El estado natural de abundancia



¡Sintonízate con tu estado natural de abundancia y culmina este año marcando un antes y un después en tu vida!

En muchas ocasiones perseguimos la abundancia como si se tratara de algo externo, algo que tenemos buscar en algún rincón del mundo, pero tú eres un ser abundante y próspero por naturaleza, ningún bebé nace pensando que le faltará tiempo, alimento o amor, lo dan por hecho, y ese es exactamente el sentimiento de abundancia, simplemente reclaman a través del llanto lo que por derecho divino le pertenece, no se les ocurre pensar:

No voy a pedir tanta leche, porque no habrá para mañana, o me siento culpable por mamar hasta quedarme satisfecho, tampoco se sienten culpables por reclamar los brazos, el cariño, como si se fuera a desgastar el amor, como si hubiera cantidad finita, limitada de tiempo, alimento o amor.

Por lo tanto, entiende que tu estado natural es Ser Abundante, tu más pura esencia es Abundante y siente un mundo ilimitado de posibilidades.

Entonces, ¿Qué ocurre a lo largo de mi vida para desconectar de ese estado natural?

A lo largo de tu vida has ido viviendo experiencias que te han dado una información errónea y que has integrado a nivel subconsciente, desde que estabas en el vientre materno has percibido sensaciones, miedos y sentimientos que te han llevado a sentir que el mundo es limitado y que hay ciertas cuestiones que no están a tu alcance, desde las propias creencias de tu familia, tu entorno social y de la consciencia colectiva.

A estas sensaciones, memorias e información integradas a nivel subconsciente se les llama “programas” o “creencias”, y éstos puedes ser limitantes o potenciadores.

Estos son los 4 niveles de creencias que hay nivel subconsciente:

Nivel fundamental de creencias: Son las creencias o programas que integras desde que estás en tu vientre materno hasta tu edad actual.

Imagina, por ejemplo, que, en tu edad infantil, tu padre fuera una persona que gozaba de éxito laboral, y que ello conllevaba que estuviera fuera todo el día, cuando llegaba era amoroso contigo, aparentemente no hay ningún trauma, pero cuando necesitabas de él no estaba, puedes integrar un programa a nivel subconsciente como:

En el éxito me siento solo.

Así que crecerás, dará igual lo que estudies, porque tu subconsciente va a evitar las oportunidades de éxito para protegerte de la soledad.

Nivel genético de creencias: Son las creencias heredadas hasta 7 generaciones atrás en tus ancestros.

Imagina que mi abuela haya vivido una situación de abuso, esto ha generado en ella una impronta, una memoria que yo heredo en mi código genético.

Esto me puede llevar a tener programas como:

No soy digna de respeto.
No sé poner límites, estoy en peligro….

Lo que puede llevar a que tenga amistades que se aprovechan de mí, tener trabajos en los que abusan de mí laboralmente….

Nivel histórico de creencias: Estos son programas o creencias tanto desde las memorias colectivas, la historia del lugar, incluso de vidas pasadas.

Imagina que el lugar donde vives, tenga memorias de hambruna, de sacrificio y de lucha o represión, esas memorias están ahí, en el colectivo desde generaciones pasadas, incluso aunque tú personalmente no hayas vivido estas situaciones, teniendo en cuenta que las células se comunican, es bastante probable que tengas este tipo de información a nivel subconsciente.

Esto te puede llevar a tener programas como:

La vida es lucha, no puedo subir mi condición social en la vida…

Nivel de creencias del alma: Este nivel es el más profundo, es todo lo que una persona “es”.

Este nivel de creencias se ocupa de obtener aprendizajes y virtudes necesarios para alinearte con tu propósito de vida, nuestra alma está siempre aprendiendo y puede ser redirigida, para hacerlo desde el conocimiento.

Si bien, es necesario limpiar todo ese sistema de creencias o programas subconscientes que te han desconectado de tu estado natural de abundancia y a alejarte de tu más pura esencia, y que es exactamente el groso del trabajo que hacemos en las formaciones de la técnica holística Thetahealing, la cual te enseña a liberar y reemplazar creencias limitantes por potenciadoras, en un estado meditativo muy profundo llamado estado cerebral Theta (por muchos llamado consciencia de Dios), además de practicar pautas de manifestación y a conectar con Todo tu Poder Creador sin limitaciones.

Hoy te daremos 3 pautas que ya puedes practicar, para empezar a sintonizar con tu estado natural de abundancia, síguelas como mínimo durante 21 días para convertirlas en un hábito, si fallas algún día vuelve a empezar:

Hacerte responsable de tu poder.

