Descubrir el auténtico yo a través del Tantra-Coach



Talleres para ser feliz

El Tantra-Coach es un método, un conjunto de dinámicas que tienen como objetivo la experimentación del éxtasis. ¿Y qué es el éxtasis? Es la ausencia de la mente, la capacidad que todo individuo posee para poder sentir con todos sus sentidos abiertos; una experiencia maravillosa gracias a la cual el amor incondicional que todos llevamos dentro fluye libremente.

Muchas veces el primer contacto con el Tantra-Coach se experimenta a raíz de una experiencia personal que hace que todo lo que hemos vivido hasta el momento dé un giro de 180°. Una enfermedad como el cáncer puede ser el punto de inflexión para tomar una sana determinación: si conseguimos cambiar nuestra manera de enfocar la vida, conseguiremos encontrar la manera de sanar nuestro cuerpo.

Y así, en la búsqueda de una nueva manera de expresarnos, de relacionarnos con los demás y con nosotros mismos, el azar nos puede llevar a descubrir el poderoso mundo del Tantra, una técnica milenaria que nació en una sociedad matriarcal en el valle del Indo hace unos cinco mil años.

En mi caso, no dudé en seguir sus enseñanzas. Y desde entonces y durante los últimos 20 años, he dedicado todo el tiempo que he podido a formarme en ámbitos como el crecimiento y el desarrollo personal, la meditación, los masajes, la acupuntura, y otras muchas disciplinas relacionadas con el Tantra-Coach, y que me ayudaron a superar el cáncer.

Sentir la conexión con nuestro Zen-Jara

El Jara es un punto energético que se encuentra situado dos dedos por debajo del ombligo. El Jara es nuestra fuente principal de energía, desde ahí fluye y se comunica con los chacras o puntos energéticos de todo nuestro cuerpo, es la fuente de vida y conexión con el alma.

Es el punto desde donde recibimos las sensaciones más poderosas y certeras para validar cada una de las decisiones que en cada momento vamos tomado.

Sentir la conexión con el Jara es:

  • Vivir la vida con pasión y alegría.
  • Sentir que tenemos un propósito de vida y para vivir la vida.
  • Sentirnos conectados armónicamente y apasionadamente con las personas, con la naturaleza y con el universo.
  • Sentir que formamos parte y que estamos ocupando nuestro lugar en el universo de forma pacífica.

Es el punto donde se genera constantemente una energía renovadora capaz de transportarnos hasta lo más infinito y maravilloso, sintiendo que la paz, la alegría, las ganas de vivir y las sensaciones de equilibrio con nosotros mismos y con el universo son infinitas.

Sin embargo para alcanzar este estado de conciencia, de relajación, de paz interior, es fundamental que el trabajo se realice a través de las  denominadas “cuatro llaves”.

Las cuatro llaves

Las cuatro llaves son las guías indispensables de los talleres de Tantra-Coach. En definitiva, aquellas que vertebran todo su desarrollo y todos los trabajos del Tantra:

  • Presencia: Si queremos sentir plenamente el placer y el éxtasis es necesario que aprendamos a estar presentes dentro de nuestro cuerpo. Habilitar el cuerpo en toda su totalidad es imprescindible. Nos ayuda a estar en el aquí y el ahora, justo en el momento en el que nuestra vida sucede.
  • Respiración: Nos ayuda a potenciar las sensaciones y se amplifican nuestros sentidos. La respiración ha de ser conectada; es decir, que haya pausa entre la exhalación y la inhalación. Porque un cuerpo sin aire, es un cuerpo sin vida.
  • Sonido: Permitir que el sonido salga de nuestro interior es síntoma de relajación profunda y de presencia. El sonido es una gran fuente de placer. Se trata de relajar totalmente nuestro interior, incluida la mente, para que cualquier emoción o sensación tenga una fuente de salida.
  • Movimiento espontáneo: La mayor parte del tiempo es nuestra mente la que nos maneja controlando nuestros movimientos. Es el momento de pasar el testigo a nuestra energía, para que sea ella la que nos maneje. De este modo, alcanzamos la maravillosa experiencia del no control y la entrega total. Nuestra mente descansa y nuestro cuerpo se rinde a la energía, escuchándolo y respetándolo.

El papel del Tantra Coach

El Tantra Coach es, pues, una disciplina perfecta para todas las personas que quieran experimentar un viaje hacia su propio autoconocimiento. Una lección de vida para las personas que quieran tomar consciencia de sus propias emociones y conectar con su auténtico yo, de una forma plena e intensa. Y que tiene como punto de partida el Libro de los Secretos que contiene las 112 meditaciones para llegar a la iluminación y trascendencia de mente.

El tantra te dice experimenta, vive, siente por ti mismo. Nos equivocamos al pensar que el papel de un Tantra coach es el de enseñarnos. Si es así, nos equivocamos, ya que debemos ser nosotros mismos, guiados por nuestro facilitador, los que debemos activar el cambio a nuestro día a día para poder llegar al grado de bienestar y satisfacción que todo ser humano anhela en la vida. Las diferentes dinámicas planteadas en los talleres (Kaizen, Propósito en la vida, Boku Boku, Bici Zen…) nos permiten descubrir el tantra, experimentar y encontrar nuestra propia verdad.

Así que si lo que queremos es, pues, experimentar nosotros mismos este cambio, los talleres de Tantra-Coach son una excelente oportunidad para alcanzar el éxtasis que estamos buscando para nuestras vidas, y poder dar y recibir el amor incondicional que ello implica.

Pere Prat Torra
Tantra-Coach y Miembro de APTN COFENAT (Asociación de Profesionales de las Terapias Naturales)
Próximos retiros en La Hospedería del Silencio
www.hospederiadelsilencio.com
www.ecocentro.es


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario