El Enfoque Yogui para la educación de los hijos, por Sadhguru

#Publicidad

El enfoque yogui para la educación de los hijos: 6 consejos para formar seres humanos felices
Si bien es cierto que no existe una definición única o un método correcto para ser buenos padres, Sadhguru tiene muchos consejos sobre cómo los padres pueden crear la atmósfera adecuada para que sus hijos crezcan muy bien. Estos incluyen: no solo les enseñes a tus hijos, aprende también de ellos; construye una amistad con ellos, no solo una relación padre-hijo; y evita buscar respeto.

Sadhguru: Hace unos cientos de años, John Wilmot, un lord inglés, dijo algo significativo sobre ser padres: «Antes de casarme, tenía seis teorías sobre la educación de los hijos. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría». Entonces, ¿qué hay que hacer en cuanto a la educación de los hijos? Recuerda cuando eras un niño: ¿qué tipo de padres habrían sido los mejores? Recuerda cómo era ser niño, y lo sabrás claramente.


Desafortunadamente, se le ha hecho creer a la gente que todos los niños nacen incorrectos y que tenemos que corregirlos, lo cual no es cierto. Si observas a los padres y los hijos, en general, al menos los niños menores de diez años son definitivamente más alegres. Entonces, ¿quién debería ser el consultor de la vida? ¿Los que son más alegres o los que se están desmoronando por dentro porque no saben cómo manejar a su prole? Los niños quieren emular lo que haces. Si das el ejemplo de alguien que merece ser admirado, no tienes que hacer mucho por la educación de los hijos.


#1 Evalúate a ti mismo
Antes de que decidas tener un hijo, debes evaluarte a ti mismo en todos los aspectos: tu forma de sentarte, de estar de pie, de hablar y de reaccionar ante las situaciones. Pregúntate: si fueras un niño de cinco años, ¿te gustaría y admirarías a esta persona? Otra cosa que podrías hacer es pasar suficiente tiempo con los niños para ver si les gustas a ellos, y si ellos te gustan a ti. De este modo, florecería mucha sabiduría y se cerrarían las clínicas de fertilidad.

#2 Crear el ambiente adecuado
Si ya tienes un hijo, lo único que tienes que hacer es crear un ambiente amoroso, estimulante y de apoyo. Realmente no hay nada que enseñar. Llegaste aquí unos años antes que el niño. Lo que tú sabes de la vida que el niño no conoce son solo algunos trucos del mundo, cómo sobrevivir y cómo ganarse la vida. Pero no conoces una dimensión más profunda de la vida. Estos trucos no deben enseñarse a los niños demasiado pronto. Los aprenderán más adelante. En este momento, cuando un niño entra en tu vida, es momento de aprender, no de enseñar. Los niños pueden no saber lo que es peligroso, lo que es agradable y cosas por el estilo. Pero es de esperar que tú tengas una cierta sabiduría sobre la vida que te rodea, que los niños pueden no tener. Si se acercan al peligro, ejerce tu sabiduría. Por lo demás, los niños son capaces de conducir la vida con más alegría que tú. Aprende esos aspectos de ellos.

No les enseñes mandamientos que no han funcionado para ti y que tú mismo nunca podrías seguir. En cada sociedad, hay algunos tipos de mandamientos. Si todos los practicaran, el mundo sería muy diferente. Obviamente nadie los practica, pero aun así estos mandamientos han sobrevivido porque la gente se los enseña a sus hijos. Si quieres que tus hijos sean mejores que tú, lo primero que tienes que hacer es establecer integridad porque, dondequiera que vayan, esto los sostendrá. Si tratas de enseñar a tus hijos cosas que tú mismo no eres capaz de seguir, obviamente ellos lo verán después de algún tiempo. Tus palabras y tu comportamiento deben coincidir. Si creas una atmósfera amorosa y vibrante, estarán bien.

#3 Deja de lado los juguetes, trepa un árbol
Tienes que nutrir físicamente y encender mentalmente a los niños sobre las cosas. La forma más sencilla es llevarlos a la naturaleza, donde todo, desde un insecto hasta una flor, es emocionante. Pero la mayoría de los padres de hoy en día quieren comprar algunas cosas, tirarlas en la habitación de los niños, encerrarlos con llave —todo está acolchado para que no puedan hacerse daño— y los padres pueden irse de fiesta. Eso no es ser padre.

