¿Cómo andan tus chakras?



Además de un cuerpo físico tenemos un cuerpo emocional, cuerpo mental y un cuerpo energético y todos funcionan interrelacionados afectándose unos a otros.

Los pensamientos hacen que tengas unas emociones y estos pensamientos, que tienen energía eléctrica, y las emociones que crean energía magnética, juntos emiten energía electromagnética que es captada por nuestro cuerpo energético por mediación del aura, chakras y meridianos y distribuida por todo el organismo para su buen funcionamiento.

Cuando esta energía electromagnética de diferente frecuencia es constante y perdura en el tiempo, acaba materializándose a nivel físico.

Esto tiene su lado bueno y malo. Tiene su parte yin y su parte yang pues como todos sabemos a estas alturas, todo depende de con qué ojos se mire. No existe ni bueno ni malo. Podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío, pero el vaso y su contenido es el mismo y lo vemos de una forma u otra, dependiendo de la percepción que tengamos, y esto viene determinado por nuestro nivel de consciencia y nuestro nivel de consciencia viene determinado por la calidad de nuestros pensamientos y emociones, y esto determina nuestro nivel material que afecta tanto a nuestro físico como las cosas que experimentamos, que podemos verlas como buenas o malas. Con lo que vemos que es como “la pescadilla que se muerde la cola”, todo esta relacionado y todo tiene su efecto en todo, pero…, el origen son los pensamientos y las emociones.

Pensamientos positivos y emociones amorosas van a materializar buena salud y atraerán cosas que consideramos buenas a nuestra vida. Por el contrario, pensamientos negativos y emociones negativas van a materializarse en enfermedad y atraeremos más de lo mismo, cosas que consideramos negativas a nuestra vida.

El primer filtro o escudo protector que tenemos es el aura. Si nos sentimos en nuestro centro, poder personal y nuestros pensamientos y emociones son altos, nuestra aura estará fuerte y no dejará que penetren frecuencias densas, de baja densidad, que son los pensamientos y emociones negativas, tanto nuestras como de los demás.

Pero si se nos ha “colado” algo, esto es absorbido por los chakras y distribuido por los meridianos hasta que podamos revertir la situación.

Estamos de suerte porque, normalmente, el organismo tiene la suficiente plasticidad como para recuperarse por sí solo de cualquier energía anómala o si ya se ha manifestado en enfermedad para auto sanarse.

Pero hay otras veces que estamos tan “desgastaditos” de tanto pensamiento y emoción negativa que no tenemos energía o fuerzas suficiente para poder realizar el trabajo de autosanación sin algún tipo de apoyo externo, y es aquí cuando entramos los terapeutas con nuestras técnicas y herramientas.

Es nuestra vocación y misión, apoyar en el proceso de sanación de nuestros clientes y yo encuentro muy eficaz comenzar realizando un test energético para ver en qué estado están las centrales energéticas llamados chakras, pues si no están trabajando óptimamente enviarán energía de baja frecuencia a todo el sistema a través de los meridianos y esto favorecerá a la enfermedad emocional y física.

Este test lo realizo con el péndulo de cuarzo transparente, pues encuentro que es muy susceptible a los campos energéticos y me va a dar una correcta lectura del estado de cada chakra.

Una vez realizado el test y dependiendo del resultado, paso a equilibrar cada chakra con diversas técnicas, reconociendo lo que detecto que el cliente necesita. Las herramientas de armonización que yo prefiero utilizar son los cuarzos, cromoterapia, diapasones, voz y el propio péndulo. Estas técnicas las puedo combinar en una sesión o sólo utilizar una de ellas, y esto me lo irá diciendo la energía del cliente.

Para terminar, cerraré tu aura con aromaterapia y frecuencia sonora, utilizando los diapasones y energía lemniscata que es el poderoso símbolo del infinito u ocho tibetano que es como también se le conoce.

Al finalizar, te daré las pautas correspondientes e indicaciones para que tú puedas fortalecer tu sistema energético en casa y llevar una buena higiene energética, mental y emocional.

Maria del Socastro Gonzalez
Terapeuta Energética y de Sonido
www.terapiasenergeticas.org


Si te ha gustado, compártelo...