El Árbol de la Vida



El símbolo universal del árbol de la vida es el más ancestral y antiguo que existe y te aporta bondad, sabiduría y espiritualidad. Diferentes razas y religiones, a lo largo de la historia, lo han llamado varias maneras, pero, aún así, en todas las culturas, el árbol de la vida se simboliza con la fuente de la vida. Éste gran talismán es uno de lo mas mágicos que se conocen, porque reproduce la esencia de nuestra existencia y vida, trasmitiendo mucha fuerza y energías que nos ayudan a elevar y cargar nuestros chakras, obteniendo que nuestras energías no deseadas se conviertan en muy positivas.

Desde el punto de vista energético, el árbol de la vida representa la vida porque sus ramas se elevan y extienden hasta el cielo, pasando de nuestro nivel físico al espiritual, pero no todos los humanos somos iguales, al igual, cada rama adquiere su esencia y personalidad y cada rama debe buscar su sitio y lugar, como cada uno de nosotros debemos encontrar nuestro sendero y nuestra parte espiritual. Poseer en nuestro cuerpo el talismán del árbol de la vida nos beneficia el poder de captar y atraer esas fuerzas energéticas que nos rodean y son sumamente positivas, conduciéndolas por toda nuestra aura.

Representa el ciclo de la vida, empezando por nuestro nacimiento, que representaría sus raíces profundas, el tronco, siempre en dirección hacia el cielo, sería nuestra vida y las ramas del árbol, nuestros grandes caminos a seguir, con nuestros cambios de direcciones e impedimentos, que nos encontramos en el camino y debemos aprender a atravesar y continuar, como las ramas buscan su lugar y sitio. Cada uno de nosotros, como ese árbol, debemos nacer, crecer, progresar y evolucionar.

LOS CHAKRAS Y SUS MINERALES

En el cuerpo humano existe 7 puntos energéticos dónde se canaliza nuestra energía, conocidos como los 7 chakras, estos puntos energéticos están alineados y repartidos desde el coxis hasta la coronilla. Unido por un canal energético que atraviesa a lo largo de nuestra espina dorsal. Cada punto equilibra la energía de nuestra vida, de diferentes aspectos circulando y representando a lo material, espiritual, físico y mental. Cuando estos puntos energéticos, conocidos como chakras, están armonizados, dejan fluir la energía. Si alguno de estos puntos se bloquea y no está armonizado, impide el fluir de la energía y nos afecta negativamente en algún estado o aspecto de nuestra vida y, para volver a conseguir que cada chakra recupere su nivel energético y vuelva a fluir por él la energía, hay que desbloquear este o estos chakras, ya que son nuestros emisores condensadores y receptores de nuestras energías.

Los minerales, por su propia energía vibratoria, son herramientas que nos ayudan y acompañan en el proceso de crecimiento personal, a nivel terapéutico, las piedras se colocan cada una con su punto energético del chakra, para hacer fluir la energía en cada área y zona del cuerpo.

PRIMER CHAKRA –  MULADHARA O CHAKRA RAÍZ

Se encuentra en la base de la espina dorsal, representado por el color rojo, es el que nos conecta con la tierra madre, es la esencia de quienes somos, nuestra estabilidad y nuestra identidad, dando energía a todos nuestros niveles del cuerpo. El cristal asociado es el Jaspe rojo, que proporciona mucha protección y absorbe las energías negativas, limpiando y alineando los chakras y el aura, consiguiendo equilibrar el ying y yang.

SEGUNDO CHAKRA O CHAKRA SACRO –  SVADHISTHANA O ESPLÉNICO

Está ubicado dos dedos por debajo del ombligo y actúa en la zona lumbar, los genitales, caderas, y zona sacra, su color es el anaranjado, a este segundo chakra se le conoce como el sagrado, y se activa estimulando la creatividad sensualidad y relaciones. El mineral es La cornalina o piedra luna, se usan para activar este chakra.

TERCER CHAKRA – MANIPURA O PLEXO SOLAR

Se ubica debajo de las costillas su color es el amarillo resplandeciente como el sol y actúa con el bazo, el hígado, el estómago e intestino delgado. Es un chakra relacionado con el ego y el intelecto, la personalidad y la autoestima, representa el poder personal, la fuerza de voluntad y el sentido de la transformación, su energía crea la vida y toma el control de como queremos vivir. Su mineral asociado es el Citrino que absorbe, disipa, transmuta y conduce a la tierra la energía negativa, siendo para el entorno muy protectora. El citrino eleva la confianza en uno mismo y la autoestima, aumentando la creatividad, motivación, potenciando la creatividad y auto expresión.

CUARTO CHAKRA –  ANAHATA O CHAKRA CORAZÓN

El chakra corazón se ubica en el centro del pecho conectándose con el corazón está representado por el color verde esmeralda se relaciona con nuestra forma de amar, de sentir compasión, del autocontrol y de perdonar a otros. Es nuestra energía emocional cuerpo y espíritu, este chakra nos da la capacidad de recibir y dar sin pedir nada a cambio, es el amor verdadero. Su mineral asociado es la unakita, su fuerza energética es muy suave y sutil, nos ayuda a fusionar nuestros tres cuerpos, espiritual, emocional y físico en uno solo para mantener el equilibrio en nuestra vida.

QUINTO CHAKRA –  VISHUDDA O CHAKRA DE LA GRAGANTA

Este chakra se ubica y se conecta con la garganta, es representado con el color azul, el color del cielo, de la paz interior, de la armonía. 

Está representado con la libre expresión y del espíritu, relacionado con la sabiduría y comunicación. Se relaciona con la creatividad, amabilidad, honestidad y conocimiento. Su mineral es la sodalita que profundiza la meditación, estimula el tercer ojo, te ayuda a abrir una percepción espiritual para unir la lógica e intuición.

SEXTO CHAKRA –  AJNA O CHAKRA DEL TERCER OJO

Este chakra se ubica en la frente, entre los dos ojos, y nos conecta energéticamente con el cerebro la glándula pineal y el sistema neurológico. Su color es el índigo, está asociado con la intuición, clarividencia, nuestra imaginación y percepción, mucho mas allá del mundo físico. Su mineral asociado es la amatista una gema muy protectora y poderosa. Esta piedra favorece a bloquear las negativas energías ambientales, conecta el cuerpo emocional, mental y físico con el espiritual. Transmuta energía negativa a positiva y limpia el aura.

SÉPTIMO CHAKRA –  SAHASRARA O CHAKRA DE LA CORONA

Este chakra se ubica en lo más alto en la coronilla en el punto energético de la parte superior de la cabeza, y nos conecta energéticamente con el sistema nervioso central y cuerpo físico. 

Este chakra es la fuerza vital de la divinidad uniéndose con la conciencia superior. Su color es el blanco y vibra a la luz visible en todas las frecuencias, representa nuestra habilidad de conexión espiritual, su energía canaliza la entrega y devoción para que la espiritualidad sea parte de nuestra vida. Su mineral es el cuarzo blanco y a esta gema se le considera la mejor piedra para limpiar energías y de gran ayuda en él mientras meditamos. Es un mineral muy mágico para impulsar el amor y la salud.

Hadaeifá
www.hadaeifa.es
info@hadaeifa.es – Tel. 676 822 367


Si te ha gustado, compártelo...