Cada año se gastan miles de millones de dólares en juguetes para el veinte o treinta por ciento de los niños del planeta, mientras que el setenta por ciento restante no recibe nunca un juguete en su vida. Los que reciben estos juguetes son los que más sufren, a nivel mental y emocional. Los demás pueden sufrir por falta de nutrición y otras necesidades básicas. Pero los más opulentos están pasando por una confusión interna.

Si, por el contrario, te tomas la molestia de llevar a tus hijos a pasear, hacer que trepen un árbol, caminar con ellos a algún sitio, nadar o algo parecido, el niño crecerá sano física y mentalmente.

#4 Prepárate para un proyecto de 20 años
Una vez que tienes un hijo, es un proyecto de veinte años, si le va bien. Si no le va bien, es un proyecto para toda la vida. Si no estás preparado para eso, no debes meterte en ello. Desafortunadamente, muchas parejas piensan que, para que su matrimonio sobreviva, tienen que tener un hijo. Un niño no es un proyecto personalizado. Estamos creando la siguiente generación. De alguna manera, la siguiente generación debería estar al menos un paso adelante de donde estamos nosotros. Si no aspiramos y trabajamos para ello, no deberíamos tener hijos. ¿Cuál es el objetivo si la próxima generación va a ser igual que nosotros, nada más?

Por desgracia, muchas parejas piensan que, para que su matrimonio sobreviva, tienen que tener un hijo. Un niño no es un proyecto personalizado. Estamos creando la siguiente generación.

Y sobre todo, la humanidad no está al borde de la extinción: no es necesario que todos se reproduzcan. Casi parece que estamos tratando de competir con la población de insectos en términos de números. Es momento de bajar el ritmo en muchos aspectos.
Aquellos que deciden tener hijos deben tener tiempo para dedicarles, porque se trata de hacer que la próxima generación sea mejor de lo que somos nosotros. Y, sobre todo, debes arreglarte a ti mismo. Debes ser una persona a la que el niño admire y con la que le guste estar. Así, incluso el tiempo se puede ajustar. Si realmente te admiran, cinco minutos de contacto pueden valer por cinco días.

La responsabilidad de tener un hijo requiere involucramiento. Supongamos que has cometido el error de tener un hijo sin ser capaz de ofrecer el involucramiento necesario, por favor entrega al niño a alguien que sea afectuoso, cariñoso y alegre, alguien que sea capaz de dar su vida al niño. Tú puedes proporcionar el apoyo financiero. Si son los padres biológicos o no, al niño no le importa. Quienquiera que sea más cariñoso, más alegre, es con quien los niños quieren estar.

#5 Explora el mundo positivo y maravilloso
Hoy en día no es raro encontrar a niños de tres años pegados a la televisión o a la pantalla del teléfono celular. Y no sabemos qué es lo que están asimilando y cómo entienden lo que se muestra allí, porque ni siquiera tú puedes entender lo que está pasando. En un momento, alguien habla de crear un mundo hermoso, al momento siguiente hay un bombardeo, al momento siguiente algo más.

Todos los padres deben planear bien a qué quieren exponer a sus hijos. La exposición que han tenido es lo que se les quedará de por vida, no una enseñanza moral. Debes exponerlos a todas las cosas positivas y maravillosas de la vida. Las cosas positivas no significan lo correcto contra lo incorrecto, simplemente la vida como es.

Esto puede parecer extremo, pero creo que, si la gente quiere tener hijos, debería estar dispuesta a retirarse con ellos a un espacio natural durante al menos dos meses al año, en lugar de vivir en las madrigueras de ciudad o en nidos de pájaros de apartamentos. Aunque tengas que vivir en una tienda de campaña en algún lugar, los niños necesitan estar en la naturaleza si quieres que estén física y mentalmente sanos y equilibrados, que es lo más importante.

