Reiki: cómo identificar las adicciones y salir de ellas



“La técnica japonesa es un aliado valioso para dejar las malas costumbres”

Hablando de adicciones, en distintos casos, he podido comprobar que con la ayuda de Reiki es posible alcanzar dos objetivos con mayor facilidad:

  1. Dejar rápidamente los malos hábitos
  2. No volver a caer en la adicción al cabo del tiempo

Antes de todo es importante tener la capacidad de identificar el problema, es decir reconocer cuando estamos delante de un caso de este tipo ya que la mente tiene la capacidad de esconder aposta las adicciones para que no podamos liberarnos de ellas. Típico es el caso del impenitente borracho que nunca reconocería ser alcohólico. El primer paso es hacer que el adicto tome conciencia de su estado.

Un primer enfoque sería ir escrutando un listado de posibles adicciones y preguntarnos si el caso se aplica. Este listado siempre contiene tabaco, alcohol, sexo, juego, pornografía, deporte y un sinfín de sustancias, muchas terminadas en -ina. En los últimos tiempos se han ido añadiendo también dependencia de la tecnología (móviles, Internet, ordenador).

Si intentáramos completar el listado, con toda probabilidad se nos quedaría corto a la hora de enfrentarnos con la realidad: hay muchas más personas adictas a algo (o a alguien) de cuantas cabe esperar.

El papel tornasol de este tipo de situaciones es la crisis de abstinencia. La dependencia se manifiesta con una crisis cuando te privas de tu -ina, del mal hábito en cuestión. Si tenemos algún tipo de reacción, entonces acabamos de identificar una adicción.

Es tan sencillo cómo preguntarte a qué (o a quien) NO podrías renunciar durante una semana. Quitamos los básico (respirar, beber agua, comer, dormir, estar con la familia…) es posible que dentro de lo que queda se encuentra una o más dependencias que puedes mirar con ojo crítico, buscando si se trata de una adicción.

En ocasiones estos problemas son parte de nuestra vida de tal forma que tampoco funcionaría la prueba de la renuncia, simplemente no seríamos capaces de identificarlos. Típico es el caso de la adicción a la comida, por ejemplo, los dulces: una persona afectada podría pasar por alto que desayuna azúcar con café, que se come un bollo a media mañana, que siempre pide postre en el menú, que merienda una rosquilla y se acuesta con media tableta de chocolate en el estómago.

Al recibir o practicar Reiki es probable que, en alguna medida, cambien los patrones de conducta, lo cual puede ser un elemento que ayuda a erradicar la adicción.

Las terapias y tecnologías modernas, combinadas con el Reiki tradicional, representan un aliado de las terapias tradicionales, normalmente acortando y facilitando los procesos de curación y convalecencia. En este caso en concreto suelo combinar Reiki con la PNL (Programación Neuro Lingüística) y HemiSync® que representan una combinación eficaz.

La PNL es una técnica psicoterapéutica que vio la luz en EEUU en los años ’70. Tiene distintas aplicaciones, entre ellas destaca el cambio en los patrones de comportamiento, muy útil para estos casos.

Hemi-Sync es la técnica creada en el Instituto Monroe de EEUU, basada en los sonidos bineurales que permite “alinear” los dos hemisferios del cerebro que entra así en un estado de conciencia más profunda. Desde este estado es posible agilizar la aparición de cambios de conducta que se reflejan en el estado de vigilia.

También es importante reconocer las facetas de nuestro comportamiento que no se pueden clasificar de esto modo. Si, por ejemplo, siempre llegas tarde a todos sitios no se trata de una adicción: el problema no depende de un factor externo y si por una semana te pones las pilas y llegas a tiempo, no vas a tener una crisis de abstinencia.

Ejemplos de adicciones:

Si no puedes estar una semana sin…

Es posible que tengas adicción a…

Tomar café

La cafeína

Ver la televisión

Belén Esteban

Tu suegra

Las croquetas

El sexo

El sexo

El fútbol

Los tíos en calzoncillos

Con motivo del estreno del nuevo centro de Reiki profesional en Madrid, estoy ofreciendo sesiones gratuitas en las que empleo, entre otras, las técnicas mencionadas arriba. Para más detalles, o si quieres pedir una cita para valorar tu caso, puedes contactarme a través de la web www.rei.ki o en el teléfono 910 059 251.

Amedeo Beck Peccoz
www.rei.ki


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario