Reiki, la energía universal amorosa en tus manos



Durante mis primeros años como practicante de meditación me ocurría a menudo que a lo largo de las sesiones de meditación, especialmente hacia el final de las mismas notaba mucho calor en las manos. Yo me preguntaba ”¿Y este calor, de donde vendrá? ¿Se podrá utilizar para alguna cosa positiva? Seguramente sí”, pensaba.

Por ello cuando oí hablar por primera vez del Reiki tuve claro que quería conocer más sobre la energía y sobre cómo mejorar mi vida empleándola de forma constructiva.

Pero ¿qué es exactamente el Reiki?

Quizás ya hayamos oído hablar alguna vez de esta herramienta, pero no nos quedó demasiado claro de que se trata.

El reiki es una herramienta de canalización de la energía universal a través de la imposición de las manos.

¿Qué quiere decir energía universal?

La energía es aquello que da vida a todo lo que vemos. Si ponemos en un microscopio cualquier materia, incluso cualquier parte de nuestro cuerpo, veremos que, a nivel ínfimo, está compuesto de pequeños átomos que contienen energía. Por lo tanto, la energía es aquello que fluye en cualquier manifestación de la vida a nuestro alrededor, ya sean las personas, las casas, las plantas, los coches…

¿Y por qué le añadimos el término “universal”?

Para explicar este término me gustaría incluir una cita de uno de los científicos más brillantes de todos los tiempos, que habló así en su discurso para la recogida del Premio Nobel de Física que le concedieron, Max Plank:

“Como hombre que ha dedicado su vida entera a la más clara ciencia superior, el estudio de la materia, yo puedo decirles, como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: no existe la materia como tal. Toda la materia surge y persiste debido solamente a una fuerza que causa que las partículas atómicas vibren, manteniéndolas juntas en el átomo. Debemos asumir que, detrás de esta fuerza, existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia”

Es decir, podemos asumir que cualquier manifestación de energía existe gracias a la inteligencia del Universo, que es creador de todo lo que llamamos vida y materia. Y no es que esto sea un concepto espiritual o metafísico, sino que vemos que los científicos que han estudiado la materia hasta sus últimas consecuencias, suscriben esta visión.

La energía universal es, por tanto, inteligente, y como sabemos el Universo tiende al equilibrio y a la salud, un ejemplo de ello es nuestro maravilloso cuerpo. Podemos, por tanto, afirmar que la energía que sostiene toda vida es una energía amorosa y que tiende al equilibrio.

Esto es el reiki. El reiki es emplear esa energía universal amorosa para nuestro bienestar o el de los demás dónde y cuándo la necesitemos, puesto que esta energía es inagotable.

¿Qué quiere decir canalizar?

Canalizar es hacer de canal, es decir permitirle a esa energía pasar a través nuestro. Esto que podría parecer muy difícil no requiere en realidad ningún esfuerzo, simplemente se requiere haberse iniciado, esto es, haber activado la energía del reiki en nosotros.

Y a partir de ahí poner las manos sobre nuestro cuerpo o el de otra persona simplemente con la intención de canalizar reiki. Después es el propio cuerpo del paciente el que absorbe la energía que necesita en cada sesión para armonizarse.

Esta es una de las características más maravillosas del reiki, su sencillez y simpleza.

Lo bueno del Reiki es que al permitirnos canalizar la energía universal, hace que no nos cansemos pues no estamos dando nuestra propia energía sino que estamos poniendo esa energía universal a disposición de la persona para que absorba lo que necesite en cada momento.

¿Y para qué sirve el Reiki?

El Reiki permite acelerar y reforzar nuestro proceso natural de armonización cuando se presenta alguna enfermedad o pequeño desequilibrio (podría ser simplemente cansancio). De hecho está reconocido como Terapia Alternativa por la Organización Mundial de la Salud

Pero la aplicación en el cuerpo físico es sólo una de las aplicaciones del Reiki: lo maravilloso del Reiki es que además nos ayuda a desarrollar nuestra conciencia en todos sus aspectos, no sólo físico sino también mental, emocional y espiritual.

A nivel mental, por ejemplo, nos ayuda a hacernos más conscientes de patrones de pensamientos que no nos benefician y a partir de ahí cambiarlos por otros más beneficiosos.

También, a nivel emocional, nos ayuda a transformar y desbloquear las emociones que nos resultan conflictivas y vivir con más paz, lo cual por ende también garantiza una mejor salud física en todos los niveles, ya que las emociones no resueltas son la causa de la mayor parte de nuestras enfermedades.

Y más allá de todo ello, Reiki es una puerta a un mundo desconocido y maravilloso, que nos abre el camino a la evolución y transformación personal y nos conecta con aspectos de nosotros mismos que hasta entonces desconocíamos.

El reiki en definitiva, nos descubre y facilita el camino para el desarrollo de nuestro inmenso potencial como seres humanos.

Y si quieres saber más sobre el reiki, puedes ampliar la información en este video:

Maricarmen Pérez Díez
Maestra y terapeuta de Reiki, Instructora de Mindfulness
soypresencia@yahoo.com Tel. 657650887
www.soypresencia.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email





Share



Deja un comentario