#6 Proporciona seguridad emocional
El número de personas que se vuelven locas hoy en día es demasiado grande. En la Unión Europea, por ejemplo, que ha gozado de bienestar económico durante gran parte de los dos últimos siglos, el treinta y ocho por ciento de la población tiene problemas psicológicos. Esto se debe principalmente a que han crecido en condiciones en las que no se les ha brindado los cuidados necesarios. Había inseguridad emocional incluso sobre sus padres. No sabían si su madre o su padre los abandonarían en algún momento. Ahora, como adultos, existe una grave inseguridad emocional respecto a sus cónyuges y parejas. Ese hombre o esa mujer pueden dejarte en cualquier momento. Cuando no hay seguridad emocional, el ser humano se desequilibra psicológicamente. Si quieres que una generación de personas sea productiva, o bien deben ser conscientes o deben tener seguridad emocional; de lo contrario, se volverán locos. Hemos destruido todas estas cosas y luego nos preguntamos por qué no vivimos bien, por qué nuestros hijos se comportan como locos, por qué nuestros hijos le disparan a alguien o se disparan a sí mismos. Esto es así porque, desde la infancia, no hay seguridad emocional.

La seguridad emocional es absolutamente importante, porque las emociones siguen siendo la dimensión más grande de la mayoría de los seres humanos.

Para la mayoría de las personas, diría que las emociones constituyen al menos el ochenta por ciento de lo que son. Al ser un poder tan grande, si no aprovechas tus emociones, si no las conviertes en una fuerza positiva en tu vida, pueden asfixiarte y destruirte. Hoy en día, ser emocional es equivalente a tener emociones negativas. Cuando decimos que alguien se volvió muy emocional, significa que se volvió un poco loco. Tenemos que cambiar este concepto en el mundo. ¿Por qué no reconocemos que la alegría, la dicha, el amor, la devoción y el éxtasis son emociones?

La seguridad emocional es absolutamente importante, porque las emociones siguen siendo la dimensión más grande de la mayoría de los seres humanos. Si uno se vuelve realmente consciente, entonces las emociones no importan. Pero hasta entonces, las emociones juegan un papel importante. Así que, si queremos educar bien a nuestros hijos, debe haber un ambiente de amor a su alrededor todo el tiempo, no solo en casa, sino también en la escuela y en la calle.
Sadhguru es un yogui, místico, visionario y autor de superventas del New York Times. Ha sido nombrado una de las 50 personas más influyentes de la India. El trabajo de Sadhguru ha tocado las vidas de millones de personas en todo el mundo con sus programas de transformación. Su enfoque no se adscribe a ningún sistema de creencias sino que ofrece métodos poderosos y probados para la autotransformación.

Sadhguru tiene previsto presentar un nuevo y emocionante movimiento popular en 2022 llamado «Conscious Planet» (Planeta Consciente), un esfuerzo para salvar el suelo y restaurar nuestro planeta.

Más información:
www.ishaeu.org/Holistico-Isha-CP

Para cualquier consulta, envíe un correo electrónico a:
contact.es@consciousplanet.org

Nota del editor: El libro electrónico Inspire Your Child Inspire the World (Inspira a tu hijo, inspira al mundo) contiene más de la sabiduría de Sadhguru sobre la infancia, el ser padres y la educación.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Encuéntranos en...

#Suscríbete..

#Publicidad

#Próximos eventos

10:00 AM - 08:00 PM

¿Entonces quieres ser Médium? – Taller Presencial Dra. Marilyn Rossner – Madrid

¿ENTONCES QUIERES SER MÉDIUM? Taller presencial Dra. Marilyn Rossner Sábado, 5 de noviembre 2022 - Madrid Lugar: Centro Mandala C/ Cabeza, 5...

Nov 5, 2022
10:00 AM - 08:30 PM

Consultas Privadas PRESENCIAL MADRID Dra. Marilyn Rossner

CONSULTAS PRIVADAS PRESENCIALES MADRID DRA. MARILYN ROSSNER Próximas fechas disponibles: 31 de Octubre - 10:30h - 13h - 13:30h - 19:30h...

Oct 31, 2022

#Facebook

#Instagram

Post más leídos

Holístico Somos uno

Publicaciones relacionadas