Anatheóresis como terapia



Anatheóresis como terapia es una psicoterapia perceptiva, cuyos fundamentos fueron desarrollados por el investigador español Joaquín Grau (nacido en Tarragona en 1928), recogiéndolos en 1996 en su “Tratado Teórico-Práctico de Anatheóresis: Las claves de la enfermedad” y permite al paciente mirar hacia atrás en el tiempo, contemplando el pasado, incluso al periodo intrauterino y traerlo al presente, para poder comprenderlo y vivenciar las causas que alimentan su enfermedad.

Para ello se induce al paciente a alcanzar una relajación profunda, en el denominado estado IERA (Inducción al Estado Regresivo Anatheorético) que, a diferencia de otras técnicas, como la hipnosis regresiva, el paciente no pierde la conciencia.

Anatheóresis es adecuada para abordar desde el origen cualquier tipo de problemática, siendo especialmente útil para dificultades que surgen como consecuencia de un trauma, entendido éste como un suceso estresante y doloroso que no hemos podido o sabido afrontar por falta de recursos personales, por ocurrir a una edad demasiado temprana

¿Qué es Anatheóresis?

La teoría en que se sustenta Anatheóresis está respaldada por los últimos descubrimientos de la Neurociencia y por las más recientes tesis de la Psicología Transpersonal.

Basa sus fundamentos científicos en los distintos ritmos cerebrales, que van condicionando nuestra percepción del mundo, de los demás y de nosotros mismos a lo largo de las fases de crecimiento.

La clave de la enfermedad está, por tanto, en comprender qué y cómo percibimos, en el momento original, en que se produjeron los hechos concretos, donde nuestra configuración cerebral era distinta, incompleta y, por tanto, no nos permitía comprender globalmente la situación o hecho, sino solamente el aspecto emocional del mismo

Es, además, una terapia especialmente efectiva y rápida (raramente se llegan a las 20 sesiones) que te servirá para solucionar tus problemas de forma definitiva, desactivando los conflictos desde su raíz más profunda.

¿En qué consiste?

La forma de acceder a estos hechos es posible gracias al abanico de estrategias que ofrece la Anatheóresis, pero en todos los casos pasa previamente por la inducción del paciente al estado IERA (Inducción al Estado Regresivo Anatheorético) donde el paciente, sin perder en ningún momento la conciencia, alcanza los ritmos cerebrales de 4Hz por segundo, que caracterizaban su cerebro infantil de entonces, y que le van a permitir visualizar y vivenciar hechos ocurridos en dicha etapa, al tiempo que comprenderlos y liberarse de la carga que supusieron por la manera de sentirlos entonces, donde la comprensión del hemisferio cerebral izquierdo todavía era prácticamente inexistente, o en el mejor de los casos tenía muy poco protagonismo. Por esta incomprensión inicial, precisamente, se configuran como dificultades, traumas y más tarde síntomas y enfermedades.

Mediante una sencilla relajación, vamos borrando las causas remotas y originarias que alimentan la enfermedad y el sufrimiento del paciente, con su hemisferio cerebral derecho, que le permitirá revivir y comprender de raíz el origen de su daño emocional.

Al salir a la luz de la conciencia los hechos causantes de esos daños emocionales, mediante la sincronización de los hemisferios cerebrales (el derecho con su capacidad de vivenciar –ver y sentir-, y el izquierdo con la comprensión de las causas de esa sintomatología) se posibilita que se disuelvan dichos efectos y, por tanto, la enfermedad.

Beneficios de  Anatheóresis

El éxito terapéutico, como decía líneas arriba, llega cuando el paciente es capaz de sincronizar sus dos hemisferios cerebrales, es decir, comprender a la par su vida emocional (hemisferio cerebral derecho) y su lógica racional (hemisferio cerebral izquierdo).

Anatheóresis, un estado no ordinario de conciencia facilita la liberación y sanación de todos aquellos conflictos patológicos que, sin ser consciente de ellos, le atormentan y le impiden vivir como un ser libre, con una existencia plena.

Es adecuada para abordar desde el origen cualquier tipo de problemática, siendo especialmente útil para dificultades que surgen como consecuencia de un trauma, entendido éste como un suceso estresante y doloroso que no hemos podido o sabido afrontar por falta de recursos personales, por ocurrir a una edad demasiado temprana.

Y, llegados a este punto y dada mi experiencia propia y con pacientes, me pregunto: ¿alguien puede afirmar rotundamente que no ha vivido estas situaciones a edades tempranas, teniendo en cuenta que todos hemos pasado, como mínimo, por la sin igual experiencia del nacimiento, cuando éramos seres sensibles, delicados y ajenos a todo sufrimiento y dificultad?

Son miles de personas que han superado su enfermedad y cientos de alumnos terapeutas que practican las bases de Anatheóresis, que nos enseño Joaquín Grau. Prestigiosos profesionales de la salud han aplicado las enseñanzas de Joaquín y han creado nuevas terapias basadas en Anatheóresis, como la palingenesia.

Fernando Martínez Amaya
Director de Anatheóresis
Tel. 915228909
www.anatheoresismadrid.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
58Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email