Ritual de belleza y luz



La piel es el reflejo de tus sensaciones, vivencias y de tu organismo general. Solemos relacionar la belleza a lo superficial, intentando mejorar lo visual a través de métodos quirúrgicos o de tratamientos con efecto placebo. Un tratamiento que he comprobado que es efectivo y además natural, es el tratamiento con esencias y cuarzos de cristal.

El cuarzo de cristal nos ayudará a reducir líneas de expresión, nos quitará tóxicos tanto de la piel como de nuestros órganos internos, puesto que realizaremos técnicas de reflexología facial, nos calmará la energía ayudando a canalizar los estados de ira y frustración, y activará nuestra alma llenándola de energía.

El tratamiento lo podéis realizar en casa siguiendo estas indicaciones:

Primero nos testaremos una esencia en nuestro cuerpo: naranja, lavanda, romero, ylang ylang, limón, etc. De pie y con un bote de esencia en la mano derecha, colocaremos el bote en nuestro chakra corazón, cerraremos los ojos, y le preguntaremos que sí es la esencia que tiene que trabajar conmigo. Si el cuerpo se dirige hacia delante, obtendremos una afirmación, si se dirige hacia atrás, es negativo. Cabe la posibilidad de que nos salga más de una esencia, si es así, trabajaremos con la que sean más placenteras en olfato para nosotros.

Colocaré una gota de la esencia en el pecho, otra en muñecas y otra en el bajo vientre. Nos limpiaremos el rostro con algodón ecológico impregnado en aceite de germen de trigo, tonificando la piel pulverizando agua de azahar. En el proceso de limpieza tendremos que relajarnos, centrando nuestra mente en la percepción del azahar y las esencias que nos hemos aplicado.

Seguidamente cogeremos dos cuarzos de cristal pulidos, que lavaremos con agua y colocaremos entre nuestras manos para darle nuestra energía.

En un bol de cerámica tendremos preparado el aceite facial rosa mosqueta. Impregnando los cuarzos, realizaremos un masaje suave empezando por la frente y finalizando en el escote. Maniobras circulares, siguiendo la dirección de los músculos faciales, deslizamientos rodando el cuarzo por las zonas donde se atenúan las líneas de expresión. Un masaje facial de 5 minutos, en el que aparte de recibir la sensación y el frescor del cuarzo, notaremos como nuestra mente se va descargando y nuestra piel empieza a liberar tóxicos.

Cuando finalicemos el masaje, procederemos a quitar los restos de suciedad que la piel ha expulsado, con algodones ecológicos impregnados en agua de rosas.

Aplicaremos con la yema de los dedos una ligera capa de miel de lavanda en nuestro rostro, evitando el contorno de los ojos. Dejando actuar durante 15 minutos, mientras nos tumbamos y colocamos otro de nuestros cuarzos en el pecho y otro en el bajo vientre. Sensaciones de canalización, relajación de la mente, firmeza y suavidad en la piel, es lo que empezaremos a notar en estos 15 minutos de exposición de nuestra mascarilla natural.

Retiraremos la miel con agua de manantial templada para respetar la oxigenación de la célula epidérmica, consiguiendo relajación en la musculatura facial.

Finalizaremos el ritual, con una capa fina de aceite de coco, para obtener hidratación y oxígeno en la piel.

Si podéis disfrutar de este tratamiento en manos de un profesional, notaréis, en la camilla, como vuestro campo energético, se equilibra, los tóxicos o malas energías se limpian, volviendo a la belleza que tenéis cuando os llenáis de luz.

Mercedes González Flores – Profesional de la estética natural.
Corazón y vida, centro de relajación, bienestar, espiritismo, mediumnidad y enseñanzas místicas.
Avda. de Manoteras, 38 – Edificio D – Loft D005 – 28050 – Madrid
www.corazonyvidamadrid.com
info@corazonyvidamadrid.com

 

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email








Deja un comentario