Dolencias nerviosas y columna vertebral (I)



El celebré médico naturista de origen hindú Deepak Chopra en una de sus citas más famosas expresa: “Soy un sistema nervioso expresándose en el universo” …

La importancia del sistema nervioso en nuestro cuerpo es vital ya que nutre de vida, de corriente eléctrica o impulsos nerviosos, todos sus componentes ya sean músculos, huesos, glándulas u órganos…es decir todos los sistemas fisiológicos y anatómicos que nos definen; También tienen una importancia capital en el estado de ánimo, expresión de las emociones y en el carácter. Ya que parte de éste, está conectado con el cerebro, órgano que rige nuestra voluntad, entre otras en funciones.

Antes de pasar a explicar algunas de las disfunciones atribuidas al sistema nervioso, en su relación con la columna vertebral, permitirme una breve y sencilla exposición de conceptos anatómicos y fisiológicos básicos.

El sistema nervioso está formado por 2 subsistemas, el sistema nervioso central compuesto por el: encéfalo, cerebro, cerebelo y bulbo raquídeo y la médula espinal, un cordón nervioso fibroso que va desde el occipital hasta el sacro. El otro sistema está formado por el sistema nervioso autónomo o involuntario; simpático y parasimpático que regulan de manera automática la función de nuestros órganos internos, por ejemplo, tienen la capacidad de aumentar o disminuir nuestro metabolismo.

En las dolencias nerviosas la médula espinal va a jugar un papel muy importante ya que de ella van a salir, a modo de redes, los nervios periféricos que inervan todo el cuerpo.

La columna vertebral que está formada por 24 vértebras 7 cervicales 12 dorsales y 5 lumbares que se distribuyen en la zona alta media y baja de la espalda respectivamente-sin contar las 5 sacras y 3 coxígeas-. Estas vertebras apiladas o encajadas unas encima de otras, van a formar el canal central por el qué pasa la médula espinal, este canal también posee un espacio llamado agujeros de conjunción por el cual se bifurcan a la izquierda y a la derecha los nervios raquídeos entre cada dos vértebras en dirección al resto del cuerpo.

La correcta alineación de la columna vertebral, es decir la postura es vital, ya que esto evita desajustes vertebrales que pueden crear pinzamientos, protrusiones, hernias discales … ect., cuyos síntomas, entre otros, son las dolencias nerviosas.

Se me olvidó comentaros qué entre cada 2 vértebras existe una almohadilla amortiguadora que se conoce por: disco intervertebral. Estos discos son susceptibles de desplazarse ya sea de manera lateral o frontal entre las vértebras y crear dolencias nerviosas en la parte alta de la columna como la neuralgia de la 2 vértebra cervical -neuralgia de Arnold- quien lo descubrio- o neuralgias cervicobraquiales , también llamadas, ciática del brazo. En la zona baja de la columna encontraremos dolencias nerviosas como la ciática y la cruralgia de las que hablaré en una segunda parte.

Las disfunciones antes mencionadas relativas al sistema nervioso pueden ser tratada eficazmente con un tratamiento osteopático global.

Neuralgia de la segunda vértebra cervical

La palabra neuralgia viene de neural -nervios- y algia- dolor – es decir dolor de origen nervioso.

Este algia nerviosa es un dolor de cabeza normalmente unilateral que irradia o bien a la parte derecha o izquierda de la cabeza, la sensación es como si te doliera el cuero cabelludo, se puede sentir como un hilo nervioso que va desde el occipital hasta la frente a veces se vuelve tan intenso que cualquier movimiento del cuello lo aumenta

Muchas veces ni radiografías ni resonancias magnéticas lo detectan, uno va al médico y simplemente le dice que tiene mucha tensión muscular. la medicina alopática lo confunden con cefalea tensional. Pero muchas veces hay un componente de desajuste vertebral y occipital que ha de ser corregido para su resolución. Las causas de estas disfunciones podrían ser los síntomas de un latigazo cervical, malas posturas …y  también pueden existir componentes de estrés emocional, como dije antes, el sistema nervioso está relacionado también con nuestro carácter.

Neuralgia cervicobraquial o ciática del brazo

Esta dolencia nerviosa consiste en la comprensión o pinzamiento de un nervio del cuello cuyo recorrido es por todo el hombro, brazos y hasta los dedos de la mano. Sus síntomas pueden incluir dolor intenso a nivel del cuello, y en el que hay un determinado movimiento a nivel cervical que puede estar limitado, es decir, quizá nos cueste girar la cabeza a izquierda derecha o simplemente flexionarla hacia delante o hacia atrás

A veces puede estar acompañado de malestar general de mareos, incluso de trastornos del sueño

Las causas de estas dolencias pueden ser traumáticas cómo accidentes de tráfico, lesiones del hombro codo y muñeca posturas inadecuadas… desajustes vertebrales…etc

Estudio de un caso

Una vez tuve el caso de una mujer, Virginia C. con una ciática del brazo causada por los continuos viajes largos en coche, debido a que era comercial. Su situación económica no le permitía según ella, comprarse un vehículo más adecuado para viajar. Esto le generó mucha tensión a nivel cervical que terminaría convirtiéndose en protusión discal, con irradiaciones que iban desde el cuello por todo el brazo, hasta el dedo pulgar e índice. A veces acompañado de hormigueos como siempre, sus pruebas de imagen no indicaban nada relevante: parece ser que la causa era debido al estrés y la artrosis, decían en su seguro.

Lecturas de su caso desde un punto de vista osteopático global

A nivel físico, el problema tenía su origen en un defecto postural. No le agradaba mucho conducir, pero no tenía otra alternativa. Esto se traducía en que se sentía insegura conduciendo y por tanto solía mantener su cabeza vencida hacia delante con los hombros encogidos, así es como conducen las personas que sienten inseguridad al volante lo cual le producía una tensión de toda la musculatura cervical anterior y especialmente de los esternocleidomastoideos y otro conjunto de músculos llamados escalenos, estos dos últimos forman un estrechamiento por dónde pasan los nervios que inervan el brazo y la mano, de ahí los hormigueos.

El tratamiento con éxito; consistió en reducir la tensión de las cadenas musculares de la cintura escapular- hombros, escapulas, columna dorsal –  así como un tratamiento específico de la columna cervical. Cuando tratamos un problema cervical también trataremos los problemas subyacentes al segmento vertebral sobre el que se sujeta, en este caso las dorsales.

Incluso en ciertos casos, los problemas de cervicales pueden tener su origen en la pelvis.

Toda lesión física tiene su componente emocional en mayor o menor grado. En la ciática del brazo hay implícito un conflicto o dificultad de ponernos en contacto con aquello que queremos alcanzar o hacer. Los brazos cuyo extremo, la mano, nos permite alcanzar o rechazar en sentido metafórico, determinados objetivos.

Virginia, con este trabajo podía alcanzar sus metas económicas, pero no así, poder rechazar la tensión que suponía hacer algo que no encontraba satisfacción personal en ello.

Para superar este conflicto, utilicé una biodescodificación del sistema músculo esquelético a fin de solucionar la parte emocional del problema físico.

Recordando las palabras de D.Chopra, “Soy un sistema nervioso expresándose en el universo…” nuestra vida y nuestros propósitos también necesitan expresarse de acuerdo a lo que verdaderamente queremos.

Eutiquiano Endje
www.cuerpozen.com


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario