Alergias alimenticias



¿Por qué se producen? ¿Cómo resolverlas?

Casi todos hemos tenido en alguna ocasión una reacción de nuestro sistema digestivo con vómitos, hinchazón abdominal, prurito, escozor en la piel, etc., todos ellos síntomas de una reacción de nuestro organismo a algún agente externo que, o bien ha sido introducido en nuestro organismo, o ha habido un contacto cutáneo produciendo así lo que se denomina una reacción alérgica.

La Función digestiva adecúa el alimento ingerido para que, una vez absorbidos los nutrientes, sean transportados al hígado para su purificación y vertido a la sangre según demanda del organismo.

En ella intervienen: Estómago, Bazo, Páncreas, Duodeno, Intestino delgado, Intestino grueso, y los distintos esfínteres y válvulas de paso del alimento.

Al masticar el alimento, enviamos información a todo el digestivo sobre el tipo de alimento que estamos introduciendo. Por medio de la saliva aportamos amilasa.

El estómago, por medio de distintos ácidos como el clorhídrico, pepsina y factor intrínseco, tritura los alimentos. A través del píloro el alimento pasa al duodeno en donde vierten las enzimas digestivas el páncreas (lipasa, lactasa, amilasa, etc.). Aquí también son vertidas por el hígado y la Vesícula biliar las bilis y las sales biliares que junto con la lipasa son las que metabolizan las grasas.

En todo este proceso tenemos que tener en cuenta que cada “departamento”, tiene un pH diferente. Así en la boca tenemos un pH alcalino, en el estómago ácido, en el intestino delgado otra vez alcalino y en el intestino grueso un pH ácido. Al pasar el alimento por los distintos departamentos es sometido a un proceso de depuración eliminando así virus y bacterias no recomendables para el organismo.

Si en alguno de estos procesos se produce un fallo, puede haber una reacción que se traduce en diversas disfunciones con las correspondientes molestias. 

La sintomatología disfuncional es muy extensa: desde una simple diarrea a mareos, vértigos, fiebre, dolor de cabeza, sinusitis, alergias, etc. Más de un 80% de las patologías tienen origen en el digestivo.

Una alergia o intolerancia a un alimento quiere decir que nuestro organismo está rechazando ese alimento porque “no puede digerirlo” y esto es debido a varias causas:

1. Fallo energético en el órgano correspondiente.

2. Obstrucción de los canales.

3. Falta de sincronización entre los distintos órganos.

4. Reactividad no adecuada

5. Bloqueo emocional

Normalmente, cualquier alergia del tipo que sea, se produce por una reacción de nuestro sistema inmune que genera una cantidad excesiva de histamina. Esto se produce por un estrés excesivo, mantenido en el tiempo que podemos encuadrar en cualquiera de los apartados anteriores.

La cuestión es determinar en dónde se produce el bloqueo energético y repararlo para que la energía fluya correctamente y permitir que nuestra homeostasis haga el resto.

Hay varios factores estresantes a tener en cuenta: Contaminación ambiental, Contaminación alimenticia, Bloqueo emocional (cada órgano se relaciona con una emoción).

Bloqueo emocional: principalmente es la preocupación en exceso con rumiación, relacionada con el Bazo y Páncreas que, al bloquearse, no mueven los fluidos digestivos, así como las enzimas pancreáticas y tenemos hinchazón abdominal, pesadez del cuerpo y fatiga, ganas de tumbarse…

El Hígado está relacionado con la frustración. La vesícula con la ira y la rabia. Cuando el hígado se bloquea se produce un calor en el hepatocito que, junto con el calor de vesícula Biliar por rabia contenida, ataca al estómago produciendo gastritis y ulceraciones en la mucosa gástrica. De esta forma el estómago y todos los órganos digestivos se ven mermados por lo que el sistema inmune reacciona sin control generando excesiva histamina.

Por medio de la Kinesiología Aplicada podemos determinar exactamente el origen de tal reactividad y la forma más adecuada para restablecer la energía. Con esto el flujo energético se restablece y el sistema deja de generar histamina en exceso.

Manuel J. Alvarez Rodríguez
Titulado superior en Naturopatía – Profesor de Kinesiología Aplicada
Director del Centro y Escuela de Terapias Casi Natural en Madrid
www.casinatural.com – manuel@casinatural.com
Cofenat nº 3105


Si te ha gustado, compártelo...