Productos ecológicos: Todo lo que necesitas saber



¿Sabemos qué son los productos ecológicos? ¿Cómo podemos reconocerlos? ¿Qué los diferencian de otros productos? ¿Qué tipos existen?…

¿Qué es un “producto ecológico?

Según la Comisión del Codex Alimentarius (FAO-OMS),La agricultura ecológica es un sistema Holístico de gestión de la producción que evita el uso de fertilizantes químicos, pesticidas, y organismos genéticamente modificados, reduce al mínimo la polución del aire, suelo y agua y logra un nivel óptimo de salud y productividad de las comunidades interdependientes de plantas, animales, y seres humanos”.

Según la IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica), es el “Producto obtenido de la agricultura ecológica, sistema que busca la integración del proceso en el ecosistema, la calidad por encima de la cantidad, la mejora del suelo, el uso racional de recursos, conseguir un sistema cerrado, criar animales según su naturaleza, mantener la diversidad genética, buscar el trabajo digno, perseguir una cadena de valor justa”.

En otras palabras, un producto o alimento ecológico es aquel que:

  • Está producido sin el uso de sustancias químicas de síntesis: pesticidas, fertilizantes, medicamentos.
  • Es obtenido respetando el ritmo natural de crecimiento de plantas y animales, utiliza métodos racionales y sostenibles de cultivo y crianza
  • Elaborados con métodos de producción basados en métodos tradicionales.

Cuando nos referimos a que los productos ecológicos deben estar exentos de sustancias químicas estamos hablando únicamente de “sustancias químicas de síntesis”… ya que la química en sí está presente en la naturaleza… todas las sustancias, por naturaleza, son químicas… No confundamos por tanto químico con sintético o artificial…

¿Ecológico, biológico, orgánico…?

El reglamento europeo que regula los alimentos ecológicos plantea los tres términos como sinónimos. La OCU aclara que “es solo una cuestión idiomática, ya que ‘Ecológico’ es castellano, ‘Biológico’ en francés y ‘Orgánico’ en inglés”.

¿Qué ventajas tienen?

Aportan beneficios tanto a los consumidores, como al ecositema.

  • Elevada calidad nutritiva y sanitaria. Según el proyecto de investigación de la UE “Quality Low Input Food” (QLIF), contienen una mayor concentración de antioxidantes, vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono, (en frutas y verduras) y vitaminas A y E (en productos lácteos ecológicos). (http://www.qlif.org/)
  • Son más saludables
  • Son asimilados mejor por el organismo.
  • Recuperan los gustos originales, tienen mejor sabor y mejor aroma.
  • Tienen elevados niveles de calidad, debido a que el sistema de producción está sujeto a un estricto control
  • No son modificados genéticamente
  • Mantienen sus propiedades alimenticias y de madurez durante más tiempo.

Son respetuosos con el medio ambiente, la naturaleza y el bienestar animal. Son producciones sostenibles, reducen la contaminación y aumentan el aprovechamiento de los recursos naturales.

No se fuerza la capacidad productiva de la tierra, creando agrosistemas más sanos, con mayor diversidad biológica, se evita la erosión, se mejora la fertilidad de la tierra y se respetan los ciclos naturales de los cultivos. Se conserva el paisaje, se mantiene la calidad de las aguas. De forma indirecta, se obtiene un impacto positivo sobre el bienestar de los animales.

Se aporta una alimentación basada en pastos naturales, sin medicamentos ni hormonas, se respetan los ciclos biológicos de los animales, se evita el estrés animal, y se les aportan unas condiciones de vida óptimas, asegurando así un respeto a los propios animales y a la naturaleza.

¿Natural, artesanal…? Aclarando algunos conceptos…

No debemos confundir “ecológico” con “artesanal”. Si bien muchos productos “artesanales” pueden ser ecológicos, para ser considerados como tal, deben cumplir ciertas normas, y estar certificados por alguno de los organismos anteriormente mencionados.

No hay que confundir “alimento natural” con “ecológico”, son conceptos independientes. Por ejemplo, lo que todos conocemos como “yogurt natural”, no tiene necesariamente que ser ecológico.

¿Qué tipos de productos ecológicos puedo encontrar?

Lo principal son alimentos, pero podemos encontrar otros muchos tipos de productos considerados ecológicos porque en su elaboración se cumplen las normas básicas de utilizar materia prima proveniente de la agricultura/ganadería ecológica, sin tóxicos ni químicos. Así, podemos encontrarnos productos de limpieza, de cosmética e higiene…

… ¿Cómo reconocerlos?

Existen diversos organismos que certifican que un determinado producto puede considerarse como ecológico. Cada organismo tiene un sello, que hemos de buscar en los productos ecológicos. Además, la UE establece un logotipo referido a la agricultura ecológica para indicar que el producto alimenticio ha sido producido siguiendo métodos ecológicos aprobados, que respetan el medio ambiente y cumplen las estrictas exigencias de la producción ecológica.

Los Reglamentos CE nº 834/2007 y Reglamento CE nº 889/2008 son de obligado cumplimiento para todos los países miembros de la UE. Se aplican a la producción, transformación y comercialización de productos provenientes de producción ecológica y protegen el uso de los términos ecológico, orgánico, biológico.
Se controlan así todos y cada uno de los procesos que intervienen en la cadena: materias primas, el propio proceso de elaboración, el etiquetado, envasado… etc. Esta trazabilidad, que va del campo hasta su consumo, les otorga a estos productos unos máximos niveles de calidad.

En cuanto a los productos frescos, que no llevan etiquetado, podemos pedir al productor cuál es el organismo certificador de cada uno de ellos.

Los productos ecológicos europeos deben llevar este logotipo, que es el Etiquetado ecológico Europeo.

CE_01

Cada país tiene sus propios organismos certificadores, públicos y privados, que certifican que un producto cumple con la normativa europea vigente y lo avala mediante una etiqueta numerada.

CE_02

Todos los demás productos, como cosmética, limpieza…, están sometidos también a procesos de control y certificación.

CE_3

… ¿Qué más debo saber?

La producción ecológica tiene también como objetivo el buscar el trabajo digno, perseguir una cadena de valor justa… Por lo tanto, con su consumo estaremos contribuyendo a un mundo un poco mejor.

Encontraremos en cada momento aquellos considerados de temporada. Podemos, sin embargo, encontrar algunos productos “fuera de temporada”, debido a las importaciones, por lo que no debemos de extrañarnos.

Debido también a su proceso de elaboración, es posible que en algunos casos haya problemas de suministros, y su disponibilidad no sea tan regular, si bien cada vez existen más productores ecológicos, y diferentes vías que van consiguiendo minimizar estos inconvenientes.

¿Los productos ecológicos son caros?

Debido a las características de sus procesos de elaboración, los productos ecológicos son algo más caros que los productos no ecológicos… “Tienen productividades más bajas, no hay métodos de producción intensiva, su distribución es más limitado. Y eso hace que el coste sea mayor. Están justificadas grandes diferencias de precio. Hay otro componente importante: la calidad“, argumenta Ileana Izverniceanu, portavoz de la OCU.

Y no olvides nunca…

ALIMENTA EL MANANTIAL DE FUERZA NATURAL QUE HAY EN TU INTERIOR

 


Si te ha gustado, compártelo...








Deja una respuesta