La respuesta esta en el cielo



Siempre a existido una correlación entre el cielo y la tierra, reseñada por los personajes históricos más famosos que nos dejaron frases como esta: “lo que es arriba es abajo”.

Hablando de salud, que es lo que más preocupa ahora al mundo, no podemos dejar de recordar al gran Hipócrates como referente de la medicina antigua y también de la actual puesto que los médicos le deben lealtad con el juramento hipocrático al que están obligados.

No todo el mundo sabe que Hipócrates era astrólogo y que no diagnosticaba ni trataba a sus pacientes sin tener en cuenta el estado de los planetas y su relación con los órganos del cuerpo. En una de sus sabias enseñanzas nos dice que  no se tocará con hierro (metal regido por Marte) el órgano por el que transite la Luna. Es constatable que existen muchas posibilidades de que una operación salga mal, o siendo fácil se complique, si no se respeta este principio. Por ejemplo: Si la luna transita por sagitario, cuyo regente es Júpiter no se debe de operar ni tratar el hígado, órgano que esta bajo su regencia y así con cada una de las partes del cuerpo.

Otra frase de Hipócrates que se puede aplicar al momento actual, aunque se halla pronunciado hace unos 2.500 años, es la siguiente:  “Las enfermedades no nos llegan de la nada. Se desarrollan a partir de pequeños pecados diarios contra la naturaleza. Cuando se hayan acumulado suficientes pecados las enfermedades aparecerán de repente.”

Astrología y astronomía siempre se estudiaban juntas, la ciencia y el espíritu estaban unidos pero con la supremacía de la ciencia se disgregó la astronomía que solo se ocupa de la parte material. Se menospreció a la astrología sencillamente porque no se podía medir y pesar, como si se pudiera pesar o medir la psicología o la psiquiatría, por ejemplo, consideradas estas como ciencias.

El sistema solar en su conjunto esta compuesto por seres vivos, los planetas lo son y la relación entre ellos nos permite estudiar su reflejo en la tierra.

Hace unos años Plutón, el poderoso planeta de la transformación y del submundo, entró en capricornio que esta regido por Saturno, el señor del tiempo, regente del esqueleto, de las estructuras y de los límites y la disciplina.  A esta conjunción planetaria se ha sumado este mismo año el planeta Júpiter que representa la expansión, en este caso actúa como el soplo que aumenta a la llamarada. Una frase que que se puede deducir de estas energías sería la siguiente: “Las estructuras se transforman con gran fuerza expansiva y nos obligan a profundizar en nuestro interior”.

Por si fuera poco también entra en escena Marte que es la espada ejecutora. Una situación astral que no se daba desde hace varios miles de años y que tiene similitud con lo que esta ocurriendo en estos momentos. Todas las viejas estructuras (Saturno) se vienen abajo implicando una profunda transformación (Plutón) e inevitablemente conlleva la muerte. Plutón es el que hace desaparecer lo viejo para dejar paso a lo nuevo.

A partir del descubrimiento de Urano, coincidiendo con la revolución francesa, empezamos a manejar la energía eléctrica, de hecho la mayor generación de energía actual es con uranio descubierto al mismo tiempo. La electricidad ha ido revolucionando nuestro planeta y de qué manera. Ahora mismo es inconcebible e imposible vivir si electricidad: vehículos, ordenadores, telefonía… el mundo se vendría abajo en cuestión de horas si una llamarada solar, por ejemplo, se metiera en la red eléctrica, algo que ocurre con cierta frecuencia a lo largo del tiempo. La última tormenta solar potente fue no hace mucho, en el año 1859, entonces solo existía el telégrafo el cual fue destruido completamente incluso generando incendios al quemarse el cableado existente. Esa situación si que sería absolutamente catastrófica y todo en cuestión de horas porque no habría ni si quiera agua en las ciudades al quemarse los transformadores y no funcionar ni las bombas impulsoras.

Hablando de otras bombas y de cómo se ha manejado también la tecnología. ¿No habéis notado una similitud gráfica del coronavirus con las minas marinas? Este tipo de bombas están diseñadas para ser invisibles y pueden estallarle a cualquiera, incluso a los del propio bando si se descuidaban, ya que la bomba no discrimina y explota al pasar por allí. La tecnología ha supuesto un paso de gigantes en la evolución humana pero el coste a nivel planetario esta siendo brutal, con la contaminación a todos los niveles. Hemos estado jugando a ser dioses experimentando con la genética con muy poco control sobre lo que se hace. ¿Quién nos asegura que este virus, que al parecer proviene de un animal, no se ha modificado genéticamente para que sea tan letal?  No se si se le ha dejado escapar o se ha escapado por error de algún laboratorio pero tiene toda la pinta.

Las conclusiones que voy sacando de todo esto es que el ser humano se cree que el planeta le pertenece y aquí se empieza a ver que cualquier cosa nos puede desplazar de la tierra, ya sea un virus, un asteroide, los extraterrestres, un supervolcan y un largo etcétera.

Esto del virus debería hacernos reflexionar muy profundamente sobre ¿QUÉ HEMOS HECHO? y donde queremos llegar. No paro de sorprenderme de la mayoría de los comentarios que se oyen: “cuando acabe esta reclusión por este maldito virus me voy a poner ciego a barbacoas y borracheras…”  La sociedad en general no esta entendiendo el mensaje que se envía desde el universo. La entrada inminente en la era de acuario implica unidad de acción, incluso a nivel global, el máximo respeto por la naturaleza y reparto equitativo de los bienes y recursos de la tierra.

Urano es un planeta generoso, esta representado por el hombre que derrama agua para todo el mundo. Todos tenemos un móvil en la mano y algo para comer pero o la humanidad se convierte en breve tiempo en un pueblo unido o nos vamos al precipicio a toda velocidad. Esto es difícil de comprender con nuestra mentes actuales pero la naturaleza ya se esta encargando de que nos entre en la cabeza de una vez por todas.  Saturno, el amo del tiempo, ha hecho parar la rueda y Putón recoge los cadáveres para llevárselos a su mundo.

A los lectores de esta revista y del mundo alternativo nos dan un tiempo extra para poner en práctica toda la teoría que hemos aprendido: Yoga, meditación, nutrición, interiorización, control mental… es un periodo especial para practicar mindfulness. Todo el ánimo del mundo y os animo a subir la vibración porque el miedo baja radicalmente las defensas y es ahí donde esta el verdadero peligro.

Carlos Represa


Si te ha gustado, compártelo...