El sistema de comunicación de los delfines aplicado a terapia. AROLO TIFAR



Aunque pueda parecer sorprendente, estos increíbles animales nos siguen abriendo vías de conocimiento y en este caso de sanación.

A finales del S. XX biólogos australianos, marinos, estudiaron el lenguaje y comunicación de los delfines, llegando a conclusiones sorprendentes. Mediante impulsos energéticos, estos mamíferos, son capaces de comunicarse a grandes distancias e incluso obtener datos de sus congéneres que van desde su estado de salud, el ánimo, la presencia de depredadores hasta el contenido de su estómago.

F.E. Eckard Strohm en 1991, tomando estos estudios como base y la antigua civilización de la Atlántida como modelo, redescubrió esta técnica curativa de diagnóstico y tratamiento denominada ATLANTIS AROLO TIFAR.

Nace como la “parte activa” del Reiki, y es su mejor complemento. Cuando una persona tiene alterada su salud por un problema o enfermedad, existe siempre una conexión entre la causa psicosomática o «causal» oculta y el cuerpo físico, el que nos «avisa» a través de los síntomas. El Reiki actúa del síntoma hacia la causa, y el AROLO lo hace a la inversa. Actúa incidiendo directamente en la raíz del problema, solucionando por consecuencia su sintomatología para que no se repita. Con él se trabajan aspectos físicos, energéticos, emocionales, mentales y espirituales; siendo éste último el gran olvidado por otras terapias, y abriéndonos un camino a solucionar los problemas en un plano superior de nuestra existencia.

Es una técnica de diagnóstico y tratamiento con la que se obtienen resultados sorprendentes en cortos espacios de tiempo. La imposición de manos en AROLO TIFAR no suele exceder los 5 o 7min. e incluso los terapeutas que la emplean en consulta alaban su efectividad a distancia (ya que estamos trabajando aun nivel energético) y el hecho de que el balance entre tiempo empleado, resultado y desgaste del profesional es muy positivo. La formación consta de varios niveles que dotan al terapeuta de las herramientas necesarias para trabajar en distintos planos. AROLO actúa holísticamente y no sólo en personas, sino también en animales y plantas; e incluso se puede emplear para limpiar lugares u objetos de energías negativas. Si tú, como terapeuta, incorporas el AROLO TIFAR a tu vida también notarás grandes mejoras: tu energía irá mejor dirigida, tus objetivos serán más claros, disfrutarás de un entorno más limpio, en conclusión, te hará la vida más fácil.

La energía curativa canalizada de estos terapeutas llega a ser muy alta; y cuando el terapeuta está preparado, puede realizar el tratamiento con cristales de cuarzo y amatista «codificados» que han sido anteriormente programados para actuar en los diferentes planos afectados del cliente. Se colocan en determinados puntos en el cuerpo del paciente, en lugar de la imposición de manos y le conducen a restablecer el equilibrio perdido, armonía y un aporte energético para conseguir la sanación.

Es dar un paso más allá del Reiki, con formaciones avaladas por la Asociación Española de Reiki, que nos permiten canalizar una gran cantidad de energía de forma terapéutica, de forma presencial y a distancia, con el objetivo concreto de sanar el origen de un problema.

Elisenda Gatell Álvarez
Psicóloga holística, terapeuta y profesora de Atlantis Arolo Tifar, Ángeles de Atlantis y Sanación Activa en Centro Sol
www.centro-sol.com


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario