Cómo entrenar tu cerebro con la última tecnología para la meditación



Hoy es posible entrenar y desarrollar tu cerebro, entrar en estados profundos de meditación, relajación, eficiencia y creatividad; estimular las distintas partes del cerebro gracias a tecnologías de neurofeedback y electroencefalogramas para uso personal.

Estas tecnologías y métodos, antes muy caros y complejos, hoy están ya al alcance de todo el mundo.

Imagina que pudieses conocer en cualquier momento como funciona tu cerebro y poder, gracias a ese conocimiento, aprender a modificar tus estados mentales para mejorar tu salud, tu atención y tu realidad.

La tecnología de Neurofeedback te facilita la práctica de la meditación. Cuando estás desenfocado o desenfocada, y pierdes el estado de atención necesario esta tecnología, te avisa para que puedas recuperar más rápidamente tu estado de atención.

Conoce tu cerebro

¿Es posible conocer cómo funciona nuestro cerebro, cómo cambian nuestras ondas cerebrales y qué partes del cerebro se activan o no en cada momento? Sí, esto es hoy posible gracias a las últimas tecnologías para el estudio del cerebro humano.

El Estudio del cerebro y las ondas cerebrales

Durante décadas, algunos practicantes de meditación se han involucrado en programas de entrenamiento, que están destinados a reforzar los estados cerebrales que producen aumentos en ciertas oscilaciones cerebrales y disminuciones en otros.

El ejemplo más común de esto, llamado neurofeedback, puede utilizar Electroencefalogramas (EEG) u otras modalidades de detección cerebral.

Los practicantes de Neurofeedback y los médicos encuentran que la retroalimentación directa e inmediata sobre los estados cerebrales, ya sea en forma de sonido, luz o incluso un videojuego, puede producir cambios en los comportamientos y estados del cerebro que se reflejan en las ondas cerebrales.

Esta retroalimentación parece acelerar el proceso de aprendizaje al hacer que los estados cerebrales sean más evidentes para el receptor.

Otro descubrimiento importante, en la historia reciente de la neurociencia, es la gran diferencia en las características de ondas cerebrales de los meditadores altamente experimentados.

Los expertos meditadores no sólo tienen diferentes ondas cerebrales en el estado de reposo de quienes no son meditadores, sino que también parecen capaces de controlar sus ondas cerebrales a través del control del pensamiento voluntario con mayor facilidad que otros.

Entonces, ¿cómo comenzamos a mejorar nuestra capacidad de controlar nuestras ondas cerebrales? Estas habilidades para cambiar las ondas cerebrales se pueden aprender. La meditación profundiza y la capacidad de enfocarse y controlar la atención se pueden desarrollar más rápidamente gracias a la tecnología.

Las Ondas Cerebrales en nuestra vida

Todos hemos experimentado esa sensación mágica de ser golpeados con ‘una onda cerebral’. Ese momento de claridad recién descubierta, cambio de perspectiva o una idea novedosa. Y típicamente, parece aparecer de la nada. Entre sorbos de café, mientras caminamos o simplemente complaciendo a nuestro perro o gato con un buen masaje abdominal.

Si bien “una onda cerebral” puede ser una forma de hablar para describir nuestros pensamientos, los científicos y los médicos pueden usar ondas cerebrales literales, medidas en la cabeza, para ayudar a comprender el funcionamiento del cerebro humano.

Como resultado, la clave para tener más de estos momentos de “eureka” radica en la comprensión de la ciencia detrás de las ondas cerebrales.

Los neurocientíficos han estado estudiando las ondas cerebrales, el nombre popular para el campo de la electroencefalografía, durante casi un siglo.

¿Qué son las ondas cerebrales?

El cerebro tiene miles de millones de neuronas, y cada neurona individual se conecta (en promedio) a miles de otras. La comunicación ocurre entre ellas, se da a través de pequeñas corrientes eléctricas que viajan a lo largo de las neuronas y a través de enormes redes de circuitos cerebrales.

Cuando todas estas neuronas se activan producen pulsos eléctricos, visualizan una onda que se propaga entre una multitud de neuronas: esta actividad eléctrica sincronizada produce una “onda cerebral”.

Cuando muchas neuronas interactúan, de esta manera, al mismo tiempo, esta actividad es lo suficientemente fuerte como para ser detectada incluso fuera del cerebro.

Al colocar electrodos en el cuero cabelludo, esta actividad puede amplificarse, analizarse y visualizarse. Esto es electroencefalografía, o EEG – una palabra elegante que sólo significa un gráfico cerebral eléctrico.

(Encephalon, el cerebro, se deriva del griego antiguo “enképhalos”, que significa dentro de la cabeza).

Una forma en que las “ondas cerebrales” de EEG transmiten información está en su tasa de repetición. Algunas oscilaciones, medidas en el cuero cabelludo, ocurren a más de 30 ciclos por segundo (¡y hasta 100 ciclos por segundo!) Estos ciclos, también llamados frecuencias, se miden como Hz, o Hertz. Este era el nombre del científico que demostró la existencia de ondas electromagnéticas. 

Cuando se mira de esta manera, las ondas cerebrales vienen en cinco tipos, cada uno de los cuales corresponde a una letra griega. Como veremos, estas ondas cerebrales diferentes corresponden a diferentes estados de pensamiento o experiencia.

Si bien hay muchas otras formas de analizar las ondas cerebrales, muchos profesionales de un campo llamado neurofeedback se basan en dividir las oscilaciones cerebrales en estas cinco categorías.

Algunas de estas oscilaciones cerebrales son más fácilmente detectables en partes específicas del cuero cabelludo, que corresponden a las partes del cerebro justo debajo. El cerebro tiene muchas regiones especializadas que corresponden a diferentes procesos, pensamientos y sensaciones. Oscilaciones particulares a menudo reflejan distintas regiones y redes en el cerebro que se comunican entre sí.

LOS 5 PRINCIPALES TIPOS DE FRECUENCIAS DE CEREBRO

Se pueden reconocer diferentes patrones de ondas cerebrales por sus amplitudes y frecuencias. Las ondas cerebrales pueden categorizarse según su nivel de actividad o frecuencia. Sin embargo, es importante recordar que las ondas cerebrales no son la fuente o la causa de los estados cerebrales, ni de nuestras experiencias con nuestras propias mentes; son sólo algunos de los reflejos detectables de los procesos complejos en el cerebro que producen nuestra experiencia de ser, pensar y percibir.

  • La actividad lenta se refiere a una frecuencia más baja y una amplitud alta (la distancia entre dos picos de una onda). Estas oscilaciones son, a menudo, mucho más grandes en amplitud (profundidad de onda). Piense: bajo, el ritmo profundo de un tambor.
  • La actividad rápida se refiere a una frecuencia más alta y, a menudo, a una amplitud menor. Piensa: flauta aguda.

A continuación, hay cinco ondas cerebrales que se describen a menudo, desde los niveles de actividad más rápidos hasta los más lentos.

ONDAS ALFA

Tienen una frecuencia de 8-13 Hz. Están asociadas a un estado físico y mental relajado.

Las ondas cerebrales alfa son algunas de las más fáciles de observar y fueron las primeras en descubrirse. Se vuelven detectables cuando los ojos están cerrados y la mente está relajada. También se pueden encontrar a menudo durante actividades tales como: práctica de yoga, justo antes de conciliar el sueño y al ser creativo y artístico.

ONDAS BETA

Tienen una frecuencia de 13-32 Hz

Se generan en un estado de alerta, conciencia de alerta normal, pensamiento activo

Por ejemplo: conversación activa, tomando decisiones, resolviendo un problema, enfocándose en una tarea, aprendiendo un nuevo concepto. Las ondas cerebrales beta son más fáciles de detectar cuando estamos ocupados pensando activamente.

ONDAS GAMMA

Tienen una frecuencia de 32 – 100 Hz.  Están asociadas a: una percepción mejorada, aprendizaje, tareas de resolución de problemas. Las ondas cerebrales Gamma son las ondas cerebrales EEG mensurables más rápidas, y han sido equiparadas a una “percepción elevada”, o un “estado mental máximo” cuando hay procesamiento simultáneo de información de diferentes partes del cerebro. Se ha observado que las ondas cerebrales Gamma son mucho más fuertes y se observan con más regularidad en meditadores a muy largo plazo, incluidos los monjes budistas.

