Ciencia y tecnología en la era de la luz



Ahora estamos entrando en la era de la Luz. La Jerarquía prepara a científicos a través de experiencias de poderes fenoménicos demostrando el uso de la ciencia de la luz para transfigurar, transportar y comunicar.

Todas las células vivas están interconectadas con la Luz. Todos los átomos están interconectados con la Luz. Llegará el día en que podremos transformar esta luz, y será entonces posible desmaterializar el cuerpo. Los adeptos y los Maestros pueden hacerlo y, según Maitreya, un día nosotros también lo conseguiremos. La materia se puede transportar de un lugar a otro a través de la luz. Así, se puede materializar el cuerpo astral de alguien que se haya ido. Aún ahora, se está enseñando a los científicos a materializar a través de la tecnología de la luz, de manera que se pueda transmitir objetos desde una parte del mundo a otra. Esta tecnología – que utiliza el color, el sonido y las vibraciones – es la ciencia del siglo XXI. Esto hará que la sociedad sea más próspera y feliz. La gente disfrutará más de la vida y muchas enfermedades se curarán instantáneamente. Este es el poder de la luz. Con el tiempo, los científicos entenderán todos estos procesos, estas leyes de la naturaleza. Maitreya enseña que cuando nos volvamos conscientes, perceptivos y desapegados no manipularemos estas leyes con fines egoístas.

En la nueva era, las principales prioridades serán el medio ambiente y la energía. La última de las prioridades será la defensa, “ya que no habrá nada que defender.” Cuando uno controla la luz no se precisan ni armas ni balas.

Dentro de poco las prisiones serán inútiles ya que se podrá controlar a los individuos desde el espacio. El terrorismo desaparecerá porque no existirá ningún sitio donde esconderse para los terroristas.

Actualmente, la ambición de los políticos se mueve hacia el espacio, desde donde se puede controlar cualquier movimiento en la tierra. Pero Maitreya nos advierte que, si los políticos juegan con esta ciencia de la luz y abusan de ella, les destruirá. La humanidad cree ingenuamente que son los únicos en el espacio. Pero allí hay otros seres mucho más avanzados que siempre han velado por nosotros, enseñándonos a no matar, a respetar al prójimo y a aprender a ser libres y felices. Siempre nos han protegido y no permitirán que nos autodestruyamos a causa de la explotación de la ciencia en el espacio.

El mensaje que Maitreya envía a los líderes políticos del mundo es claro: actualmente no hay guerra que se pueda ganar y el gasto desmesurado de dinero en programas internacionales de armamento es un despilfarro total. Hoy en día nuestra labor principal es cuidar del medio ambiente. Esta será la responsabilidad de cada individuo, de cada político, gurú, santo y científico. Invertiremos nuestras energías en que éste se vuelva otra vez saludable. Cuando esto ocurra habrá menos sufrimiento, enfermedades y pobreza.

Los Hermanos del Espacio

Los científicos están aprendiendo de los Hermanos del Espacio el arte de producir energía a través de la luz. El problema del ozono desaparecerá, pero los cambios climáticos ya puestos en marcha tendrán que ocurrir. En Rusia se llevan a cabo muchos experimentos con la tecnología de la luz. Eso es así porque los Hermanos del Espacio establecieron una comunidad en ese país hace 15 años. Se escogió Rusia porque era una sociedad cerrada, donde las presiones comerciales no afectaban a la investigación científica.

En el presente, los científicos están investigando y manipulando el mecanismo de las fuerzas de la evolución. No saben a dónde conducen estas fuerzas, pero obtendrán claramente un vislumbre del final del camino. Si continúan haciendo experimentos con la ingeniería biogenética serán capaces de crear seres mitad-hombres, mitad-animales.

Pero, aunque los científicos están interfiriendo en el curso natural de la mutación, nunca la entenderán, ya que está más allá del conocimiento y de la sabiduría.

Maitreya afirma que “sólo Dios comprende la mutación”, y es peligroso que los científicos usen sus conocimientos para ‘jugar a ser Dios’. “Sois capaces de hacer ciertas cosas,” Él hace notar”, pero no deberíais hacerlas. ¿Por qué no gastar correctamente el dinero de forma que la gente tuviera los alimentos adecuados que necesita y muriera de muerte natural?”

Los secretos de la conciencia

Los científicos también participan peligrosamente en otros juegos. Están investigando la manera de encontrar los secretos de la conciencia.

Ahora están experimentando con animales, jugando con los genes para descubrir de dónde viene esa energía consciente y a dónde va después de la muerte. Hay tantos experimentos que se llevan a cabo a puerta cerrada que, si el público supiera de ellos, se alzarían protestas y demandas para pararlos.

“Los científicos están jugando con las fuerzas de la vida”. Según Maitreya, a medida que los científicos profundicen en la comprensión de las leyes de la vida y la mente, habrá una mayor comprensión de la interdependencia, el cemento que sustenta a la creación.

Share Internacional España
www.share-es.org


Si te ha gustado, compártelo...








Deja un comentario