Reikicassiel



Mi historia como REIKICASSIEL llego a mí a través de los ARCÁNGELES PLANETARIOS

Capítulo 1
Mi primer encuentro con  Mikao Usui

Desde siempre que yo recuerdo, he tenido alguno que otros sueños premonitorios de mi vida, uno de ellos tenía algo más de treinta años y trabajaba en un negocio familiar que mi hermana y yo heredamos de mi madre, fue un día de mucho trabajo en la tienda y estaba muy cansada me duché, cené y me dejé caer en la cama, al echar la cabeza en la almohada  quede rendida.

De pronto me vi una gran luz que me absorbió, yo sentía que estaba despierta, pude ver mi casa desde dentro y a la vez la calle desde dentro y una habitación que hay en el centro de la casa que utilizábamos prácticamente de almacén, estaba toda con mucha luz, yo me veía en ella  con una camilla y alguien en ella, yo estaba alrededor con las manos puesta sobre su cuerpo y me veía muy feliz, de pronto me despierto, pensé que pasaron unos minutos desde que puse la cabeza en la almohada pero no; eran las ocho de la mañana me sorprendí, jamás tuve una visión tan clara y pareció que estaba despierta (años más tarde supe que fue una proyección astral) sólo miré hacia arriba, en ese momento de despertarme y dije esta frase:  “Dios mío cuando esté preparada muéstrame el camino y yo lo seguiré” años más tarde mi vida había cambiado, dio un giro sin proponérmelo tan siquiera, dejé el negocio familiar, trabajé, estudié, y en la habitación de mi casa empecé con una camilla a dar REIKI, el primer día que di una sesión reiki recordé ese sueño siete años antes.

Reiki Usui llego a mi después de formarme como quiromasajista, estaba en una escuela de perfeccionamiento, nos formarnos en estética y drenaje linfático

Ya había pagado los módulos que iba a realizar ese trimestre y no me quedaba dinero cuando vi en el tablón de anuncios: “ curso de REIKI” le pregunté a la directora del centro en qué se basaba el curso, ella me explicó que era una técnica de energía japonesa que aumentaría mi energía para el masaje.

Aumentar mi energía, claro que sí, me gustaba la idea, quería ser una buena masajista, pero era en dos semanas y no me quedaba dinero era veinticinco mil pesetas, en aquella época, ciento cincuenta euros de ahora, dije: ”no puedo” será el próximo, no dispongo ahora de efectivo para cursos, pero era mi momento,

Mi querida amiga Lupe una decoradora y asesora de imagen y maravillosa persona, me llamó esa semana, era finales de otoño, ella tenía mucho trabajo, como siempre, y necesitaba ayuda un par de días para un restaurante que debía estar terminado ese fin de semana, yo estuve varios años en sus talleres de decoración y podía seguirla y entender su trabajo, justo me pago veinticinco mil pesetas.  Ella no sabía nada del taller  de REIKI que quería realizar.

El universo me lo envió a través de mi querida amiga

Cuando acudí al taller de primer nivel ¡¡cual fue mi sorpresa!! Para mí fue algo maravilloso descubrir que algo así existía ¡sanar con las manos!

En el ritual de iniciación fue la primera vez que tuve la experiencia despierta de ver. Estábamos sentados y la profesora estaba detrás mía abriendo el canal de energía e introduciendo la información con los símbolos, que eso es realmente una iniciación de REIKI, cuando de pronto veo una luz violeta que atraviesa de arriba hacia abajo atravesando mi cuerpo, dándome una paz interior maravillosa, y puede ver un hombre sentado en una habitación donde, desde el techo y el suelo, se unía una corriente dorada como si fuese agua y se unían en sus manos y me dijo: es la unión de la energía del cielo y la tierra, era una casa grande y antigua, en la puerta había un gran porche, ¡me emocione¡ nunca tuve una experiencia así despierta, al día siguiente, al terminar las practicas, la profesora despidió el taller y nos dio el manual, de camino al coche ojeando el manual vi la foto del Doctor Usui, el de la habitación, él estuvo en mi iniciación, años más tarde al leer el libro “Fuego Reiki”  de Fran Arjava Petter, las imágenes que muestran un templo, fue mi visión de primer nivel, el lugar en el cual vi al Doctor Usui en mi iniciación de primer nivel de Reiki.

Después de iniciarme en Reiki conecte el sueño de la proyección astral.

¡Esta era la técnica de poner las manos!

A partir del iniciarme en primer nivel de Reiki empecé aplicarlo a mis clientes al terminar la sesión de masaje, les ponía las manos en las zonas doloridas y sentían mucho calor entonces yo les explicaba lo que era Reiki y así en mi pequeña habitación de masaje fui transmitiendo qué era Reiki, seis meses después de iniciarme en primer nivel, algo muy dentro de mi me hizo sentir la necesidad de hacer segundo nivel……..continuará….

Manuela Jiménez Acosta
Autora del libro “CUERPOS DE PASOS”.
Fundadora de CENTRO CASSIEL, Terapeuta Integrativa, Maestra de REIKI desde hace veinte años, últimos ocho  del método  REIKICASSIEL.
Directora Escuela REIKICASSIEL
www.reikicassiel.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email








Deja un comentario