Kunda Mavlankar: el yoga bebido de las fuentes



La práctica de yoga sigue creciendo en España y en todo el mundo. Al tratarse de una disciplina tan completa podemos encontrarla en múltiples variantes, cada cual puede comenzar a practicarla por alguna de sus ramas.

No es tan importante saber si hemos elegido bien el tipo de yoga, el lugar o el profesor/ra para saber si estamos en el “buen camino”.  Iremos profundizando a medida que nuestra experiencia propia nos haga llegar un poco más lejos a través de cada Asana, Pranayama o Meditación.  Lo mas importante es ser honestos/as con nostros/as mismos/as y con lo que realmente estamos percibiendo y sintiendo en cada momento, observar lo que nos sienta bien.

Si decidimos seguir el yoga más tradicional lo haremos tomando como referencia las enseñanzas de Patánjali, autor de los Yogasutras, y reconocido por todas las escuelas como referencia. En este texto nos habla de los ocho pasos de yoga y nos da las recomendaciones importantes para transitar este camino hacia el conocimiento de uno mismo.


Esto ocho pasos de Patanjali son:
Yama, Niyama, Asana, Pranayama, Pratyahara, Dharana, Dhyana,  Shamadi. Aunque estos pueden transitarse a diferentes ritmos, se dice que los primeros 4 deben practicarse de manera constante antes de acceder a los siguientes que son diferentes grados de concentración y meditación.

Los Yamas y Niyamas son los aspectos éticos del Yoga, algo así como sus “10 mandamientos”. Con frecuencia he tenido alumnos/as que después de practicar durante años asanas o incluso parayama, ni siquiera habían oído hablar de ellos. Esto quizá se debe, no tanto a la ignorancia de los profesores, sino más bien a la dificultad de introducir en una clase de una hora semanal aspectos filosóficos y normas de vida que seguramente no es lo que buscaban directamente los alumnos al elegir nuestras clases.

Leyendo los Yogasutras y otros textos antiguos de yoga podemos darnos cuenta de que son auténticos tratados de psicología, filosofía y ética. Teniendo en cuenta que la psicología moderna occidental tiene poco más de 100 años podemos entender el enorme avance que existe en el yoga tradicional.  Podemos encontrarnos conceptos que creemos haber descubierto nosotros ya descritos como “las inteligencias múltiples” y palabras para las cuales no tenemos traducción sencilla en nuestros idiomas como Ahimsa (no violencia).

Con frecuencia en occidente han florecido clases de yoga muy desconectadas de las fuentes, a veces por dejación y otras por falta de recursos y esfuerzos para la comprensión integral de la práctica. En otros casos, se trata de un interés sincero de aprovechar muchos de los “efectos secundarios” de las prácticas yóguicas, aunque sin una conexión directa con el crecimiento espiritual.

Siempre suelo decir en mis clases y a mis pacientes que por supuesto tienen todo el derecho a disfrutar de estos beneficios colaterales del yoga, arreglar su dolor de espalda, manejar su estrés, sentirse con más energía… etc. Sin embargo siempre les dejo caer que quizá en algún momento eso no será suficiente, puede que sientan una sed mayor de conocimiento, de paz con mayúsculas y si el yoga ofrece todo eso a cambio de un poco de nuestro tiempo… ¿porque no cogerlo? al menos siempre está bien conocer las técnicas y la filosofía para cuando nuestro propio instinto nos pida avanzar más.

Además el Yoga es divertido!, Si, vale, de acuerdo, hay un lado de la mente que al principio se siente “aburrido” y puede que incluso nos lo creamos y dejemos de practicar, pero realmente para el resto de nuestra conciencia es algo muy entretenido y variado, aunque al observador le pueda parecer meras repeticiones, en realidad siempre es diferente.

La profesora Kunda Mavlankar ha aprendido y practicado directamente con los maestros imbuidos en las raíces del yoga, con Swami Kuvalayananda, con Swami Digambarji y con el sucesor de éstos y actual director del Instituto Kaivalyadham: Swami Mahesananda.  Durante los últimos 30 años Kunda se ha dedicado a recoger el conocimiento, practicarlo, y repartirlo a los demás en su consulta privada y en sus clases.

En la actualidad pudiera parecer que todo puede aprenderse a través de videos, redes sociales, cursos online… pero la verdad es que cuando te encuentras en la presencia de Kunda realmente sientes que no solo estás recogiendo información sino sobre todo conocimiento.

En su segundo viaje por españa la profesora Kunda nos ofrece este retiro en la sierra de Cameros, enclavada en los bosques del Sistema Ibérico Riojano, un lugar mágico donde estaremos alojado en un  bonito y acogedor  hotel rural y  disfrutando de una deliciosa comida basada en el mundo vegetal como aconseja el yoga.

Estáis invitados a participar, será un placer compartir este retiro:

Carlos Faulín García
Centro de Psicología Integrativa
https://psicologiaintegrativa.es/retiro-de-yoga-y-ayurveda-con-kunda-en-laguna-de-cameros/


Si te ha gustado, compártelo...