Eres un lleno de Poder Creador, por lo tanto, cada una de tus palabras y tus pensamientos, tienen poder y conlleva responsabilidad.

Pregúntate cuánto tiempo llevas enfocado hoy en todo lo que no quieres, y te darás cuenta de cuánta fuerza le estás dando a esto.

Ahora vamos a llevar a la práctica un ejercicio de toma de responsabilidad sobre lo que pensamos y lo que decimos, ya que tus palabras están llenas de poder.

Por ejemplo, si generas el pensamiento que no quieres perder tu trabajo, es gracioso, ya que tu cerebro enfoca tu atención en las palabras que le generan una imagen, una sensación y por lo tanto lo que está viendo ahora mismo tu cerebro es el momento en el que pierdes el trabajo, ya que la partícula no al principio de una frase carece de imagen o de sensación alguna, así que a lo que le estás dando fuerza, en lo que te estás enfocando es en el momento que pierdes el trabajo. Por ejemplo, cuando le dices a un niño que no toque el cenicero. Resulta que para este niño es un gran reto ya que le estás llevando a enfocar su atención hacia el cenicero.

Ahora pregúntate cuánto tiempo llevas enfocado hoy en todo lo que no quieres, y te darás cuenta de cuánta fuerza le estás dando a esto.

Igual ocurre con las palabras intentar, tratar… Resulta que este tipo de palabras sí nos transmiten un mensaje. Exactamente a tu cerebro le transmiten el mensaje de que hay un 80% de posibilidades de no llegar a tu objetivo. El mensaje que le genera es dificultad. Además, las palabras intentar y tratar no son ninguna decisión, por lo tanto, tu cerebro no se va molestar en buscar claves e información que le lleven a cumplir un objetivo, porque ni siquiera has tomado la decisión consciente de cumplirlo, simplemente estás intentándolo.

Cuando un cliente me dice que intentará llegar a las cuatro a mi consulta, ya sé que me va a dar tiempo a tomarme un café, pues no llegará hasta las cuatro y cuarto.

Este tipo de palabras son una gran losa para tu cerebro. Lo asume como algo que cuesta mucho, que genera dificultad alcanzar este objetivo cuando lo estás intentando.

Por lo que se rinde antes de dar tan siquiera el primer paso.

¿Por qué? Bueno, esto le está generando emociones de fracaso antes de trazar el plan para llegar a la meta. Hay otras palabras en las que no parece tan evidente, aunque también nos sugieren que no hemos tomado una decisión consciente. Por ejemplo, las palabras quiero, me gustaría, me encantaría, podría… Este tiempo verbal le dice a nuestro cerebro que la acción está inacabada y que no hemos tomado la decisión consciente de nada, que no hemos tomado la decisión consciente de tomar acción.

A lo largo de tu vida, ¿te has preguntado cuánto tiempo llevas enfocado en todo lo que no quieres, en todo lo que intentas y en todo lo que te gustaría vivir?

Creo que hoy es un buen momento para que te lo plantees. No importa si realmente llegas a emitir estas palabras o si sólo las piensas. Antes de emitir la palabra has generado el pensamiento, ya te has enfocado en todas las cosas en las que no has tomado la decisión de actuar.

Entender que este ejercicio no tiene como fin que tengamos miedo de hablar, de pensar, sino el de que tomes consciencia de que hasta que no te hagas responsable de tus pensamientos, de tus palabras…, hasta que no tomes una decisión consciente en tu vida no va a ocurrir nada nuevo. Absolutamente nada nuevo.

¿No crees que es el momento de plantearte tomar decisiones conscientes en tu vida? ¿O quieres seguir intentándolo? ¿Qué es lo quieres?

Debido a que la toma de consciencia sobre lo que pensamos no es algo que no enseñan desde niños, aun habiendo tomado consciencia, serán muchos los pensamientos de este tipo que vengan a lo largo de nuestro día.

¿Cómo actuaremos entonces?

Por ejemplo, si digo no quiero estar siempre sin dinero y me doy cuenta de lo que acabo de pensar o de decir, automáticamente dale a tu cerebro la orden de cancelar este pensamiento. Para ello puedes decir cancelar, cancelar, cancelar o cancelado, cancelado, cancelado, y genera un pensamiento nuevo de forma afirmativa y presente, aquí y ahora.

Por ejemplo: Hoy tomo la decisión de sacarle partido a mi creatividad para generar una economía fluida. Sería una buena forma de sustituir este tipo de pensamientos. Incido, de formar afirmativa, presente, aquí y ahora.

Si genero el pensamiento Intentaré formarme como terapeuta… = cancelado, cancelado, cancelado.

*Hoy tomo la decisión de ser terapeuta y formarme para ello.

O si genero el pensamiento: Me gustaría conocer a alguien que me comprenda, enamorarme y sentirme querido… = cancelado, cancelado, cancelado.

*Hoy decido tomar consciencia de lo que valgo, que soy valioso, y me abro a acércame a personas que estén en mi misma vibración.

¡Manifiesta! dedica 15 minutos diarios a imaginar tu vida tal y como la deseas.

Entrena tu mente para ser Testigo de grandes milagros en tu vida:

¿Quieres ser testigo de grandes milagros en tu vida? Entrena tu mente para ello:

Pon una alarma en tu móvil (puede ser silenciosa), o algo que te haga prestar atención cada media hora, cuando salte la alarma, para unos segundos.

Y sé testigo de los grandes milagros que ya forman parte de tu vida.
Si en ese instante estabas tomando un café.
Sé testigo de ese milagro.
No tienes un cafetal.
Ni siquiera vives cerca de una plantación de café.
Y posiblemente no tengas ni idea de sembrar, recolectar o tostar café.
Aun así, alguien en alguna parte del mundo, sembró esos granos de café.
El clima fue favorable y pudo crecer y florecer.
Ese café fue recolectado, tostado, molido y empaquetado.
Y desde alguna parte llegó a la tienda.
Tú lo único que tuviste que hacer fue pensar en que te apetecía café.
Adquirirlo en la tienda y ponerlo en una cafetera.
A mí personalmente me parece alucinante ¡un gran milagro!
Nunca he ido a Colombia, no tengo ni idea de sembrar café, pero se manifestó, y hoy lo estoy disfrutando, si esto es posible ¡Todo es posible!

Si salta la alarma y estás discutiendo con alguien, para unos segundos, está ocurriendo un milagro en tu vida justo en este instante, estás teniendo la oportunidad de agradecer a esa persona que te está dando una oportunidad para tu crecimiento, en este momento te está dando la oportunidad de elegir seguir en la energía del conflicto o salir de él, y enfocarte en las cosas que de verdad te importan, ahora tienes la oportunidad de dejar de distraerte y de disciplinar tu ego, tu alma no quiere llevar la razón, ja ja, es solo tu ego, tu alma quiere estar en paz, ja ja, esta persona acaba de regalarte un gran aprendizaje que, a veces, nos cuesta muchos cursos, tiempo y dinero de forma totalmente gratuita.

¡Es increíble! ¡Acabas de ahorrarte miles de euros en cursos!

¡Un gran milagro! ¡Sólo pensaste en crecer, en aprender a estar en paz y el Universo te trajo alguien para que practicaras esta lección y pudieras entrenarte!

Tu vida está llena de milagros

Si es posible tomar ese café sin tener ni idea de cómo plantar café, si es posible tomar lecciones que cuestan miles de euros, aunque no tengas dinero ¿Qué es imposible?

Ahora haz esto mismo cada media hora durante los próximos 21 días, conviértelo en un hábito, enseña a tu mente a naturalizar los milagros, serás testigo de unos 20 o 30 milagros al día siguiendo éste maravilloso ejercicio, comenzarás a tomar consciencia de que no hay nada imposible y otros milagros que estás esperando se darán con gran facilidad.

Tú eres el propio milagro de la vida, a pesar de los miles de bacterias, virus y microbios, de la radiación, de los contaminantes, ¡Sigues vivo! ¿No te parece increíble?

Si además de seguir estas 3 maravillosas pautas para sintonizarte con tu abundancia, quieres invertir la última semana del año en aprender a trabajar profundamente los programas que tienes integrados a nivel subconsciente, liberar tus creencias limitantes para ser Tú el Propio Arquitecto de tu vida sin limitaciones, con una certificación internacional, ayudándote a ti mismo y a otras personas a tomar el Poder de sus vidas, y comenzar el 2018 conectado con Todo tu Poder Creador, ven a la próxima formación intensiva de Thetahealing que daré del 25 al 31 de Diciembre 2017 ¡para terminar este año arriba! Puedes ver la información en la siguiente imagen, además sólo por haber leído este artículo tendrás 50€ de descuento en cualquiera de mis cursos, sólo tienes que contarnos que nos has leído en Universo Holístico.

Thábata Emo, instructora Thetahealing certificada por Vianna Stibal

www.thetahealingbytabi.com
tabitathetahealing@gmail.com
Tlno y WhatsApp :645-23-22-10.


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario