ASTROLOGÍA PARA TODOS – URANO, el primer gran revolucionario.

#Publicidad

Urano es uno de los llamados planetas exteriores. Tarda alrededor de 84 años en dar la vuelta alrededor del Sol.

Hasta 1781, los seres humanos no teníamos ni idea de la existencia de este planeta, pues creíamos que nuestro sistema solar terminaba con Saturno.

El 13 de marzo de 1781, Sir Willian Herschel anunció su descubrimiento. Aquí comenzó la gran revolución de la humanidad, acababa de entrar en la conciencia humana el REVOLUCIONARIO.

Se considera un planeta espiritual, representa una energía diferente de todo lo que conocíamos hasta su descubrimiento. Rompe con lo establecido y abre las puertas a lo que, hasta ese momento, era desconocido para todos. Viene a decirnos que la humanidad es una, es el planeta de la evolución. Para dar ese paso todos tenemos que aprender a desapegar, es un planeta transpersonal, un maestro para todos nosotros que nos dice “deja todo lo que tienes y sígueme”.

Somos habitantes de la Tierra, por tanto vivimos en el Universo y ese ha sido el primer gran cambio que nos ha enseñado.

Estamos entrando en la Era de Acuario, es el signo del aguador, su representación es el hombre maduro repartiendo agua para todos, su regente es el planeta Urano.

Una era astrológica es un periodo de tiempo que se corresponde con el desplazamiento en 30 grados del arco del eje terrestre, debido al fenómeno de la precesión de los equinoccios, equivale a un mes del llamado año platónico o ciclo equinoccial, es decir, el tiempo que tarda la precesión de la tierra en dar una vuelta completa de 360 grados, lo que ocurre en mas o menos 25.776 años, así que cada era dura mas o menos 2.148 años.

Hemos descubierto este planeta en los finales de la Era de Piscis, en la que todavía nos encontramos. Seguro que os habréis dado cuenta de cómo nos estamos acercando a la Nueva Era, su regente Urano representa la libertad, igualdad y fraternidad.

Es el planeta de la tecnología, nos ha traído la energía eléctrica. Qué gran cambio, teniendo en cuenta que, a los planetas transpersonales, los llamamos los dioses del cambio, este que es el primero de los tres, ha honrado este nombre pues algo que ha sido revolucionario para la vida en la Tierra ha sido la LUZ eléctrica.

Aparte, también estamos cambiando mucho a otros niveles, pero me gustaría hacer un viaje al pasado y recordar los siglos XVIII y XIX, cómo era todo y cómo es ahora.

El siglo XVIII fue llamado el siglo de las luces debido al nacimiento del movimiento llamado LA ILUSTRACIÓN. Para comprender lo que denominamos el mundo moderno tenemos que retroceder en el tiempo hasta este siglo.

Nos encontramos con la aparición de la máquina de vapor 1705, La Enciclopedia 1751, la independencia de Estados Unidos 1776, La Revolución Francesa 1789.

El gran cambio de ese siglo se produce cuando el hombre cambia las estructuras sociales, el feudalismo y el vasallaje terminan. Quedan abolidas las diferencias de clases y se proclama la igualdad entre los hombres. Surge la clase media. En 1789 se realiza la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano. Los primeros movimientos feministas.

Comienza LA ELECTRICIDAD, el pararrayos de Franklin, la teoría de Galvani…

Se trabaja con la velocidad de la luz,  se realiza la primera medición aproximada de esta velocidad.

Se desarrollan telescopios mas potentes que nos permiten avanzar en el conocimiento astronómico del Universo.

A finales de ese siglo aumenta el tamaño de nuestro Sistema Solar, tenemos un planeta más, el gran URANO.

El siglo XIX se caracterizó por ser un siglo de grandes cambios.

En 1833 se acuña el termino “científico”

1840 y 1880 marcan épocas de grandes revoluciones industriales.

En política, la revolución burguesa. En filosofía corrientes como “el idealismo absoluto”, “el materialismo dialéctico”, “el nihilismo” y “el nacionalismo”. Aquí comienza el nacimiento de la democracia.

En el arte surge “el impresionismo”.

En este siglo la medicina da un gran salto, surge la medicina experimental, la teoría microbiana, la de la evolución de las especies, la genética…

Aquí dejamos las velas, las cambiamos por bombillas que se encienden dando a un interruptor.

Todo son cambios y cambios, estos dos siglos dieron la vuelta total a nuestro mundo, crecimos de repente, ya no éramos sumisos y calladitos, comenzábamos a OPINAR, no consistía sólo en obedecer a un poder absoluto.

La llegada de Urano a nuestra conciencia marcó el comienzo del final de lo establecido, las reglas cambiaban y teníamos que aprender a vivir con lo NUEVO.

A todos nos gusta lo nuevo pero ¡ojo que al principio nos produce mucho miedo!

El miedo lo rige Saturno, que es el planeta anterior y es el que regía hasta 1781.

Hemos vivido 18 siglos obedeciendo (obedecer esta bien) pero no por obligación, hagámoslo por comprensión. Marcarnos obligaciones por miedo no nos llevará nunca a ningún sitio.

El siglo XIX lo puso todo del revés, ¿qué pasaba? El hombre comenzó a vivir mucho mas deprisa y a necesitar cosas que hasta entonces jamás se había planteado.

El siglo XX ha sido vertiginoso, todo ha cambiado…, ha sido tan rápido que casi no nos hemos enterado.

Urano nos va conduciendo, se ha colocado el primero de la fila y nos ha dicho “desapegad, cambiad, nada es duradero” seguidme, os voy a enseñar lo Universal.

Vamos hacia la Era de Acuario, Urano dice: mi era, yo soy su regente, es la era del Amor Universal, de la fraternidad, de la igualdad, de la LIBERTAD…

Humanos, preparaos todos para lo que viene, tenéis que aprender a vivir en libertad pero no lo confundáis con libertinaje, la libertad es no atarse a lo perecedero, es la libertad del alma, es entender que toda la humanidad tiene una sola ALMA.

Este planeta, este gran amigo nuestro, que ha tenido la deferencia de entrar en nuestra conciencia casi dos siglos antes para prepararnos, nos grita continuamente ¡no me tengáis MIEDO!, no he venido a haceros ningún daño, simplemente mirad en vuestra Carta Natal donde estoy y me conoceréis, “desde ese lugar os hablo y os guio a cada uno de vosotros hacia el camino de la Nueva Era”.

La Casa dónde se encuentra, en nuestra Carta Natal, nos explica dónde tenemos que empezar, cada uno de nosotros, a hacer esos cambios, DESAPEGUEMOS, estemos abiertos a los cambios, pues en ese lugar comienza nuestro camino espiritual de transmutación y transformación, que nos ayudará a seguir a Urano y a transmitir a nuestros descendientes que serán los que estarán de lleno en la próxima era a SER DIFERENTES, hombres y mujeres libres de ataduras que respetarán la vida y la amarán en todos los niveles: Mineral, Vegetal y Animal.

Conchita Carrau
Profesora de Astrología en lacasatoya
www.casa5.es
casa5conchitacarrau@gmail.com

ETIQUETAS:
Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular