Este año, ¡Quiero tener más energía!



Puede que tras las fiestas navideñas te sientas más agotado y eso es normal porque las rutinas han cambiado, nos hemos movido más, hemos hecho algunos excesos y ya contábamos  con ello. El problema viene cuando nos sentimos sin energía, como cansados, agotados y no sabemos porqué y así transcurre nuestro día a día, culpando al trabajo, los niños, los viajes, etc. Y lo que te planteo es una pregunta: ¿Has probado a comer sin gluten?

El gluten es una proteína presente en algunos cereales de los más consumidos, como el trigo, la avena, el centeno y la cebada. Y su característica principal es que se trata de una proteína no digerible por nuestras enzimas, lo que hace que pueda ser percibida como “un enemigo” por nuestro sistema auto inmune que estará permanentemente activado. Esto causa, a la larga, importantes problemas, aunque no hayamos sido diagnosticados como alérgicos al gluten. Algunos de sus “indeseables” efectos son: provoca molestias digestivas, produce inflamación al aumentar la permeabilidad intestinal y así activa el sistema inmunitario contra moléculas que traspasan la barrera intestinal. Otros efectos son: que contiene sustancias adictivas que nos hacen comer más y por consiguiente aumentar de peso; y uno de los más graves es que produce inflamación y atrofia de las vellosidades intestinales, lo que limita la absorción de nutrientes esenciales. Por todo ello al gluten se le asocia a otras enfermedades auto inmunes.

Si eres de las personas que sufren de enfermedades crónicas, tiroideas, diabetes, dolores continuos de cabeza, entre otras, podrás sentir la diferencia y ver cómo mejora tu salud después de dejar el gluten fuera de tu dieta. Vivir sin gluten es posible y además necesario si queremos beneficiarnos de tener: más claridad mental, más energía, un mejor sueño, menos molestias abdominales, menor ansiedad y depresión y la posibilidad de perder peso más fácilmente.

Cada vez son más los estudios que demuestran que una dieta sin gluten es totalmente recomendable, y no es una moda, es que el trigo y muchas de sus variedades más consumidas hoy en día, no tienen nada que ver con el trigo de hace 50 años, por lo que no sirve el argumento de que el trigo se consume desde hace siglos y nunca nos ha pasado nada por comerlo a diario.

Y para que el paso sea totalmente efectivo, cambia el gluten por las alternativas más saludables, los cereales y pseudocereales de origen orgánico como la quinoa, el trigo sarraceno, el maíz, el arroz o el amaranto. Y ¿Por qué ecológicos? te preguntarás. Pues, además de por ser los más nutritivos, porque al no estar manipulados genéticamente y no estar tratados con pesticidas y otros químicos nos garantizamos no sufrir reacciones por estos motivos y así el cambio es perfecto.

Más energía para todo el año y sin quemar el carbón que nos han traído los Reyes Magos.

Ecomax Supermercado Ecológico
Tel. 910568707
info@ecomaxsupermercado.com
wwww.ecomaxsupermercado.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email





Share



Deja un comentario