Sutras, Textos de enseñanza



Cuando escuchamos hablar de los Sutras en el Budismo, debemos entender que estos se refieren a un manual o bien un texto, pero estas deben ser consideradas enseñanzas puras y no simples frases, literalmente la palabra en sanscrito quiere decir “hilo o línea que mantiene las cosas unidas” ya que los originales, aun conservados, estaban escritos en hojas de palma cocidas por un hilo, como los rollos del mar muerto en Qumrán, que también se conservaban en piel de animales, usando claro está, otra forma de conservación. En el jainismo el Sutra hace referencia a los sermones del sabio Mahavira contenidos en los Agamas; en el linaje Brahmán se decía que cada clan familiar debía poseer un Sutra o texto sagrado apreciado por la familia en el camino del aprendizaje y conocimiento de sus ancestros. En la antigua India los sutras eran textos memorizados por los estudiantes que solo algunos fragmentos eran llevados a su conservación, pero en el Budismo se refiere a las escrituras canónicas orales enseñadas por el Siddhartha Gautama o Buda, las cuales se conocen como Sutras Pitaka.

Como no era costumbre la escritura, la recopilación de los sutras, fue entre el siglo I- II d.c. cuando comenzaron a escribirse, lo cual gracias a eso se propagó por Asia Central, China, Corea y Japón. Dentro de los sutras más importantes encontramos el del Loto, Diamante, del corazón. Ya que estos entregan las enseñanzas más puras, escritas en sanscrito con una filosofía sobre la convivencia, coexistencia sustentada en la convicción de que todos los seres humanos podemos lograr vibrar de una forma diferente, reconectándonos con nuestro espíritu al escuchar o leer, reflexionar solo lo leído y sobretodo colocarlo en práctica.  Algunos fragmentos más importantes de estas enseñanzas son:

  • “El necio duerme como si ya estuviera muerto, pero el maestro está despierto y vive para siempre, él te observa, tiene claridad”. Este Sutra nos habla que todo está dentro de nuestro propio interior y corazón pero que necesitamos aprender a escuchar y observar. Al hacerlo nuestra menta se va ir esclareciendo, debemos ser sabios y observar, no hablar, solo observar y aprender. Ya que una mente en silencio es una mente serena.
  • “Es dulce vivir arduamente y ser dueño de ti mismo”. Lo que realmente nos enriquece es todo lo que ponemos en el empeño y de corazón, la vida hay que vivirla no mirarla, vive tu propia vida y no la de los demás. ¿Subirías a la cima del Everest en helicóptero? Puede ser más fácil pero no será más placentero.
  • “En este mundo el odio nunca ha disipado al odio, solo el amor disipa al odio. Esta es la ley, ancestral e inagotable”. Si meditamos en el amor y la compasión vencemos la oscuridad, hay que desligarse de los sentimientos de rabia, egoísmo, enojos absurdos y negativos. El amor es el deseo y la aspiración de que todos debemos alcanzar la felicidad, la compasión es el deseo y la aspiración de que todos podemos liberarnos del sufrimiento. Debemos aprender a desarraigarnos del odio de nuestro interior y eliminarlo por completo.
  • “Una mente más allá de los juicios observa y comprende”. No somos los dueños de la verdad, no hay que juzgar, no entremos en consideraciones de lo que está bien o mal, porque si comienzas a cuestionarlo entonces te dividirás. Debes tener una actitud de atención consciente, observa ambas aristas pero no elijas, si estamos constantemente indicando que algo no me gusta, me gusta, me es indiferente, etc. finalmente somos prejuicios de todo lo que nos rodea, si no nos aferramos a ese juicio externo seremos más libres y vibraremos de mejor forma hacia el amor infinito.
  • “Tú también pasarás una mejor vida ¿Cómo puedes pelearte?”. Nuestra existencia es corta y no sabemos cuándo termina, debemos comenzar a usar mejor el tiempo y energía en ganar felicidad que estar enojados, no se pelea por la carne cuando se tiene el corazón enaltecido. ¿Qué ganas con desperdiciar tus energías en una pelea o discusión?
  • “Con amabilidad supera la ira, con generosidad supera la mezquindad, con la verdad supera la decepción”. Debemos siempre transformar lo negativo en positivo, si vibramos negativamente atraemos cosas negativas a nuestra vida, es por ello que debemos ser conscientes y vibrar en el amor, atraer lo positivo, la felicidad, la abundancia. Aunque el mundo este constantemente empujándonos a lo negativos, debemos ser inteligentes, darnos cuenta de la energía que queremos seguir. Primero analiza y aprende, así evolucionamos como seres humanos.
  • “Controla tus palabras”. Si bien la mente está llena de palabras y estas se activan cuando estamos más eufóricos como siempre se ha dicho una palabra daña más que un golpe, debemos pensar y hablar lo mínimo, ser concreto, pensar antes de opinar, debes valorar antes lo que vas a decir tenga sentido. Las palabras son poder y así como puedes dañar puedes entregar tranquilidad, amor y confort. Si no tenemos algo enriquecedor que decir, mejor estar callado.
  • “controla tus pensamientos que viajan por el universo”. Los pensamientos viajan a la velocidad de la luz, son un caos y a veces son desafortunados, nuestros pensamientos son los verdugos, por ello debes pensar solo cuando quieras hacerlo, aprende a estar conectado pero también a desconectar, observa y vive.
  • “Todo surge y desaparece. Pero quien despierta, lo hace para siempre”. Hay dos formas de vivir una es cayendo en amargura o creciendo a la evolución, caer es fácil basta con ser obediente y seguir las masas, pero crecer es difícil, para crecer hay que desobedecer y vencer a nuestro mayor enemigo, el EGO, vencerse a uno mismo para poder evolucionar. Tenemos que emprender el camino correcto y lograr conocernos desde nuestro interior hacia el exterior, vive tu propia vida, pero vívela bien.

Nicolás Benedetti Ariza
Presidente Federación Iberoamericana de Reiki
Director Sociedad Chilena de Reiki
www.Federacioniberoamericanadereiki.com
www.Sociedadchilenadereiki.com


Si te ha gustado, compártelo...