No quiero éxito



Con todo el respeto, no quiero éxito. No quiero el éxito que nos han enseñado: Tener éxito, triunfar, es conseguir objetivos materiales, y con ellos, nos sentiremos bien y felices. No quiero eso, porque es mentira.

Nos han enseñado que debemos afrontar una situación de acuerdo con lo que nos interesa, para así, con la mayor eficiencia, conseguir lo que queremos. Y lo vemos como algo obvio.

Pero esto no nos hace felices, más allá, de la satisfacción temporal y casi momentánea de haber conseguido un objetivo, que muy pronto, es superado por la nueva necesidad de lograr otro, y así sucesivamente, de forma insaciable, nunca tendremos suficiente.

Actuamos con una mente esclavizada, sometida, condicionada, muy limitada, afrontemos las situaciones con un condicionamiento mental previo; logar el éxito. Y reaccionamos ante todo aquello que, entendemos, va contra nuestros objetivos.

No quiero este éxito, no quiero un mundo de fracasados, que compran éxito, con una mente tan condiciona, es decir; tan limitada.

La alternativa, no es tan complicada, ni tan difícil, basta con liberarnos de la mente condicionada, actuar de forma más intuitiva, sin condicionamientos mentales previos, desde la conciencia del momento presente, si actuamos así, comprobaremos que nuestras acciones resultan ser mucho más efectivas. Pero contiene el ingrediente más temido y peligroso para los que aparentemente poseen todo el éxito y nos lo quieren vender; la libertad.

Una de las vías más beneficiosas para conseguir esta libertad es: dejar de ser esclavo de la mente y así ser dueño de tu propia vida, es visualizar sus ventajas, sin caer en el autoengaño. Esto no es fácil, ni cómodo, requiere mucha fuerza de voluntad, pero el premio, merece la pena.

Si simplificamos, y siempre es bueno hacerlo, podríamos decir que se trata de elegir, al fin y al cabo, si la vida es apasionante, es porque es una elección permanente, por eso: Sé tu el que elije, y asume las consecuencias.

Elije. ¿Qué quieres? ¿Una casa más grande, un coche más nuevo, más dinero en el banco? O, vivir con más significado, con más alegría, con más satisfacción. Elije y, cuando lo hayas hecho, enfoca tu mente y tu alma a lo que tú de verdad elijas. Y algo superior al éxito, tendrá lugar.

Además, el llamado “éxito”, obviamente engorda el ego, conforma una identidad dependiente de él, y genera un enorme apego, todos ellos ingredientes perfectos para un dolor emocional prolongado.

Y aunque pretendamos engañar a los demás, burdamente, mostrando nuestros trofeos de éxitos, intentando engañar a los demás, simulando ser una persona feliz, y plagada de éxitos, tal vez lo logremos, pues se puede engañar a los demás, pero no a uno mismo y todo intento por cambiar, mejorar, sanar… Será impedido, saboteado, por tu inconsciente, y no podrás impedirlo. Conviene saberlo.

Por eso decimos que quermos “desconectar” con este y otros modelos, sin traumas, sin dejarlo todo, si es encesario, porque sea mi via de sustento, o porque me guste, o porque no tenga más remedio,  puedo seguir haciendo las mismas cosas, pero, con libertad interior, con respeto a todos los planteamientos, teniendo el mio propio, ya se sabe que la sabiduría que guarda cada persona, siempre suena algo necio al oído de los demás, no me importa.

Este es el significado de nuestro “desconectar” y es lo que pretendemos en nuestros programas veraniegos “desconecta frente al mar”, disfrutando, y haciendo lo que nos gusta, como yoga, diversos talleres, músicas, excursiones, recibiendo masajes, compartiendo comidas sanas,  con atención personalizada, en grupos pequeños y acogedores, haciendo en cada momento sólo lo que nos apetece, sin forzar, conociendo a otras personas similares y haciendo nuevas amistades y, lo más difícil, conociéndonos a nosotros mismos un poco más.

Juan coordina los programas en:
www.vacacionesdesconecta.com
Tel. 619 718 932

Disfruta de la experiencia de DESCONECTAR frente al MAR!!
Yoga, Talleres, Excursiones, Música, Nuevas amistades y mucho más.


Si te ha gustado, compártelo...