¡¡¡Ya es posible Capturar la Luz Solar y “Enchufarla” al interior de la célula!!!



Todos conocemos los beneficios de la luz solar, nutriente esencial para la salud que aumenta hasta en un 86% el nivel de nuestra energía. Nuestras células captan la energía electromagnética procedente de la luz solar a través de unos BIORECEPTORES que se encuentran en nuestra piel y la utilizan a nivel energético gracias a la FOTOREACTIVACIÓN. Pero solo pueden absorber una mínima parte de esa energía ya que los fotones llegan hasta el ser humano de manera incoherente, desorganizada.

La luz solar es un nutriente esencial para mantener la salud, actúa sobre la respuesta inmune de las células, aumenta el número de glóbulos blancos o linfocitos, reduce los niveles de colesterol, disminuye la presión sanguínea, aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos, modifica los niveles de serotonina que interviene en los trastornos estacionales afectivos y del ánimo… La luz del sol aumenta hasta en un 86% el nivel de energía de los seres humanos.

A principios del siglo XX Albert Einstein estableció las bases de la física Cuántica y al final de ese mismo siglo, gracias a los esfuerzos de un equipo de investigadores liderado por el biofísico alemán Fritz Albert Popp se dieron a conocer sus trabajos sobre los BIOFOTONES y su relación con la comunicación celular, indicando de manera muy clara, la íntima correlación entre el ser humano y la LUZ CÓSMICA.

En el término BIOFOTON, “bio” se refiere a la fuente biológica de la emisión, y el “foton” es la partícula mínima de energía portadora de todas las formas de radiación electromagnética entre las que se encuentran la luz visible, los rayos X, la luz ultravioleta, , la luz infrarroja, las microondas y las ondas de radio, que se propaga de manera incoherente a la velocidad de la luz

Todos los seres vivos reaccionan ante la luz de un modo natural a través de la FOTOREACTIVACIÓN que es el mecanismo por el cual se mantiene el equilibrio biológico de la célula y que actúa como potencial energético poniendo en marcha sus procesos bioquímicos, y en el que intervienen sin lugar a duda los BIOFOTONES.

Sin embargo la mayoría de las RADIACIONES ELECTROMAGNÉTICAS CÓSMICAS que llegan a la superficie de la Tierra y a nuestra piel, fuente beneficiosa y saludable de energía para nuestra biología, para los campos magnéticos de nuestras células, NO SON RECIBIDAS por nuestro organismo ya que los fotones llegan hasta el ser humano de manera incoherente, desorganizada.

Buscando soluciones para alcanzar y aprovechar mejor esas radiaciones, es como nacieron los Filtros Bioluminis, dispositivos receptores / emisores de las ondas cósmicas, capaces de compactar y condensar esas radiaciones en paquetes coherentes que permiten aprovecharnos plenamente del fruto de la luz natural en el interior de nuestras células para conseguir así todos los beneficios y energía.

Se trata de unos pequeños dispositivos de 45 mm de diámetro y 5 mm de espesor que se utilizan a nivel terapéutico, confirmado por los ensayos realizados durante más de 20 años, en gabinetes donde numerosas personas con problemas de salud encontraron una solución cuando otras especialidades médicas no habían podido ayudarles.

Gracias a estos filtros la energía de los fotones es absorbida por nuestro organismo, llegando hasta la fuente receptora de la célula, es decir el ADN, el cual reorganiza sus propias defensas logrando estimular los procesos de autoreparación en el sistema biológico y re-dinamizando las funciones celulares.

Los Filtros Bioluminis transmiten una fuente energétca de forma natural, sin fuente eléctrica o electrónica ni tampoco sustancia biológica o química, utilizando el poder de la tecnología óptica para actuar en bioresonancia con el organismo.

“El sol emite permanentemente sus radiaciones y los fotones son sus vehículos de transporte. En el medio biológico las reacciones bioquímicas de las células son sometidas a la actividad atómica por el movimiento de los electrones alrededor del núcleo. Cuando un fotón percute a un electrón, ese electrón ‘salta’, por efecto de la estimulación, a una órbita superior para rápidamente regresar a su sitio de origen liberando una descarga de energía nueva. Y esas descargas de energía son las que favorecen o desarrollan la actividad celular” Jacques H. Mula, director de Bioluminis

La Tierra emite su propia onda electromagnética de polaridad negativa que actúa sobre los seres humanos. Esta carga, unida a otras muchas también de polaridad negativa (radiaciones transmitidas por aparatos eléctricos, electrónicos, imanes de media o fuerte potencia, algunos cuarzos radio activos) a las que también estamos expuestos, produce una saturación que provoca un desequilibrio celular y es origen de numerosas patologías.

Con la Terapia de Fotoreactivación celular a través de los Filtros Bioluminis, la energía absorbida de la luz natural se activa de forma inmediata por lo que sus efectos terapéuticos se perciben a los pocos minutos

La célula utiliza la energía electromagnética procedente de la luz solar absorbiéndola a través de unos BIORECEPTORES que se encuentran en nuestra piel y que captan los fotones.

Los filtros se colocan sobre la piel en esos bioreceptores y empieza un fenómeno de transferencia electromagnética, el dispositivo transmite sus ondas, de manera coherente, directas a la celula. Cuando el organismo se ha “recargado” de las ondas de las que carecía deja de absorber información y el filtro se inactiva. El control lo tiene el propio organismo.

Es una terapia simple, eficaz, cómoda de aplicar y recibir, y que genera resultados estables y duraderos. Realmente espectacular en muchas dolencias. Pudiéndose aplicar a cualquier persona, desde un recién nacido a un anciano. 

¿Luz solar enchufada directamente a la célula?

¡¡¡Sí es posible gracias a la TERAPIA de FOTOREACTIVACION celular con los Filtros Bioluminis!!!

Mª del Pilar Molina Ruiz
Lda. Psicología – Terapeuta Integrativa
Directora del Centro de Terapias “Casi Natural” en Madrid
www.casinatural.com pilar@casinatural.com
Cofenat nº 5086


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario