Una lección de amor después de la vida



Artículo publicado en la revista “Stories of the Afterlife” del Instituto de Michael Newton de EE. UU.
Leer el artículo traducido al inglés (versión original).

En mis sesiones suelo trabajar con personas que han sufrido la pérdida de un ser querido. Frecuentemente, desean establecer contacto espiritual con el fallecido, y saber cómo está después de su muerte física. Las personas suelen sentir el impulso de mantener un intercambio con ellos, para poder seguir adelante con sus vidas. Esta experiencia puede ser muy curativa para quien sigue en la tierra y aún tiene que afrontar los retos de la vida. También hay personas que vienen a la sesión porque se preguntan si están en el camino correcto, y quieren saber su propósito en la vida, o entender cuestiones específicas relacionadas con su progresión, su familia o cambios transcendentales en sus vidas.

Como Hipnoterapeuta LBL Life Between Lives® Regression Hypnotherapist, por el Instituto del Dr. Michael Newton EE. UU., formada con el Dr. Brian Weiss y Miembro The Newton Institute (TNI), quiero compartir que ha sido una de las experiencias más profunda que he tenido sin lugar a duda a lo largo de mi vida, es una experiencia hermosa de autoconocimiento y desarrollo evolutivo.

La historia de este caso es de un hombre de 58 años, empresario y con éxito en su trabajo. Su matrimonio está pasando por momentos difíciles después del fallecimiento de su único hijo, fallecido hace cinco años por enfermedad cuando tenía 18 años. Pedro es hombre fuerte, afable, reservado, sensible y muy intuitivo. Vino a verme en un estado de agotamiento. Describió vivir con un sentimiento actual de tristeza y frustración que le estaban quitando gran parte de su tiempo y energía. Pedro quería encontrar respuestas sobre qué lecciones tenía que aprender con la perdida de su hijo y cómo podría lograr su propósito de vida.

Pedro responde muy bien a la inducción y a la relajación. Entra tan profundo, y está tan relajado, que su voz es muy suave. Regresa a la infancia y experimenta un momento de dicha cuando está con su padre. Es un momento muy emotivo ya que apenas lo recordaba porque había fallecido cuando él tenía 6 años. Es capaz de recordar muchos detalles de su entorno que de adulto no habría podido recordar con su mente racional. Se siente muy feliz.

Durante su sesión a vida pasada, Pedro se reconoce como un hombre llamado Guillermo, en el año 1.784 en el norte de Inglaterra. Era una persona solitaria, que trabajaba principalmente solo en la granja donde vivía. A lo largo de su vida, desarrolló cada vez más la maestría en de carpintería y otras habilidades relacionadas con la construcción. Se había protegido de las interacciones con las personas, prefiriendo su propia compañía y manteniendo una vida simple.

En un momento de la mediana edad, se enamora de una mujer llamada Doris (la reconoce como su hijo fallecido en la vida actual). Ella es gentil, compasiva y amorosa. Aprendió a abrirle el corazón a ella, y su vida se expandió con esta relación en todos los sentidos. Se sentía tan enamorado como amado, y su matrimonio floreció hasta la repentina muerte de ella, aproximadamente cinco años después de su matrimonio. Él estaba devastado por perderla y se retiró a su caparazón por el resto de su vida. Aprendió sobre la dicha y la angustia de estar abierto al amor y cómo cerró su corazón.

Después de completar una regresión de vidas pasadas, realizamos la sesión de vida entre vidas (LBL).  La sesión de LBL proporcionó información sobre estás preguntas, orientación y oportunidades para avanzar en su vida actual.

Terapeuta: ¿Qué estás sintiendo ahora?

Cliente: Siento como un tirón hacia arriba… es como un tubo de luz que me atrae hacia arriba… el espacio que me rodea cada vez es más luminoso y brillante. 

Terapeuta: ¿Y cómo es ese tubo de luz?

Cliente: Hay luces alrededor por todas partes… hay mucha paz.  Hay una luz a lo lejos… no… son varias.

Después de este ascenso hacia la luz, su rostro tiene un aspecto muy feliz, y la sensación se intensifica cada vez más y empiezan a rodarle lágrimas por las mejillas. Pedro, dice que puede ver una luz que le saluda envolviéndolo con su energía amorosa, lo identifica como su hijo Ángel fallecido.

Cliente: 0hh, es mi hijo… … (llora de emoción). Su luz es blanca y moradita. Está muy feliz de verme… su energía se fusiona con la mía… estoy tan feliz… siento tanto amor. 

Terapeuta: ¿Qué te transmite?

Cliente: Mi hijo me dice que abra mi corazón, que ya estoy preparado, que disfrute de la vida con mamá, que la luz de la mesita al lado de la televisión la enciende cuando estamos tristes llorando, pensando en él y nos sentimos sin ganas de vivir ni de seguir adelante.  

Terapeuta: ¿Qué está pasando ahora?

