El agua que bebemos diariamente… ¿Qué impacto tiene en nuestra salud?



Todos hemos escuchado la importancia de beber una buena agua, que nuestro cuerpo tiene un 70% de la misma, etc. La mayoría, o bebemos agua embotellada, con el riesgo de consumir disruptores endocrinos procedentes del plástico en el cual está envasada, o bien agua del grifo que, dependiendo de la situación geográfica, tendrá diferente sabor y cualidades. Sin embargo, en nuestro país es obligatorio el uso del cloro como desinfectante, este producto químico nos ayuda a eliminar muchos problemas de salud vinculados a virus y bacterias presentes en el agua, pero también nos perjudica el pelo, la piel, la flora intestinal, etc.

Una vez tomamos conciencia de la vital importancia que tiene el agua en nuestra salud diaria, tenemos que elegir cual es la opción más aceptable para nuestros bolsillos. Miles de vendedores intentaran convencernos de que su producto es el mejor para nuestras necesidades.

¿No es extraño cómo un producto de primera necesidad tenga tan pocos estudios científicos que respalden los efectos de un determinado tipo de agua? Como no se puede patentar, ningún laboratorio invertirá una cantidad importante de dinero para demostrar nada, es un campo que se queda libre para los encantadores de serpientes, cada uno diciendo un disparate más alto que otro, alejados del campo racional y científico, siempre en busca de las altas comisiones que dejan los productos que venden, con demostraciones de este, muchas veces, carentes de la mínima ética profesional. La demostración científica de un producto o tecnología, lejos de ser perfecta, es la mejor opción para aquellas personas que quieren mejorar la salud de una manera seria.

Existen algunas empresas que se toman en serio el desarrollo científico de su producto o tecnología, sabiendo que, aunque sea lento y costoso, es la única manera de ofrecer una mínima garantía de un efecto real en nuestro organismo. Otras invierten grandes cantidades en marketing, en vender humo bien envuelto y presentado, pero nunca dejará de ser humo, y muchos de nosotros caemos rendidos a sus cánticos una que otra vez. Por suerte, los consumidores cada día estamos más despiertos y alertas, ya vamos conociendo quien es quien, por muy bien envuelto que nos lo vendan y nos lo arropen con los influenciadores de turno.

En el campo de los productos naturales existen varias empresas comprometidas con la investigación científica. Después del descrédito al que fue sometido el sector por varios medios de comunicación y algunos colectivos, no queda más remedio que demostrar las cosas por dicha vertiente, yo mismo era una persona excesivamente confiada, pero los años nos hacen madurar como el buen vino, ahora procuro someter mis elecciones al lado racional, además del intuitivo. El equilibrio es clave en esta área.

Llevo más de 30 años de mi vida investigando en el campo de la salud y la calidad de vida, sobre todo muy centrado en el agua. Desde mi primer viaje a Japón, hace ya unos 25 años, quede impactado de cómo este país, ejemplar en muchos aspectos, prestaba tanta atención científica a un tema tan abandonado en nuestra cultura como es el agua. Tuve la suerte de conocer a grandes científicos, visitar hospitales en donde trataban a los pacientes con enfermedades tan diversas como cáncer, diabetes, soriasis, dermatitis, artrosis…, con medicamentos convencionales y con agua, mi sorpresa fue mayúscula…, imaginaos, hace 25 años, en el país más longevo y uno de los más avanzados del mundo, me quedé sin palabras. A partir de ese momento empecé a investigar y a leer a muchos expertos a nivel mundial, todos ellos con un denominador común, que lo que comes y lo que bebes en tu día a día influye de una manera impactante en tu salud y calidad de vida.

Es por ello por lo que soy asesor de Alkanatur, poniendo así mi granito de arena para que dicha empresa invierta el máximo de sus recursos en demostrar, científicamente, que el agua es el elemento más importante a la hora de preservar nuestra salud. Esta empresa es, a pesar de su pequeño tamaño, la compañía que más invierte en estudios científicos sobre el tema del agua a nivel mundial. 

Actualmente tiene varios convenios con varias universidades estatales, con lo que además de contribuir a apoyar que nuestros magníficos científicos no tengan que salir fuera de nuestras fronteras y se lleven para otros países su talento, ayuda a investigar cómo el agua nos puede ayudar a prevenir y mejorar problemas de salud tan diversos como cáncer, problemas cardiovasculares, óseos, etc., todo ello con la ayuda inestimable de los miles de clientes fieles a la marca, además del compromiso de algunos de los científicos que realizan dichos estudios. En los próximos meses daremos a conocer los resultados. Quiero concluir con las palabras de una de las principales investigadoras.

“Tras realizar este estudio, los científicos que colaboramos, hemos sido los más sorprendidos por la magnitud de los cambios observados, estamos acostumbrados a ver qué tal cosa o tal otra empeora o mejora algo un poquito…, aquí no había poquitos, eran cambios muy dramáticos y claros, que evidencian la importancia del agua, de una buena agua en nuestras vidas”

Alkanatur
www.alkanatur.com


Si te ha gustado, compártelo...