Tantra: Consciencia y energía



“Tantra es la ciencia de transformar amantes corrientes en compañeros del alma” – Osho

A menudo, sobre todo en occidente, se confunde la palabra Tantra con sexo, kamasutra, masaje erótico, etc. Entiendo que esto sucede por un total desconocimiento de lo que verdaderamente es.

¿Que es el Tantra?

En realidad, para mí, el Tantra es una vía de auto-conocimiento, un camino de desarrollo personal y espiritual, el cual contempla la sexualidad como parte de dicho camino.

Podríamos decir que el Tantra es llevar la meditación al día a día, es decir, estar totalmente presente y consciente en aquello que estés haciendo en cada instante, bien sea caminar, trabajar, ver una puesta de sol, reír, fregar los cacharros o hacer el amor.

Consciencia y energía. Masculino y femenino.

En el Tantra hablamos de la unión de lo masculino (consciencia) y lo femenino (energía), de manera que cuanto más presente y consciente esté, mayor será la manifestación energética de lo femenino; me explico con un ejemplo: Imagina que estás sentada en un banco del parque y estás envuelta en tus propios pensamientos, tales como, la bronca que te cayó ayer de tu jefe o planificando el día de mañana, etc. En ese instante tu lado masculino, tu consciencia, es inexistente con lo que la vida no se está manifestando para ti.

Ahora imagina que estás en ese mismo banco y tu atención es plena, tienes los sentidos plenamente abiertos a lo que está sucediendo (el masculino está despierto), con lo cual la energía (lo femenino) se está manifestando para ti, puedes sentir la brisa rozando tu piel, ver las hojas que caen del árbol, escuchar a los niños jugando, etc. Y simplemente esta última situación te está proporcionando gran placer y felicidad, estás viviendo el momento presente, el aquí y ahora; el lugar donde la vida sucede.

Esto mismo lo podemos trasladar al sexo. No tiene nada que ver una caricia recibida con total presencia, que una caricia recibida mientras la otra persona está distraída pensando en cualquier otra cosa. El sentir del receptor es totalmente diferente.

Quiero aclarar que no debemos confundir lo masculino con el hombre y lo femenino con la mujer, ya que cuando hablo de masculino y femenino me estoy refiriendo a cualidades energéticas y no a géneros. Cierto es que por regla general la mujer tendrá su lado femenino más desarrollado que el masculino y viceversa, sin embargo no siembre es así.

Diferentes ritmos. Mujer agua y hombre fuego.

En el Tantra sabemos que a la hora de tener relaciones sexuales la mujer y el hombre tienen ritmos muy diferentes. Esto que parece obvio, no lo es tanto en las relaciones sexuales “convencionales”, en las que la consciencia no juega ningún papel y que además tienen una duración relativamente corta, sobre todo para la mujer.

Según el Tao y el Tantra la mujer pertenece al elemento agua y el hombre al elemento fuego. El agua necesita bastante tiempo para calentarse y llegar a su punto de ebullición, mientras que el fuego se enciende con rapidez. Por esto, sexualmente hablando, el hombre debe aprender a manejar su fuego conscientemente, ya que al igual que prende rápido también se puede apagar fácilmente, es decir, es frecuente que el hombre llegue al orgasmo y eyacule mucho antes de que la mujer esté lo suficientemente satisfecha; de hecho cuando el agua está hirviendo no se puede enfriar de golpe, necesita su tiempo, es por esto que muchas veces la mujer termina frustrada tras la relación sexual.

El Tantra proporciona herramientas para adaptarse a esta diferencia de ritmos entre hombre y mujer. Una de ellas, y para mi casi la más importante, es el manejo consciente de la respiración, además de la atención en lo que está sucediendo en nuestro cuerpo. Por ejemplo, el hombre puede, observando como está su cuerpo y su respiración en cada momento, manejar su nivel de excitación, de manera que cuando sienta que está llegando al punto de no retorno (cerca del momento de la eyaculación), cambiará su ritmo respiratorio a un ritmo más pausado y profundo y relajando su cuerpo conseguirá bajar momentáneamente el nivel de excitación sin necesidad de bajar el ritmo de la penetración.

Neo
Instructor de Tantra
www.neotantra.es
Tel. +34 619 30 25 52


Si te ha gustado, compártelo...