Los beneficios de la Osteopatía



A muchos de nosotros se nos ha educado en la creencia de que necesitamos grandes recursos (tiempo, dinero, energía, etc.…) para poder beneficiarnos de las cosas que verdaderamente merecen la pena en nuestro existir, incluida una buena salud. Pero si observamos detenidamente, no siempre es cierto.

El sentido etimológico de la palabra beneficio, procede del latín: beneficium… bene (bien), facere (hacer), cium (en relación, con algo o alguien)

La Osteopatía es una de esas medicinas naturales alternativas, que puede, a través de la relación terapéutica eficaz, hacer posible que las personas reciban un bien que no supone grandes recursos, en un tiempo relativamente corto. Para los que no conocen qué es la Osteopatía, deciros que es una terapia manual natural creada a finales del siglo XIX, en USA por el médico naturista Andrew Taylor Still, que estaba disconforme con los tratamientos de salud de su época. No sólo abarca patologías óseas (osteo= hueso), patia (patología), sino también disfunciones de otros sistemas del cuerpo: muscular, digestivo, óseo, nervioso, respiratorio…,etc.. Contemplando al cuerpo como un todo interconectado e indivisible y no de forma segmentaria, como la mayoría de las veces ocurre en la medicina alopática.

A continuación, voy a hacer un resumen conciso y claro de cuáles son los beneficios dependiendo del sistema corporal en el que la Osteopatía es una herramienta terapéutica de gran valía y puede ser resolutiva y eficaz, no sólo por sí sola, sino también en combinación con otras medicinas naturales (acupuntura, Naturopatía homeopatía, biodescodificación, ….)

1. Beneficios del Sistema músculo- esquelético

Dentro de este sistema englobamos las disfunciones relativas al tejido blando (músculos, ligamentos, tendones y fascia). Ejemplos: tendinitis, fascitis, distensiones, ligamentos, etc.… También engloba las disfunciones relativas a lesiones de tipo articular, no inflamatorias.

Como bien he mencionado en anteriores artículos, las disfunciones sobre los cuales la Osteopatía actúa de forma eficaz son:

  • A nivel del raquis o columna vertebral: las hernias y protusiones de origen discal, ya sean cervicales, lumbares o dorsales (menos escasas).
  • A nivel pélvico, dolores sacroilíacos y algias del coxis.
  • En la esfera cráneo mandibular es eficaz en bruxismo y otras alteraciones de tipo agudo, como bloqueos de la mandíbula. Ejemplo: al morder un trozo de alimento por una apertura excesiva de la boca.

También la Osteopatía es resolutiva en otro tipo de disfunciones craneales: dolores de cabeza y migrañas, sobre todo los que son de origen mecánico y articular, ya que también suelen ser de origen dietético o emocional.

  • También a nivel de los miembros superiores como inferiores, cualquier tipo de tendinitis, es tratable con osteopatía.
  • El Esquema Postural, es decir, la forma en que nuestro cuerpo está organizado en el espacio dando lugar a asimetrías corporales: un hombro más alto que otro, cabeza inclinada, piernas más largas o cortas, etc.… va a ser susceptible de mejora con el tratamiento osteopático.

2. Beneficios del Sistema Digestivo

Todos sabemos de la importancia de este sistema, ya que asegura el aporte nutritivo junto con el sistema circulatorio, a través de la sangre de las materias necesarias para la nutrición del organismo. Las disfunciones en este sistema pueden tener su origen en varias causas: vertebrales, infecciosas por exceso de uso (sobrealimentación), congestión visceral,…

Las disfunciones a tratar, de manera eficaz más comunes, son hernia de hiato, lumbalgias de origen visceral, cólicos de lactantes, congestión hepática y ptosis (caída) visceral.

Las lumbalgias de origen visceral se deben a una razón anotomo-fisiológica muy simple de explicar: la columna vertebral y el sacro son la “pared” sobre la cual “penden o se cuelgan” las vísceras abdominales y algunas pélvicas. Es decir, los órganos no flotan, penden de las vértebras por medio de un tejido elástico llamado fascias, y cuando hay mucha tensión en un órgano, éste se puede transmitir vía fascias a las vértebras sobre las cuales se cuelga. Ejemplo: una disfunción en el intestino delgado, en la válvula iliocecal, puede provocar una lumbalgia a nivel de L5/S1, última vértebra lumbar (L5) y primera sacra (S1).

3. Beneficios en el Sistema Nervioso

Los  beneficios del sistema nervioso, tanto central (cerebro) como el periférico (nervios raquídeos) que salen de la columna, son notables. Determinadas lesiones producidas por el quinto par nervioso craneal: el nervio trigémino, producen a veces, migrañas craneales. Destaca también el tratamiento del stress,  así como del insomnio, gracias a que hay técnicas osteopáticas cuyo objetivo es relajar esa parte del sistema nerviosos que no responde a nuestro control voluntario: el sistema Nervioso Autónomo o Vegetativo, el que regula funciones como: el metabolismo, el sueño, la digestión, la respiración,…. La Osteopatía Craneal aquí, es de gran ayuda.

4. Beneficios del Sistema Respiratorio

Este sistema pertenece a las funciones vegetativas del cuerpo, como mencioné anteriormente, está fuera de nuestro control voluntario. Una de las disfunciones, donde el tratamiento osteopático puede, a veces, ser determinante, es algunos estados agudos o crónicos de asma, con mejoras, en ocasiones espectaculares.

El asma no sólo tiene un componente físico, sino también emocional, que en próximos artículos explicaré.

El tratamiento del diafragma se hace necesario en esta disfunción. Existen determinados estados de ansiedad que mejoran con el tratamiento osteopático, ya que ansiedad y respiración, son un binomio y vienen juntos. Recordemos la frase: “me falta el aíre”, que expresan las personas aquejadas de este malestar.

5. El factor cronológico

Este factor hace referencia a la importancia que tiene en el tratamiento de una lesión osteopática, establecer un sistema de tratamiento pautado, estructurado en el tiempo, a fin de obtener una mejora, en la mayoría de las veces, total.

Para que la Osteopatía actúe en todo su potencial curativo, ha de ser en primera instancia preventiva. Cuando sobreviene una disfunción en cualquier zona corporal, ya ha habido un “toque” o señal previa. El cuerpo siempre avisa, o casi siempre, para no ser muy tajante. Somos nosotros los que no escuchamos, metidos en la vorágine de nuestras vidas. La gran mayoría de los pacientes que llegan a una consulta, lo hacen en estados agudos, es decir, cuando ya no pueden soportar más el dolor o la falta de movilidad que provoca la lesión, o también llegan en estado crónico después de haber recibido tratamientos inadecuados, parches que tapan el dolor pero no solucionan el problema. A veces, una sola modalidad de medicina no es suficiente, y el eclecticismo, el apoyo terapéutico de otras especialidades se impone para obtener una cura completa. Ejemplo: una hernia discal lumbar, no desaparece por el tratamiento con acupuntura u homeopatía, solamente se inhibe el dolor y eso da la sensación de bienestar, que es de por sí una gran mejora, pero la lesión mecánica que produce el desplazamiento del disco intervertebral, que al tocar el nervio correspondiente produce irradiaciones ciáticas a lo largo del miembro inferior, es sólo reducible por técnicas manuales, como Osteopatía. Más tarde, serán necesarias sesiones de corrección del esquema postural, es decir, sesiones de reeducación postural y una tabla personalizada de ejercicios para que el paciente aprenda a gestionar su salud.

Espero que este artículo os haya podido aportar información no sólo teórica, sino práctica, acerca de los beneficios de la Osteopatía.

Eutiquiano Endje
Osteopatía, Reeducación Postural
Terapia craneosacral
www.cuerpozen.com
Tlfo.: 609 889 557

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
30Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email





Share



Deja un comentario