¿Te atreves a vivir?



La vida puede ser un camino apasionante si se sabe cómo recorrerlo. Hay quiénes lo andan con una pesada mochila, replanteándose constantemente el volver atrás; otros viajan mucho más ligeros, motivados por una meta idílica y lejana; y, algunos pocos, caminan por el simple goce de andar, disfrutando de cada paso.

En realidad, la diferencia no está en el camino, sino en cómo lo afrontamos.
Y tú, ¿con qué actitud te identificas? ¿vives con gozo el aquí y el ahora?

PREPARÁNDONOS PARA LA GRAN AVENTURA: LA VIDA

Antes de emprender su ruta, el montañero/a se prepara en todos los sentidos: busca un mapa topográfico de la zona; marca los puntos más difíciles; busca posibles refugios a lo largo del camino; prepara concienzudamente su mochila; revisa el material técnico; etc. Todo ello, antes de dar un sólo paso. ¿Por qué? Porque todo recorrido complejo requiere de una serie de pasos previos, es decir, de un entrenamiento.

En el camino de la vida sucede lo mismo. De nada serviría lanzarnos a la aventura si antes no nos hemos preparado lo suficiente, es decir, si antes no hemos entendido y asimilado cómo podemos ser felices en cada paso que demos, aquí y ahora.

Lo importante no es la longitud del camino que debamos recorrer, sino nuestra actitud y nuestra sabiduría. Y ambas vendrán determinadas por nuestro grado de auto-conocimiento.

El auto-conocimiento nos permite descubrirnos y dejar de confundirnos con lo externo, con lo superficial. Descubrir nuestro “yo” en el aquí y el ahora, nuestra esencia más allá de lo simplemente físico, emocional o mental. Al saber quiénes somos, podemos mantener nuestra paz en todo momento y en cualquier circunstancia: lo externo no nos hace dudar porque sabemos que nuestro valor está dentro, al margen de lo que ocurra fuera. Centramos toda nuestra energía en lo interior, en lo nuclear y así comprendemos lo realmente importante: ¡vivimos el significado profundo de la vida!

SER CONSCIENTE DEL CAMINO

El auto-conocimiento, sin embargo, no es un objeto que podamos meter en nuestra mochila sin más. Surge tras realizar un trabajo serio y tras una profunda necesidad de conocernos, de comprender quiénes somos y saber cómo expresarnos. Si esta llamada no se produce dentro de nosotros, no podemos forzarla.

Sin embargo, muchas personas sí oyen esa llamada y la siguen. Entonces empiezan a dejar atrás la ignorancia y el sufrimiento en el que mucha gente vive. El trabajo interior se revela para aquellas personas que ya no quieren sufrir más.

Pero, ¿qué hay de ti? ¿Te apetece? ¿Es ahora tu momento?

Si deseas emprender este hermoso camino de auto-conocimiento deberás tener presente que, actualmente, existen muchas propuestas de cursos. Escoge aquella que te llame el corazón, pero asegúrate que ofrece un camino serio, comprobado y auténtico. Así, como en una excursión al monte, evitarías los mapas inexactos, evita los cursos que prometen mágicamente tu transformación de la noche a la mañana y los que carecen de seriedad.

Dada la gran cantidad de oferta, es más importante que nunca tener algunos criterios de selección.

Uno de los más prácticos es observar si promueve la experiencia directa y la verificación de los contenidos que se enseñan. Sólo podemos aprender lo que vivimos y es inútil cambiar un conjunto de creencias por otro, si no pueden comprobarse. Por lo tanto, escoge cursos que ofrezcan herramientas concretas y útiles para el día a día.

Otro criterio importante, es que ayude a las personas a ser autónomas y a desarrollar todas sus potencialidades, a responsabilizarse de la propia vida y dejar de ubicar la culpa en el exterior. Así se empieza una verdadera transformación vital, cuando nos hacemos cargo de nuestra propia vida.

Por lo tanto, huye de cursos que prometen cambios de la noche a la mañana o en los que hay que creer ciertos dogmas de fe que no se pueden comprobar.

Con estos criterios, te será algo más fácil decidir si un curso merece, o no, tu confianza. Pero una vez hayas descubierto uno que te llegue al corazón, ¡implícate y llega hasta el fondo! El premio no tiene precio.

TRANSFORMAR TU VIDA

En tus manos está decidir si emprendes, o no, este viaje apasionante hacía el auto-conocimiento. Lo que sí tengo claro, por propia experiencia, es que puede cambiar, y mucho, el peso que llevas en tu mochila y la forma de andar por el camino de la Vida.

Te animo a realizar un trabajo profundo de auto-conocimiento. No importa que no sea el curso que yo imparto en Aula Interior (www.aulainterior.com), o en otro curso. Lo importante es implicarse en un curso serio y sólido y hacerlo de forma consciente para vivir felices aquí y ahora.

Ofrécete la oportunidad de crecer, de buscar dentro de ti y comprobar cómo, entonces, la vida se transforma positivamente. Si tú cambias, todo cambia.

Daniel Gabarró
Sherpa espiritual, creador de Aula interior.
info@aulainterior.com


Si te ha gustado, compártelo...