Ayurveda para Vivir: la Ciencia de la Vida en Armonía



Toma partes iguales de discernimiento y desapego, serenidad y autocontrol, mézclalas con amor divino y puro, con servicio altruista y con coraje. Bátelo con meditación y distribúyelo entre todos. Esta es la receta maravillosa de Siva para la paz mundial y para la dicha inmortal.
Swami Sivananda

Ayurveda, ‘la ciencia de la larga edad y de la salud’, es el más antiguo y famoso sistema védico de medicina natural. Considerada como un complemento del Atharava-veda, la sabiduría del Ayurveda nos enseña que cada uno de nosotros posee una constitución específica, que es la que debe guiarnos a la hora de escoger el tipo de alimentación, el ritmo de trabajo y  la forma de descansar.

El Ayurveda considera que cada individuo es un fenómeno único. El individuo es inseparable del Cosmos. Todo lo que hay en el macrocosmos existe también en el microcosmos. Cada individuo es una manifestación de conciencia cósmica.

El Ayurveda está relacionado con la base física de la vida, concentrándose en su armonía para inducir las de la mente y el espíritu.

El yoga regula el cuerpo y la mente para permitirles armonizar con el espíritu partiendo de que para estar realmente sano, el cuerpo físico ha de estar en equilibrio con la naturaleza, la mente individual en armonía con la mente colectiva y el alma en unión con el Alma Universal.

Que todo el mundo sea feliz.
Que todo el mundo esté sano.
Que todo el mundo sea puro.
Que nunca falte armonía.
Este es el mensaje de Ayurveda. 

LOS CINCO GRANDES ELEMENTOS

La vibración de la pura conciencia universal produce el sonido “om”. A partir de este sonido se generan los cinco elementos básicos: éter, aire, fuego, agua y tierra.

Igual que nuestros cuerpos se componen de trillones de células independientes, cada uno de nosotros es una pequeña célula del organismo universal. Como las células, cada ser humano tiene una existencia individual, pero ninguno puede evolucionar de forma totalmente independiente. Todo lo que existe en el universo exterior tiene su propia réplica en el universo individual de cada ser vivo. Todas las fuerzas cósmicas, en forma modificada, están representadas.

El flujo de entrada de nutrientes y salida de desechos de las células corporales caracteriza también los flujos de entrada de nutrientes y salida de desechos de las plantas y los seres humanos. Por tanto, no hay ninguna diferencia entre cocer la comida al horno a cocerla en la olla de nuestro estómago, al calor de nuestro “fuego” digestivo interno. En ambos casos se emplea calor para preparar la comida y facilitar su digestión.

El Ayurveda establece los siguientes cinco elementos para explicar de qué modo las fuerzas interiores y exteriores están unidas entre sí:

  • Tierra: Es el estado sólido de la materia, cuyo atributo característico es la estabilidad.
  • Agua: Es el estado líquido de la materia, cuyo atributo característico es el flujo.
  • Fuego: Es el poder capaz de transformar una substancia de sólida en líquida y en gas, y viceversa, aumentando o reduciendo la disposición relativa de la materia. El atributo característico del fuego es la transformación.
  • Aire: Es el estado gaseoso de la materia, cuyo atributo característico es la  movilidad o dinamismo.
  • Éter: Es el espacio en que todo se manifiesta y al que todo regresa, el espacio en el que trascurre la vida.

LAS TRES DOSHAS

La palabra dosha significa literalmente impureza. Según la descripción de los cinco elementos básicos, VATA, PITTA Y KAPHA son las tres doshas derivadas de los cinco grandes elementos. Estas doshas son las responsables de generar enfermedades en el organismo, de ahí que cuando están desequilibradas se consideran impurezas. Cuando están equilibradas, son las responsables de mantener el normal funcionamiento fisiológico.

Los grandes profetas védicos observaron que hay semejanza entre el universo y el ser humano. Existen tres factores causales principales en el universo: el sol, la luna y el viento.

  • El sol es el responsable de todas las transformaciones del universo.
  • La luna es la responsable de la serenidad y la calma, como elemento nutricional para el crecimiento.
  • El viento es el responsable de todos los movimientos que tienen lugar en el universo.

Todas estas funciones también se hallan en la fisiología humana. Las tres doshas: vata, pitta y kapha son los tres factores rectores básicos de nuestra fisiología, que son en realidad aire, fuego y agua respectivamente.

Vata es el principio que está relacionada sobre todo con el sistema nervioso y regula todo el movimiento del cuerpo.

Pitta regula el equilibrio del cuerpo a través del sistema enzimático y endocrino.

Kapha es el principio de energía potencial que regula la estabilidad y lubricación del cuerpo.

A nivel celular, vata introduce los nutrientes en las células y saca de ellas los productos de desecho, pitta digiere los nutrientes para suministrar energía al funcionamiento de las células. Kapha, por su parte, es el que regula la estructura celular.

 El Ayurveda considera sagrado todo el transcurso de la vida, hace referencia al amor, a la verdad y en Ayurveda verdad es Ser, pura Existencia, la fuente de toda vida.

LOS SEIS SABORES

Los sabores influyen en el equilibrio de los tres doshas y proceden a su vez de los cinco grandes elementos.

  • Dulce: Compuesto principalmente de tierra y agua. El dulce nutre y tonifica el cuerpo y la mente y alivia el hambre y la sed e interviene en la creación de nuevos tejidos.
  • Agrio: Compuesto principalmente de tierra y fuego, el agrio refresca el ser, fomenta la eliminación de residuos, reduce espasmos y temblores y mejora el apetito y la digestión.
  • Salado: Compuesto sobre todo de agua y fuego, el salado elimina residuos, purificando el cuerpo y aumentando la capacidad digestiva y el apetito.
  • Picante: Compuesto principalmente de fuego y aire, el picante limpia el cuerpo de toda clase de secreciones y mejora el apetito.
  • Amargo: Compuesto principalmente de aire y éter, purifica cualquier secreción y tonifica todo el organismo devolviendo los sabores a su equilibrio normal.
  • Astringente: Compuesto sobre todo de aire y tierra, purifica y constriñe todas las partes del cuerpo.

Todos los sabores son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo, incluso más importantes para la mente que para el cuerpo. Los seis sabores son en definitiva vitales para el ser.

El Ayurveda considera sagrado todo el transcurso de la vida, hace referencia al amor, a la verdad y en Ayurveda verdad es Ser, pura Existencia, la fuente de toda vida.

 

El secreto para estar sano y feliz todo el tiempo es quedar siempre con un poco de hambre. No sobrecargar el estómago.
Swami Sivananda, Senda Divina

Información facilitada por el Centro Internacional de Yoga Sivananda Vedanta de Madrid
www.sivananda.es  Tel.: 913615150
www.sivanandagranada.es     Tel.: 660288571


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario