Hipnosis para descubrir un asesinato: El experimento MARMELLAR

#Publicidad

Es posible que la hipnosis sea una llave que va bien para muchas puertas. El experimento que realicé con mi grupo habitual de trabajo es una experiencia que denominamos MARMELLAR,  y se debe a la investigación realizada en la aldea perdida del mismo nombre, concretamente, en las ruinas de una iglesia.

En el año 1993 se encontró el cuerpo semidormido y medio calcinado de una joven morena a la que las pruebas periciales no pudieron identificar.

En los archivos de huellas dactilares no se encontró el menor rastro, lo que induce a pensar que, tal vez, esta persona no era ni española, ni europea y, al no haber banco de datos, puede que se trate de alguien de un país del tercer mundo. Además, en esas fechas, no hubo ninguna desaparición denunciada que pudiera tener relación directa con el caso.

El lector se preguntará: ¿qué tiene esto que ver con la hipnosis?

Sin lugar a dudas, mucho más de lo que pueda parecer. Al estar en estados de sugestión y, por consiguiente, en estado de fuerte percepción, los sujetos en estado hipnótico pueden aumentar su potencial intuitivo, perceptivo y telepático. Desde hace muchos años me dedico a observar y trabajar una nueva disciplina: la arqueología psíquica. En muchos viajes la gente que he observado, ha tenido diferentes “déjà vu”, ha manifestado que conocía o había estado allí en otra época. Esto lo he comprobado en Italia, Grecia y Egipto, por citar algunos países.

Muchos especialistas señalan que puede ser debido a una asociación de ideas u otros factores asociativos, pero cuando el sujeto explica algo de historia antigua, que no tenía ninguna posibilidad de saber y además, no es siquiera un experto, sino un profano, aparecen unos interrogantes que me hacen pensar en una comunicación del entorno, es decir, que los sujetos (y sobre todo en trance) pueden percibir acontecimientos de otro momento, al de su presente. Esta información puede parecer arriesgada pero la he experimentado a fondo en estos últimos veinticinco años. El ser humano es extraordinariamente complejo y los mecanismos por los que funciona esta percepción, todavía están en fase de investigación, mientras tanto lo que funciona son los hechos.

Volvamos a Marmellar. El crimen de una desconocida no trajo más expectativas y pasó el tiempo sin que se supiera nada. Al cabo de seis meses de los hechos, fui con mi equipo de trabajo a observar el lugar y, si era posible, investigar. Esta aldea se encuentra cerca de Villafranca del Penedés, un pueblo de la provincia de Barcelona, conocido, entre otras cosas, por sus vinos.

El equipo estaba formado por 15 personas, la mayoría ex alumnos de mi escuela y algunos compañeros de profesión. He de decir que el acceso es algo complicado, ya que hay que subir una pronunciada cuesta. Al llegar al lugar nos sorprendió encontrar restos de la labor policial, guantes de plástico y cintas de limitación de paso esparcidas por el suelo; continuamos siguiendo la crónica de los hechos para situarnos en el lugar exacto y una vez allí, colocamos las cámaras de video y expuse las claves para investigar: colocar a tres voluntarias (chicas por la afinidad del cadáver hallado) en un estado de trance que les permitiría contactar con la realidad pasada. El lugar era muy impactante, hacía bastante frío y como toda ruina, parece que predispone a una manifestación espectral.

La primera de las sensibles (E.A.) entró rápidamente en trance, empezando a jadear y convulsionarse, llevando sus manos al pecho en señal de dolor. Acto seguido, cayó al suelo y al verla sufrir paré el trance, la recuperé y le pregunté, ante los ojos atónitos de todo el grupo. Manifestó que sentía que estaba con alguien conocido discutiendo y que sintió que le clavaba un cuchillo.

Las otras sensibles manifestaron una historia similar y nadie del grupo sabía la causa de la muerte, nos enteramos mucho después. Está claro que el potencial psíquico había conseguido contactar con la escena final del suceso, eso nos despertó las ganas de seguir investigando y conseguir contactar con la realidad oculta, que sigue siendo muy fascinante.

Era mi primer ensayo, después vendrían más.

Ricardo Bru, técnico en el método FLASH BACK aplicado contra la ansiedad y el estrés.
PERITO en hipnosis y técnicas de sugestión inscrito en A.N.T.P.M. con el número P58-3006.
www.blancama.com

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular