador de El Arte de Vivir Sri Sri Ravi Shankar, quien explica: “Meditar es el delicado arte de no hacer nada, dejar todo a un lado y ser lo que eres”.

Sahaj Samadhi es una singular combinación de simplicidad y profundidad. Este antiguo tipo de meditación proporciona un profundo descanso, combate el estrés, da claridad a la mente, aumenta la energía, mejora el rendimiento, fortalece la salud física y mental, favorece las relaciones y trae paz a la mente.

Los beneficios son rápidos, tangibles y acumulativos, y la práctica en sí misma es relajante y placentera.

Más información:
https://www.landpage.co/meditacionsahajsamadhi


Si te ha gustado, compártelo...








Deja una respuesta