Reflexología Podal,  ¿por qué elegirla?



Mi nombre es Renée Iglesias, y hoy estoy aquí para presentarte una terapia maravillosa que me cautivó desde el momento que la conocí: la Reflexología Podal.

Desde hace años me dedico en exclusiva a su difusión, tanto en consulta como docente. Intentando acercar esta técnica a todo aquel que quiera descubrirla. 

Quienes me conocéis habéis escuchado ya muchas veces mis comienzos. Nunca me cansaré de rendir homenaje a los pies de Ali, mi gran Maestra de Vida, mi preciosa adolescente con autismo. Los hijos nos marcan siempre nuestro camino, nos hacen conectar con nuestro auténtico ser, provocan en nosotros esa Metamorfosis que hace que “vayamos de lo que somos a lo que de verdad podemos ser”, en palabras de una de mis grandes maestras de Técnica Metamórfica.

Lo importante es saber interpretar esas señales, no perderse en los detalles y tener claro nuestro objetivo. Y eso es lo que, como siempre digo, me ocurrió a mí. Independientemente de las dificultades, de las opiniones de los demás en cuanto a lo difícil de mis circunstancias al tener un hijo con discapacidad, independientemente de todo lo externo, algo conectó con mi ser al conocer la reflexología, algo me hizo conectar con lo que de verdad vibraba. Y las dificultades en lugar de ser trabas, siempre me han dado impulso y confianza para seguir con fuerza.

Y ese será mi objetivo en este artículo, darte a conocer una terapia que te puede sorprender. Tanto si necesitas un giro a nivel profesional, porque sabes que te sientes atraído por la medicina natural, porque sabes que tus manos se mueven de forma intuitiva con sabiduría y porque vibras de una forma diferente al hacerlo, tanto por esto como si lo que buscas es un equilibrio a nivel físico, debido a que tu cuerpo ha estado ya durante mucho tiempo dando señales de agotamiento, susurrándote al oído que algo no funciona bien y no quieres esperar a que te dé ese grito que es la enfermedad.

La Reflexología Podal  es la terapia de tratamiento basada en el principio de que hay zonas reflejas en los pies que corresponden a órganos, glándulas y partes del cuerpo.

La Reflexología es una terapia natural que estimula al organismo para que éste realice su propio proceso de curación. Lo hace a través de la estimulación manual de zonas reflejas en los pies que representan al cuerpo y a la persona en su totalidad.

Puede aplicarse como complemento de cualquier otra terapia que el paciente esté recibiendo, con lo cual, no reemplaza al cuidado médico o psicológico.

No es necesario estar enfermo para beneficiarse con un tratamiento reflexológico, pues es un método preventivo para mantener la buena salud.

Ya se conocía en India y China una forma de tratamiento mediante dígito presión pero el documento más antiguo que muestra la práctica de la Reflexología es el relieve de la tumba del médico egipcio Ankmahor datado 2500 – 2330 años a. C.
A principios de siglo XX, el Dr. William Fitzgerald, médico norteamericano, desarrolló la Teoría de las Terapia Zonal basándose en los principios de la Medicina Tradicional China, Fundando las bases de la actual Reflexología.   Poco después, Eunice Ingham, una fisioterapeuta norteamericana, fue la que descubrió que los pies eran en el cuerpo la parte más sensible a la estimulación de las zonas reflejas. Desde 1930 hasta su fallecimiento en 1974 investigó  y transmitió un método de tratamiento a través de las áreas reflejas de pies y manos. Además de atraer el interés mundial sobre la Reflexología, sus trabajos sirvieron de base a todos los métodos de Reflexología hoy conocidos en el mundo occidental. Eunice Ingham, considerada la madre de la reflexología moderna, aportó un contexto científico a lo que antiguas civilizaciones habían practicado intuitivamente.

Estos serían algunos  de los beneficios que esta terapia ofrece:

  • Estimula el desbloqueo energético, potenciando el equilibrio de la energía vital
  • Relaja la tensión y alivia el estrés.
  • Fortalece el sistema inmunológico (regula glándulas, hormonas).
  • Repercute tanto el aspecto orgánico de la persona como sus aspectos psíquicos y emocionales, mejorando el estado de ánimo.
  • Actúa sobre  todos los sistemas: nervioso, circulatorio, digestivo, etc.
  • Favorece la mejora del metabolismo y la depuración de toxinas. Es un método de desintoxicación física por excelencia.
  • Influye positivamente en  menstruaciones dolorosas, síntomas de la menopausia…
  • Alivia dolores musculares y articulares, al provocar que el cuerpo libere endorfinas (sustancias que nos hacen sentir bien).
    En casos de dolor, la Reflexología ofrece un remedio eficaz, que, a diferencia de otras terapias más agresivas, no produce adicción ni efectos secundarios.
    Durante el proceso terapéutico, se realizan en el organismo múltiples cambios químicos. Uno de ellos está íntimamente ligado a la sedación del dolor: la reflexología estimula al cerebro para que este produzca su propio analgésico. El hipotálamo, a través de sus mensajeros químicos, estimula a la glándula pituitaria para que segregue endorfinas, que son cinco o diez veces más poderosas que la morfina. Las endorfinas pueden inhibir la transmisión de las señales dolorosas a través de la médula espinal.
  • En casos de enfermedades terminales, la Reflexología, puede hacer un aporte para una mejor calidad de vida del paciente favoreciendo su estado general y aliviando el dolor.

Como has podido ver, tendríamos mucho que decir sobre la Reflexología y su importante papel en el bienestar del organismo, en el manejo del estrés, en el tratamiento del dolor y, lo más importante, en ayudar al  organismo a despertar nuestro médico interno, esa capacidad autocurativa que todos tenemos.

Te invito de nuevo a que la conozcas, la introduzcas en tu vida ya sea como paciente o como una  futura opción profesional. La vida nos da oportunidades de crecer, de mejorar nuestra salud, de mirar hacia delante, no las dejes pasar.

Renée Iglesias
Reflexóloga Podal, Naturópata, Especialista en Técnica Metamórfica
Instituto de Reflexología Especial
www.reflexologiaespecial.es
instituto@reflexologiaespecial.es
Telf. 686 10 15 89


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario