¿Vacaciones saludables o divertidas? ¿Por qué elegir?



Son muchos los factores que nos influyen a la hora de decidirnos por un destino vacacional. Tener ganas de conocer un lugar especial, compartir un viaje con alguien, descansar aprendiendo técnicas novedosas, querer conocer personas con tus mismas inquietudes…esperando que esta experiencia nos marque positivamente e incluso que sea un punto de inflexión en nuestra vida. Cada vez que ponemos el dedo en el mapa comienza a gestarse nuestro destino y marcamos cómo vamos a disfrutar de nuestro tiempo, “tesoro muy valorado”. Queremos descansar, visitar lugares que nos llamen la atención, esperamos conocer personas interesantes y cercanas con las que compartir, reírnos y disfrutar, esto es lo que buscamos para hacer un paréntesis en nuestra vida cotidiana.

Cuando vamos de vacaciones descuidamos nuestra salud o volvemos a nuestra vida diaria más cansados, saturados de comer o con la sensación de no haber disfrutado lo suficiente, realizamos excesos confundiéndolos con la sensación de disfrute, volviendo de las vacaciones peor de lo que nos fuimos.

¿Te has planteado alguna vez cómo te gustaría sentirte tras unas vacaciones? 

¿Piensas tan solo en tu destino y en las ganas de desconectar?

¿Has pensado en tu salud a la hora de decidir tu destino vacacional? 

¿Y si pudieras irte de vacaciones a un entorno bonito, con gente cercana y dispuesta a hacerte sentir cada minuto interesante y divertido y aprendiendo claves de salud para mejorar tu calidad de vida? 

Hace tiempo nos hicimos estas preguntas, cómo nos gustaría sentirnos al volver de las vacaciones.  

Sería fantástico poder volver a nuestra vida diaria, con la sensación de plenitud, habiendo aprendido consejos para cuidarme a mí y a mi familia, conociéndome mejor y habiendo desarrollado herramientas para alcanzar una vida más saludable.  

Yo, personalmente, comencé a buscar destinos que me proporcionasen estas sensaciones: conocerme más, sentirme mejor y volver con la sensación de plenitud y bienestar en todos los sentidos de la vida. Eso fue lo que me animó a buscar la salud en mis viajes.

Así, conocí formas de cuidarme desde el punto de vista de la medicina tradicional china, del Ayurveda de la India, de los cuidados tailandeses, que ampliaron las terapias que aprendí en la universidad como profesional sanitario. Mi forma de entender la salud y la vida se expandió, conociendo diferentes puntos de vista que me hicieron entender que en el cuidado y la prevención de la salud está uno de los grandes valores de la vida.   

Con los años fui perfilando la forma de cuidarme y de cuidar a los demás. Fui incluyendo en mis viajes experiencias cada vez más enriquecedoras que me hacían conocer otras culturas en profundidad y acercarme a personas maravillosas impregnándome así de sensaciones indescriptibles.  

Hace doce años, junto con Ángel García, gran divulgador de la sabiduría oriental, maestro de meditación y de Tao, comenzamos a diseñar Retiros de Salud en los que la gente aprendiera hábitos saludables en un ambiente distendido y relajado. Un lugar donde aprender a comer bien, hacer ejercicios para respirar adecuadamente, trabajar con nuestro cuerpo y nuestra expresión corporal para liberarnos de tensiones y dolores musculares. Aprendiendo a desbloquear los impactos emocionales que recibimos de nuestras experiencias y aprendiendo a estar a gusto conmigo mismo y con los demás. Disfrutando del grupo y del entorno, permitiendo que cada segundo sea una experiencia única. 

Después de múltiples experiencias a lo largo de estos años, logramos afianzar una sistemática vacacional que alcanza a ser significativa en la vida de muchas de las personas que nos han acompañado. Esto nos ha animado a seguir proponiendo retiros que supongan un auténtico paréntesis vital y, sobre todo, permitir a los asistentes que conecten con una sensación interna que termina siendo una brújula, una voz que nos acompaña en nuestra vida para cuidar de nuestra salud. Podríamos decir que hay una conexión con la propia intuición, una disminución del ruido interno y de la tensión mental y corporal que nos impide escucharnos a nosotros mismos. 

En tiempos recientes, hemos conocido a Liu Zheng, doctor en medicina tradicional china y fisioterapeuta, sabio conocedor de técnicas ancestrales como la acupuntura, fiel practicante de la meditación y Fa lung dafa, estilo de chi kung muy difundido en China. Y entre los tres nació la idea de plasmar en palabras los conocimientos de la filosofía taoísta que compartimos, corriente de pensamiento vital que busca la salud y la longevidad. Pocas culturas como la China han buscado con tanto ahínco el camino de la vida saludable. 

Como grupo, nosotros tres honramos esa sabiduría milenaria con la transmisión de su conocimiento, permitiendo a las personas sentirse mejor y que recuperen la “sonrisa afable”, así lo plasmamos en nuestro último libro “TAO PARA VIVIR”, donde bajo la filosofía del Tao queremos transmitir los fundamentos de la salud y la longevidad.

Nuestra propuesta abarca un enclave histórico, lleno de posibilidades experienciales y culturales para sumirnos es un estado de escucha interna, permitiendo un “reset“ vivencial, un punto y aparte, para tener posibilidad de cambiar y mejorar nuestra adaptación vital.

Mediante técnicas mente-cuerpo, paseos por la naturaleza, charlas, dinámicas de grupo…, propiciaremos un entorno para el disfrute y la serenidad, la sonrisa y la reflexión, los cuidados y el compartir. Conectaremos con los ciclos circadianos para sincronizarnos con nuestra propia naturaleza.

Un retiro de salud guiado por grandes profesionales que te permitirán adquirir consejos para una vida plena y saludable.

Hemos preparado una propuesta con mucho cariño y atención para que cualquier persona pueda acompañarnos y disfrutar en esta experiencia.

¡Os esperamos en el RETIRO VIVIR EN EL TAO¡CAMINO PARA UNA VIDA PLENA Y SALUDABLE!

Un fuerte abrazo.

Daniel García Pérez-Juana
Diplomado en Enfermería y Doctorado en Fisioterapia.
Máster en neurocontrol motor.
Instructor de Taoísmo (Tao Yin, Chi kung y Tai Chi), formado con maestros internacionales como Juan Li, Mantak Chia (Tailandia) y Tian Li Yang (China). 


Si te ha gustado, compártelo...