Entrevista a Ángeles Hinojosa – La maravilla de la reflexología infantil.



Pregunta: ¿Cuántos años llevas trabajando con niños y cuantas madres se han formado en su técnica?

Respuesta: Ejerciendo la reflexología, en general, llevo treinta y dos años, veintiséis de ellos dedicada a la formación. Aunque mi objetivo siempre fueron los niños, decidí especializarme en reflexología infantil hace dieciséis años. Hemos formado a más de dos centenares de monitoras-es que, a su vez, han llevado esta herramienta a un número incontable de madres/ padres.

P: ¿Qué diferencias hay entre la reflexoterapia podal aplicada a adultos y la que se aplica a los niños?

R: Básicamente es lo mismo. El mapa del pie, aunque a pequeña escala, es el mismo. Los puntos reflejos están situados en los mismos lugares y las reacciones y resultados son similares. Ahora bien, hay algunas cosas a tener en cuenta, entre otras que los pies de los niños/as son mucho más sensibles y receptivos que en el adulto, por ello la presión no puede ser la misma sino bastante más suave.

P: ¿Desde qué edades comienza a resultar efectiva en los niños?

R: Desde el principio, y siempre que lo necesiten. Uno de los problemas más tempranos que los padres suelen tratar con reflexología en sus bebés, con grandes resultados, son los temidos cólicos del lactante. Desde entonces y para siempre los niños y niñas tratados por sus padres con Reflexologia aprenden a vivir sintiendo que contienen en su cuerpo los recursos necesarios para la gestión de su salud. En definitiva, al tratarles personalmente, lo que hacemos es sembrar confianza en ellos.

P: Usted enseña un método a las madres y padres que promete estrechar lazos, por lo tanto, no hablamos solo de terapia física, sino de algo más…

R: Sí, partimos de la base de que los padres que escogen esta técnica para cuidar de sus hijos/as, son padres implicados a un alto nivel en su crianza. Un bebé atendido por sus padres cuando enferma, recibe el mensaje de que puede confiar en su organismo y en su capacidad de auto-curación. El niño o la niña recibe con ello: atención, confianza, amor…Los lazos que este contacto crea, ayudarán a sentar la base de unas relaciones entre el niño/a y sus padres, sus cuidadores, el entorno, la sociedad…, cuyos efectos beneficiosos se prolongarán a lo largo de toda la vida.

P: ¿Qué tipo de “patologías”, o disfunciones se pueden paliar con la técnica?

R: Es beneficioso en cualquier tipo de afección que se presente. Lo que consigue la técnica reflexológica es reequilibrar todos los órganos del cuerpo, ayudándoles a encontrar el ritmo correcto de funcionamiento. Además, lo más importante es que activa el sistema de defensas con lo cual, al organismo, le es más fácil combatir cualquier desarreglo que le afecte ayudando al cuerpo a recuperar su funcionamiento natural.

P: ¿Existe alguna contraindicación?

R: Te puedo decir que, en más de treinta años de experiencia con la técnica, nunca me he encontrado con un problema.

Sí hay una cosa importante a tener en cuenta: En niños, nunca se deben tocar los órganos reproductivos. Es esta una parte del organismo que es conveniente respetar (si no sufren ninguna alteración) hasta que los chicos y las chicas estén en la pubertad.

P: La base de la reflexoterapia es similar a la de la acupuntura, los meridianos de energía y su estimulación… ¿esa configuración sutil está plenamente constituida en los niños o se desarrolla a través de su crecimiento?

R: No puedo responderte a ciencia cierta. Es difícil certificar o negar que eso sea de una u otra forma. Por los resultados que se obtienen con los tratamientos, se podría decir que esa configuración ya está incorporada cuando nacemos.

P: Los principales problemas que quitan el sueño a los padres con sus bebés son los dolores “cólicos”, dolores dentales, alergias alimenticias, irritaciones cutáneas… ¿tienen solución o tratamiento paliativo con su técnica?

R: Esos y otros muchos tienen solución. Teniendo en cuenta que a través de los pies tenemos acceso a cualquier rincón del cuerpo, que lo que el trabajo consigue es devolver y ayudar al mismo a recuperar su correcta funcionalidad, todo se puede tratar, esperando tener los resultados más óptimos.

P: Cuéntame algún caso curioso, especial, destacable….

R: Los niños y niñas de nuestro tiempo, son consumidores en potencia para la industria farmacológica, reciben continuamente el mensaje de que tienen que ingerir productos para cualquier cosa que les afecta. Incluso por la televisión se les habla de las ventajas, y hasta de las excelencias de los fármacos. Los padres/madres y muchos profesionales de la medicina, nos olvidamos del poder de autocuración que los organismos contienen, confiando sólo en las píldoras, los jarabes… como remedio cuando algo no va bien.

Además, la reflexología podal es la única técnica que un niño o niña puede aplicar a otros o a si mism@. Un niño, no puede hacerse acupuntura, osteopatía, homeopatía…, pero sí puede cogerse los pies y sentir que es auto-suficiente para ayudarse a recuperar su salud. Esa sensación no tiene nada que ver con el mensaje que recibe cuando hay que darle cosas para tomar o que alguien, a expensas de él, tiene que tratarle. El solo hecho de asumir esa facilidad le dará una sensación de libertar y responsabilidad que cambiará su concepto de salud.

P: ¿Cuáles son las ventajas de convertirse en monitora de Reflexología Infantil?

R: En realidad, estamos colaborando con el cambio del concepto de salud en la sociedad trabajando con nuestros niños y niñas; además de la satisfacción personal de aportar a los padres una herramienta que les permite sentirse útiles en el momento en el que sus hijos e hijas les necesitan más que nunca.

Y, porque cambiar el concepto de salud en nuestros pequeños ayudándoles a sentirse sanos en lugar de enfermos, es algo que es posible y que todos, todas, tenemos el deber de conseguir.

Ángeles Hinojosa
La Violeta, por una infancia sana
www.lavioleta.org
Telf. 630 111 612


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario