Duerme 8 horas seguidas gracias a la liberación prolongada de los microgránulos naturales



Tras observar las consecuencias de la privación del sueño, se hace evidente que este es indispensable para el correcto mantenimiento de las funciones de aprendizaje, de memorización y adaptación a circunstancias nuevas. Además, juega un papel indispensable en el estado de bienestar durante el día.

Trabajos recientes sugieren que dormir permite mantener las conexiones entre las neuronas (sinapsis), consolidando así la memoria innata y la memoria adquirida. El sueño favorece por tanto la asimilación, el almacenamiento y la organización de nuevos conocimientos: estos procesos necesitan que el cerebro cese de recibir estímulos externos.

Otra función del sueño podría ser el descanso del organismo, o al menos la reducción de sus reservas energéticas, y la reconstitución de las reservas de energía metabólica (glucógeno contenido en el hígado). Otros sistemas se benefician de este “reposo”: por ejemplo, el sistema cardiovascular.

En los niños, el sueño tiene un papel decisivo en la maduración del cerebro y es necesario para el aprendizaje: en efecto, la densidad de las conexiones en ciertas regiones del cerebro es proporcional a la cantidad de sueño profundo. Además, es importante para su desarrollo ya que la hormona de crecimiento se segrega esencialmente en el transcurso del sueño profundo.Un sueño de mala calidad se traduce en:

  • Dificultades para dormir: la persona tiene dificultad para relajarse, con muchos pensamientos y preocupaciones que surgen en el momento de acostarse, además de despertarse varias veces durante la noche.
  • Dificultades en la segunda mitad de la noche, con la impresión de dormitar a partir de las 4 o las 5 de la madrugada. En casos de estrés, los trastornos del sueño se traducen principalmente en desvelos precoces en mitad de la noche.
  • Un despertar precoz por la mañana. Probablemente, el insomnio es en este caso el primer signo de enfermedad depresiva.

La ansiedad, el estrés y la depresión son los causantes de más de la mitad de los insomnios. En el resto de los casos, se produce por una higiene de vida incorrecta o por causas medioambientales: un ritmo de vida irregular o un entorno ruidoso, por ejemplo, desestructuran el sueño.

Ocasionales o transitorios, los trastornos del sueño están ligados a un evento particular o a un entorno perturbador. Crónicos o evolutivos a lo largo del tiempo, sus causas son a menudo psicológicas. Las causas psicofisiológicas aparecen generalmente después de un período de insomnio, cuya causa era conocida. Sin embargo, cuando la causa desaparece, el insomnio persiste por un mecanismo de condicionamiento que se auto mantiene principalmente por el miedo a no poder dormir.

Los trastornos del sueño tienen siempre una repercusión sobre la calidad de vida y la salud: cansancio, irritabilidad, cambios de humor, pérdida de memoria o de la concentración, depresión, etc. (Fuente: Instituto Nacional del Sueño y de la Vigilia).

=> Elige la fitovitalidad y lucha contra los trastornos del sueño con:  

1. ESPINO: PARA UNA ACCIÓN SEDATIVA SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El espino ha sido utilizado desde la Antigüedad por los médicos de la Grecia antigua, así como en la medicina tradicional china. En Europa, se recomienda su uso para tratar los problemas cardíacos, los problemas de ansiedad menor y el insomnio que puede derivarse.

El espino es de hecho un ”cóctel” de flavonoides en el que la hiperoside y vitexina actúan como reguladores del ritmo cardíaco, disminuyendo las palpitaciones y la percepción exagerada de los latidos cardíacos en personas ansiosas y nerviosas.

Al reducir estas palpitaciones, el espino tiene una acción sedativa sobre el sistema nervioso central. La sinergia de sus diferentes componentes permite así luchar de forma global y eficaz contra los estados de nerviosismo, irritabilidad y ansiedad, y todo ello sin efectos secundarios indeseables (a diferencia de otros medicamentos sintéticos) (1).

2. TORONJIL (MELISA): CALMANTE Y ANXIOLÍTICO

El toronjil, también conocido como melisa, se ha cultivado desde siempre por sus virtudes calmantes y sus propiedades digestivas. Las organizaciones de salud actuales reconocen el uso del toronjil para “aliviar la tensión nerviosa, la agitación e irritabilidad, o en los casos de trastornos del sueño ligados al nerviosismo”. De esta forma, permite regular de manera efectiva el flujo nervioso y, por lo tanto, reducir los efectos del estrés, de la ansiedad y de la angustia.

Algunos estudios han demostrado que sus propiedades están inducidas por la presencia de principios activos como los aldehídos terpénicos. Estos tienen efectos reconocidos sobre el estado emocional y psíquico, responsable de la mayoría de los problemas de insomnio.

3. ESCHSCHOLZIA: SEDATIVA E HIPNÓTICA

Más conocida bajo el nombre de Amapola de California, la eschscholzia es un sedativo y ansiolítico natural. Este hipnótico calma a los adultos y a los niños, permitiendo dormir más rápido y reducir los despertares nocturnos y las pesadillas. Combate el nerviosismo, el estrés, y la ansiedad leve, causante de las palpitaciones o sensaciones de opresión, sin provocar efectos secundarios.

Debe sus virtudes principalmente a los diversos grupos de alcaloides que contiene. Se ha demostrado, en ratones, que el extracto acuoso o hidroalcohólico de la Amapola de California es ansiolítico en dosis pequeñas, con un efecto deshinibidor, y sedativo en dosis más fuerte, además de tener un efecto análogo a un tranquilizante menor del tipo benzodiacepina. Los ensayos clínicos con personas confirman en general el poder sedativo, ligeramente hipnótico y ansiolítico, de los extractos acuosos o hidroalcohólicos de la Amapola de California.

4. MATRICARIA (o camomila alemana): RELAJANTE Y SEDANTE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce el uso médico de la matricaria para tratar la dispepsia (sobre todo los espasmos y las inflamaciones del tubo digestivo), pero también su capacidad para aliviar la agitación nerviosa y los riesgos de insomnio que provoca:

  • Debido a su concentración en mucílagos, que apaciguan las irritaciones de las mucosas gástricas y le confieren una eficacia real contra los problemas digestivos, así como las menstruaciones dolorosas. Se dice además que la matricaria es la planta de los problemas femeninos.
  •  Debido a la presencia de flavonoides, como la apigenina, que provocan efectos calmantes sobre la agitación nerviosa y los síntomas depresivos (como el insomnio). Un estudio realizado por la Universidad Center de Pensilvania (2) ha indicado que “administrar” un extracto estandarizado de matricaria, que contiene 1,2 % de apigenina, a pacientes que sufren problemas de ansiedad demostrados, permite una disminución significativa de los síntomas en comparación con los pacientes que tomaron placebo.

5. TILA: ANTIFATIGA “NERVIOSA”

Esta planta influye en el equilibrio nervioso gracias a sus virtudes antiespasmódicas, calmantes y sedativas. Está compuesta principalmente por flavonoides y un principio activo, el farnesol, que es el origen de gran parte de sus propiedades. En efecto, este compuesto está relacionado con los receptores de las benzodiacepinas presentes en el cerebro, los mismos receptores que se encargan de los medicamentos o sustancias ansiolíticas, con menos efectos secundarios y mayor asimilación.

El efecto relajante de la tila se observa también en el sistema digestivo, por lo que puede ser muy útil para calmar los espasmos estomacales. Además, la albura (una parte de la corteza) del tilo está recomendada para mejorar la salud del hígado, disminuir el riesgo de cálculos biliares y las flatulencias.

Recientemente, algunos estudios han demostrado que la tila aumenta la resistencia no específica del organismo, lo cual la convierte en un excelente remedio contra la gripe y los resfriados.

LA SINERGIA DE ESTAS 5 PLANTAS ES ESENCIAL PARA UNA ACCIÓN GLOBAL Y EFICAZ

Cada una de las plantas arriba descritas posee activos con propiedades específicas. Si bien estas se parecen las unas a las otras, es importante destacar que, para obtener una acción eficaz y específica, es necesario “asociarlas”. Solo un complejo compuesto por todos estos activos permitirá luchar contra el conjunto de trastornos relacionados con el sueño, actuando a diferentes “niveles”.

Por otra parte, si bien podemos encontrar numerosos complejos en los extractos secos de una o varias de las plantas arriba citadas, pocos proponen mezclas diseñadas para una eficacia máxima con una acción sinérgica. En efecto, la sinergia de los activos es una información complementaria que se le da al cuerpo, y esta dicta dónde y cuándo deben actuar los activos, sin producir interacciones entre ellos.

Hoy te proponemos un complejo 100 % natural: 

  • Está compuesto por una mezcla específicamente diseñada de extractos secos de toronjil, espino, eschscholzia, matricaria y tila,
  • Permite luchar eficazmente contra el insomnio y recuperar un sueño reparador,
  • Ayuda a recuperar rápidamente una mejor calidad de vida
  • Y esto sin efectos secundarios al despertar (dolor de cabeza, dificultad para despertarse, somnolencia, disminución de los reflejos, etc.) y sin generar dependencia,
  • Es completamente biodisponible,
  • Biocompatible, respeta el organismo y actúa en profundidad sobre su vitalidad,
  • Fruto de las últimas innovaciones galénicas, se presenta bajo forma de microgránulos “de liberación programada” con el objetivo de garantizar una liberación gradual de los activos desde el momento de dormirse y durante toda la noche.

PÍDELO AQUÍ


Si te ha gustado, compártelo...