El encuentro con tu energía



¿Qué es la energía? Todo. Cada cosa tiene una energía distinta, diferente. Tú eres como una semilla del ecosistema, te mueves por energía. No hay que preocuparse, hay que ocuparse de uno mismo, de ser feliz tú para poder hacer felices a los demás. Esto se consigue aprendiendo ciertas técnicas ancestrales que son las que nos han guiado siempre. El ser humano actual está evolucionando volviendo a los orígenes, viendo la riqueza que nos traían los elementos. Dar gracias al elemento agua, tierra, aire, fuego, que son de los que vivimos.

Aparte está tu ser espiritual, tu corazón, lo que tu corazón siente. Hay veces que  estamos en soledad y necesitamos que alguien nos hable. Es difícil al llegar a cierta edad, y es muy complicado echarte amigos. Si tú estás de verdad preparado para tener una amistad o estar con grupos de gente como tú, que lleva las cosas como tú.

Debes intentar mejorar, y lo que veas mal en los demás no hacerlo tú. Intenta no pensar que eres la persona más buena y que los demás son malos. Tampoco es así, debes ser un ser humano que tiene la capacidad suficiente para pensar y decir: ¿qué quiero? Ser feliz. ¡Qué bonito es una puesta de sol! Sentarte, hacer tus ejercicios de yoga kundalini, eso de sentir que estás flotando, de meterte en tu mundo, ese mundo misterioso. Todos somos un libro, y todos somos distintos. Tus sentimientos son los que te guían. Los sentimientos son los que hacen que te comportes de distintas formas y maneras.

Para ello, lo más bonito es introducirte en tu interior, conocerte tú. El conocerte tú por dentro lleva un tiempo, vas sabiendo dónde realmente tienes el tumor de la sociedad. Tienes que estar en la sociedad, tienes que estar con la gente. Tener amigos, tener amistades, que no hay que confundirlas, tener gente a tu alrededor que te las he ganado porque los quieres, porque están dentro de ti. También hay que respetar los caracteres de la gente, pero si pones empeño en hacer estas cosas, verás cómo poco a poco cambia tu interior, y eso se transmite exteriormente.

Es una forma de vida normal, simplemente que tú haces unos ejercicios, crear un mandala o hacer un yoga kundalini, un pilates, algo que refuerce tu corazón, incluso meditar. La meditación es una de las cosas que más cuesta a las personas, porque meditar no es ponerte a pensar en lo que has hecho hoy, y mirar si has sido bueno, si has contestado o no has contestado, eso no es meditar. Eso es ver cómo te ha ido el día, y recuperar lo que crees que has hecho mal, no. Tú no puedes estar todo el día pensando: ¿he hecho mal esto? ¿he hecho mal aquello? No. Tú tienes que tener una fuente de energía tuya, solamente tuya, y no estar pensando en lo que dicen los demás. Tienes que ser tú, valorarte tú, tener conciencia de cómo eres, de cómo son los demás y aceptar también a la gente.

El Taichí es una de las energías que te gustará realizar y que te proporciona una musculación que no creerías nunca, que pudieras tener esa fuerza muscular con su práctica. Tienes que trabajar con la mente, con la risa, con el llanto. Puedes hacer regresiones desde tu nacimiento, y todo esto te están ayudando a crecer a ti como persona y a conocer a los demás, y hay veces que cuando conoces a la persona ya sabes que no eres empático, y todo eso no quiere decir que a esa persona no le debas hablar o apartarte de ella.

Piensa quién eres, a qué has venido, porqué haces estas cosas, porqué te encaras hacia los demás, porqué estás tan metido en ti mismo, porqué eres tan austero, no eres una persona que no puede echar una sonrisa.

Hay gente muy rara, y nosotros mismos nos damos cuenta de las rarezas que tenemos, pero lo que tenemos que hacer es salir adelante de esas preocupaciones, de esas ocupaciones que tenemos que tener también en esas asignaturas. Y cada día la gente es más inteligente porque se mete más en esa modulación energética.

Lo que más tienes que querer es a ti, para saber cómo tienes que querer a los demás. A quien más tienes que respetar es a ti, para saber cómo tienes que respetar a los demás. Comprender y respetar a todo el mundo que es respetable. Ser feliz es muy fácil, con la energía, con los elementos, la tierra, el aire, el agua, el fuego, con todo lo que el Universo nos da, que es mucho y muy bonito.

María Elena
www.mariaelena.net

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email








Deja un comentario