De repente, Pedro empieza a llorar mucho, para decirme a continuación;

Cliente: Dice que venía a enseñarme el amor incondicional a los demás, que el amor no es exclusivo de ellos … que el amor es todo… que el amor dentro de ti está en todo lo que nos rodea, está en todo (llora de emoción).

El encuentro con su hijo es muy emotivo, lo identifica como su alma gemela. En este momento dejo un tiempo para que disfruten del encuentro y sienta los mensajes que le transmite su hijo con su enfermedad y por qué se fue tan joven.

Pedro, dice que también siente la presencia de su padre Carlos (vida actual) y su abuelo Francisco (vida actual). Son momentos de risas y amor, están muy felices del encuentro. Después del encuentro con algunos miembros de su grupo de almas, él percibe a un ser de luz muy potente y es capaz de reconocerlo como su Guía Anshel.

Terapeuta: ¿Qué te transmite tu Guía Anshel?

Cliente: También está mi Guía Anshel y me llama Marcus. Que bien estar de nuevo aquí. (llora emocionado. Me dice que lleva mucho tiempo acompañándome en muchas vidas difíciles, y que está orgulloso de lo bien que lo está haciendo ahora, en comparación con otras vidas pasadas. 

En mi trabajo veo, una y otra vez, que en el mundo espiritual no hay juicios. Nosotros, en nuestra condición humana, juzgamos tanto a nosotros mismos como a los demás, pero nuestros guías y nuestro consejo nunca nos juzgan. Se da cuenta de que él es su juez más estricto, y de que en el mundo espiritual recibimos compasión y comprensión.

Terapeuta: ¿Qué ocurre a continuación?

Cliente: … Anshel me coge de la mano… creo que vamos a otro lugar… veo más luces. Estoy de pie, en una sala, es como un semicírculo, hay mucha luz, hay otros seres. Hay mucho amor y humor. Son cinco. Hay una silueta alargada en el centro, es una luz muy intensa, transmite mucha paz y amor. Es Obezev, me sonríe.

La visita de Marcus a su Consejo fue una reunión alegre con muchas bromas y risas. Reconoce a uno de los guías del Consejo como Obezev.  Comenzó haciendo preguntas sobre las lecciones que tenía que aprender con la perdida de su hijo y cómo podría lograr su propósito de vida el trabajo y la dirección en esta vida.

“El gran viaje de tu Alma es aprender las lecciones que has diseñado en está vida y transformar los obstáculos en aprendizajes, con una conciencia expandida, para alinear esos aprendizajes con tu misión y propósito”.
– Mari Cruz Serrano

Su Guía del Consejo Obezev le muestra una vida donde había aprendido a amar y ser feliz a pesar de los contratiempos y perdida prematura de su familia. En esa vida es un hombre llamado Guillermo, tiene un taller de carpintería dónde enseña a los jóvenes del pueblo la profesión. Ha ayudado a construir una escuela y un hospital cerca del pueblo. La gente lo quiere y lo respeta. En esa vida Guillermo está entregado a la familia, al trabajo y en ayudar a las personas del pueblo, especialmente a los más desfavorecidos o discapacitados.

Obezev, le recuerda que en esa vida aprendió a amar a los demás y a su familia, y que, a pesar de la perdida de su esposa y su hija, no cerró su corazón y encontró la paz y felicidad dentro de él. En esa vida fue plenamente feliz, estaba conectado con todo, con las personas, con los animales, con la naturaleza y con la vida. Ahora le muestra a Marcus una escena del bosque donde iba tantas veces a pasear y a encontrar paz cuando la necesitaba. Le dice que recuerde como conectaba con los árboles, cómo los sentía, cómo los abrazaba y les agradecía su contribución por la madera para la construcción de la escuela y el hospital que estaba construyendo en el pueblo. Y como enseño a los jóvenes no solo el oficio de la artesanía de la madera, sino que también les enseño a creer en ellos, a ser libres, a creer en lo que hacen.

Experimentar la vida de Guillermo, con tanta fuerza, confianza, amor y respeto de los demás, sorprendió y agradó mucho a Pedro. Fue un gran hombre, bien considerado por todos, y un buen padre y esposo. Dejó esta vida feliz y satisfecho en sus logros, sintiéndose amado, valorado y respetado y con el sentimiento de haber ayudado a muchas personas.

Terapeuta: ¿Cómo les enseñas a creer en ellos, a ser libres, a creer en lo que hacen?

Cliente:  Yo quiero que sean libres y que amen lo que hacen, les enseño el amor y respeto, que el amor está en todo, en todos los seres, en la naturaleza, en el sol, en la tierra. El amor está en cada pequeño gesto, en cada intención positiva que sale de tu corazón. Eso les hará libres y a creer en ellos y en lo que hacen.

Terapeuta: ¿Qué más valores les enseñas?

Cliente: La confianza y la seguridad en ellos, en lo que son, en lo que hacen.

Terapeuta: ¿Cómo te sientes cuando enseñas todas esas cosas?

Cliente: Me siento bien, feliz, pleno, lleno de amor. Todos me quieren y me respetan (sonríe y se le ilumina el rostro). Me está diciendo ahora que recuerde lo que pensaba cuando era pequeño, qué es lo que quería hacer y ser. Solo tengo que escucharme, seguir con lo que pensé y me desvíe.

Terapeuta: ¿Entiendes qué quiere decir?

Cliente: Sí. Quería ayudar a niños discapacitados. Mi hijo vino a enseñarme el amor incondicional con la discapacidad de su enfermedad, que el amor no es exclusivo de los dos, que el amor es para todos. Vino a darme luz… a darme luz en lo que iba a hacer y dar amor. Dar amor sin esperar recibir nada a cambio. 

Terapeuta: ¿Y ese sentimiento de tristeza que me comentabas antes? 

Cliente: Mi tristeza es por miedo a dar amor. Dar ese amor es como esperar a recibir amor… en el momento en que lo das sin esperar eres cuando eres libre… y “sueltas”. Me vino a enseñar que confiara en mi intuición, eso me daría las respuestas de quién soy y pará que esto aquí. Me he desconectado de mi ser, y no me creía las señales que recibía de mi hijo, yo intuía que la luz de la mesita la encendía él y otras señales más (llora emocionado).

Terapeuta: ¿Qué más te hacen saber?

Cliente: Quieren que esté tranquilo, que me van a ayudar en todo, ahora y siempre, que no me preocupe, que confié, que todo es cierto, que no son imaginaciones mías, que crea en mí, en mi intuición. Que no pasa nada si percibo presencias, que son ellos… (risas). 

Terapeuta: ¿Qué reto te propusiste aprender en está vida?

Cliente: Que el amor está a nuestro alrededor, que el amor está en todo… el amor incondicional… y a confiar en mí, por eso mi hijo tuve que irse pronto… tenía que aprender la lección de abrir mi corazón, no cerrarlo ni cerrarme al mundo y a las personas (rompe a llorar desconsoladamente). 

Terapeuta: ¿Qué te dice tu Guía?

Cliente: Que cuando sienta ese amor y felicidad dentro de mi, dentro de mi corazón… es difícil de explicar…. es como que confíe en mi corazón. Yo quería una confirmación y que no hace falta confirmación cuando la confirmación te la tu corazón… eso es lo que me falta para abrir mi corazón y sentir el amor. Me entregue tanto a mi hijo que me olvide de mí, de mi esposa y del mundo. Me olvide de disfrutar mientras estaba con nosotros. “Él me quería enseñar esta lección”.

Entonces, los miembros del consejo le dan una profunda enseñanza a Pedro. Le muestran que conquistar este tema, en esta vida, fue elección suya. Está parte llevo gran parte de la sesión y ofreció un profundo entendimiento y curación.

Unos meses después de las sesiones, Pedro contactó conmigo y compartió que se sentía muy feliz, por fin había logrado abrir y sanar su corazón, estaba preparado para soltar el pasado y abrir su corazón. Ahora era capaz de conseguir su objetivo.

Me dijo: “Me sorprende lo fácilmente que está encajando todo. Desde mi sesión de vida entre vidas, las cosas parecen fluir perfectamente, como si estuviera siendo guiado en todo momento. Se han abierto muchas puertas, y he hecho nuevas amistades que pueden conectarme con personas competentes para ayudarme profesionalmente a cumplir mi sueño, fundar un centro para niños discapacitados. Gracias a ello, ya tengo varias nuevas oportunidades, y estoy analizando distintas opciones para mi negocio. Es asombroso cómo cambia la vida cuando sigues el propósito o designio de tu alma. Ahora comienzo a tener una actitud positiva ante la vida, mi matrimonio ha vuelto a florecer y comienzo de nuevo a sentir el amor por la vida, como en esa vida que me mostró mi guía donde ya lo había logrado. Ha sido una experiencia profundamente transformadora y curativa. Ahora veo cada día como una oportunidad de ayudar y disfrutar y crecer hacia una vida más alineada con mi verdadero propósito”. 

Ser testigo cada día de los cambios positivos que cada uno de nosotros puede llevar a cabo de manera individual y de la influencia que tienen en nuestro entorno contribuirá realmente a vivir en un mundo mejor.

Un abrazo y recuerda que aquí estoy para resolver cualquier duda que tengas.

Si deseas conocer más sobre nuestra formaciones y sesiones individuales en Terapia Regresiva puedes contactarnos a través de nuestra web. www.innov-arte.com

Mari Cruz Serrano
Directora Innov-arte Institute Coaching & PNL®
Directora Innov-arte Institute Hipnosis Regresiva VAVP®

Primera Hipnoterapeuta Certificada en España por el Instituto del Dr. Michael Newton EE. UU., LBL Life Between Lives® Regression Hypnotherapist y formada con Brian Weiss.
Elevando Espacios de Consciencia


Si te ha gustado, compártelo...





Share