ONDAS THETA

Tienen una frecuencia de 4-8 Hz. Están asociadas a un estado de creatividad, visión, sueños, conciencia reducida. Según el profesor Jim Lagopoulos de la Universidad de Sydney, “estudios previos han demostrado que las ondas theta indican relajación profunda y ocurren con mayor frecuencia en practicantes de meditación con mucha experiencia.

La fuente es probablemente las partes frontales del cerebro que están asociadas con la monitorización de otros procesos mentales. Con mayor frecuencia, las ondas cerebrales theta son muy detectables cuando estamos soñando en nuestro sueño (como en la película Origen, un sueño dentro de un sueño), pero también se pueden ver durante: meditación profunda, soñando despierto.

Cuando realizamos una tarea que es tan automática que la mente puede desvincularse de ella, por ejemplo, cepillarse los dientes, ducharse. La investigación también ha demostrado una asociación positiva de las ondas theta con la memoria, la creatividad y el bienestar psicológico.

ONDAS DELTA

Tienen una frecuencia de 0.5-4 Hz. Están asociadas a estados como: dormir, soñar. Estas son las ondas cerebrales más lentas y son más fuertes cuando disfrutamos del sueño reparador en un estado sin sueños. Este es también el estado donde se estimulan la curación y el rejuvenecimiento, por lo que es tan importante dormir lo suficiente cada noche.

Hoy ya es posible, conocer, desarrollar y monitorizar estos distintos estados cerebrales gracias a dispositivos personalizados que nos dan información a tiempo real mientras practicamos un ejercicio de meditación, relajación, respiración u otras actividades.

El Instituto Scheller y un taller de neurociencia

El Instituto Scheller de Salud Celular en España ha desarrollado un taller para aprender a desarrollar nuestra capacidad de acceder a los distintos estados cerebrales de meditación, atención, creatividad, concentración utilizando la última tecnología personalizada en la medición de ondas cerebrales.

Esta tecnología ha sido probada y validada con los sistemas EEG que son exponencialmente más caros, y es utilizada por neurocientíficos de todo el mundo en la investigación de la neurociencia en el mundo real dentro y fuera del laboratorio.

Utilizando una diadema de muy fácil uso con 7 sensores finamente calibrados – 2 en la frente, 2 detrás de las orejas más 3 sensores de referencia. Esta tecnología es un sistema EEG de última generación que utiliza algoritmos avanzados para entrenar a meditadores principiantes e intermedios y controlar su enfoque.

Enseña a los usuarios cómo manipular sus estados cerebrales y cómo cambiar las características de sus cerebros.

Esta tecnología del algoritmo cerebral es más compleja que el neurofeedback tradicional.

Mediante el uso de una aplicación móvil, se trabaja con estas ondas cerebrales de forma muy sencilla gracias a años de investigación intensiva.

Esta tecnología permite hacer un mapa de las frecuencias individuales del cerebro mediante una combinación única y compleja de varias ondas cerebrales para proporcionar resultados tales como estados mentales tranquilos, activos y neutrales.

Si estás interesado en desarrollar tu capacidad de entrar en estados de meditación, calma y relajación de una forma mas sencilla o en medir, monitorear y grabación de ondas cerebrales individuales para neurofeedback, proyectos de investigación, instalaciones artísticas más tradicionales y más, puedes acceder a estos talleres y tecnología de la mano del Instituto Scheller de Salud Celular.

De esta forma aprendes a reducir los síntomas asociados con el estrés, la depresión y la ansiedad, mejorando tu atención y rendimiento.

Utilizando una diadema con sensores cerebrales, que mide y registra la actividad de tu cerebro, podemos detectar las 5 bandas de tus ondas cerebrales.

Iremos programando sesiones donde aprenderás a calmar tus pensamientos recursivos, generando tranquilidad y aprendiendo a través de “sonidos cambiantes de clima” basado en el estado (en tiempo real) de tu cerebro. Estos ejercicios te permitirán modular y aprender desde ti mismo en cómo apaciguar tus pensamientos, obteniendo un sentido más profundo de bienestar que te ayudará luego en tu práctica de meditación.

Hacemos accesible la última tecnología para el desarrollo de tu bienestar físico y mental.

Instituto Scheller de Salud Celular
Para mas información: Tel. 91 113 82 88
info@sanacioncelular.com
www.sanacioncelular.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
16Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email