Superando la depresión y la ansiedad a través del Código de la Emoción



Si usted es como la mayoría de la gente, su vida ha tenido momentos oscuros o difíciles. Usted probablemente ha experimentado momentos de ansiedad, dolor,  ira,  frustración y  miedo. Usted puede tener períodos en los que siente dolor, así como depresión, baja autoestima, desesperanza o cualquiera de una amplia variedad de emociones negativas.

Lo que no saben es que algunas de estas emociones negativas pueden crear problemas para Usted  en forma sutil, pero muy perjudiciales. Gran parte de nuestro sufrimiento se debe a energías emocionales que se han quedado  “atrapadas” dentro de nosotros.

A veces, por razones que aún no comprendemos, las emociones no se procesan completamente. En estos casos, en lugar de simplemente experimentar la emoción y luego seguir adelante, la energía de la emoción queda atrapada dentro del cuerpo físico.

Las emociones atrapadas pueden causar que usted haga suposiciones erróneas, que se malinterprete el comportamiento y sus relaciones  sean dañinas. Lo que es peor, pueden crear la depresión, la ansiedad y otros sentimientos no deseados. También pueden interferir con el funcionamiento adecuado de los órganos y tejidos del cuerpo, causando estragos en su salud física y causando dolor, fatiga y enfermedades.

De mis 27 años como médico quiropráctico holístico, y en muchos años de enseñanza con sanadores de todo el mundo, estoy convencido de que el 90 por ciento o más del dolor físico que experimentan las personas se debe en realidad a emociones atrapadas. Sin embargo, muchas personas han encontrado que pueden liberarse de su carga emocional para vivir vidas más saludables y felices. Kim Dornbush es un buen ejemplo.

Kim vive en Hidden Valley Lake, California. Su vida ha cambiado por completo al utilizar la terapia descrita en mi libro El Código de la Emoción para liberar  las emociones atrapadas y su “Muro del Corazón.”

Un Muro del Corazón es un mecanismo de defensa que el cuerpo pone en respuesta a circunstancias emocionales difíciles. Son muy comunes. Nuestras pruebas indican que el 93% de las personas tienen un Muro del Corazón. Aunque los Muros del Corazón se forman para protegernos de un trauma mayor, pueden obstaculizar nuestra capacidad de amar, crecer y disfrutar plenamente de la vida,  la depresión es un efecto secundario común. Sólo en los Estados Unidos, se estima que entre 13 millones y 14 millones de personas sufren de depresión. De hecho, la depresión es la principal causa de discapacidad en las mujeres estadounidenses.

En el caso de Kim, que había sufrido durante mucho tiempo de depresión, ansiedad y sentimientos de baja autoestima. “Me auto-saboteaba yo misma y nunca era lo suficientemente buena”, recordó. “Yo me comparaba a todo el mundo y era extremadamente críticona, pero la mayor parte de las criticas eran hacia mi misma”.

Kim utilizó el código de la emoción para liberar emociones atrapadas y para liberar su Muro del Corazón. Este método simple, y con los diagramas de flujo explicados en el libro, la guió a través de una serie de preguntas para saber sus desequilibrios específicos. La prueba muscular le permitió identificar las emociones atrapadas y las emociones del muro del corazón presentes en su cuerpo que estaban causándole problemas a ella. Así fue capaz de liberar intencionalmente las energías atrapadas mientras seguía el protocolo descrito. Desde que hizo ese trabajo, Kim dice que su vida ha mejorado drásticamente, incluso cuando ella pasó por su divorcio.

“Gracias a  la liberación de tantas emociones atrapadas, he dado la oportunidad a mi cuerpo de abrirse a la intuición y a todo tipo de regalos, que siempre estuvieron ahí pero estaban enterrados bajo esta energía negativa de las emociones”, dice ella. “Estoy descubriendo regalos  que yo ni siquiera sabía que tenía, y las cosas son cada vez más fáciles de hacer porque no tengo el exceso de peso de las emociones arrastrándome hacia abajo.”

Kim dice que estos cambios le permitieron superar su divorcio sin amargura y buscar “lo mejor y más alto bien para los dos. Me estoy dando cuenta de que no tenemos mucho en común, pero porque he borrado todo lo que odio, la ira y el resentimiento de mi cuerpo, ahora yo soy capaz de salir de este matrimonio con compasión “, dice ella.

Sorprendentemente, Kim dice que siente que ella y su ex ahora son mejores amigos de lo que eran antes de que decidieron ir por caminos separados. “Hablamos sobre todo desde un lugar sincero. Mi marido está tan impresionado con lo bien que me he ocupado de todo esto que me ha pedido que  empiece a trabajar en él removiendo emociones atrapadas, y eso es una gran noticia “.

Al igual que muchas personas que han superado las emociones atrapadas y los Muros del Corazón, Kim ha encontrado la alegría y ha seguido la formación para capacitarse a sí misma para ayudar a sanar a otros. “Estoy muy agradecida por tener la oportunidad de ayudar a otros que están luchando con problemas similares a encontrar la paz y la serenidad, una vez más,” dice ella.

Y ahora Usted tiene la oportunidad de asistir a un seminario en vivo del Código de la Emoción, en Madrid, 28 y 29 de mayo del 2016 en el IV Congreso Conciencia. Telf. Información 918086516.

Libera tu Corazón, ¡Sana tu Vida!

Cuando usted lee o escucha acerca de una persona que abusa de otra persona, golpea o lastima o incluso mata, de alguna manera, creo que esa persona, si se la examinara,  se le encontraría lo que nosotros  llamamos “el Muro del Corazón.”

¿Cuál es el resultado global de que  la gran mayoría de las personas sufran de estas paredes invisibles alrededor de su corazón? La guerra, el genocidio, conflictos raciales, y el asesinato. Por ejemplo, nosotros, “sentimos” con el cerebro en nuestros corazones. Cuando ese corazón-cerebro está amurallado, nos quedamos con el dilema de tratar de “sentir” con el cerebro de la cabeza, y ¿qué es  lo que “siente”? nada. El cerebro en la cabeza es puramente lógico, y piensa que es perfectamente correcto utilizar la guerra para resolver las diferencias entre las naciones y las bombas contra civiles indefensos. El cerebro en la cabeza se suscribe fácilmente a la creencia de que cualquier sufrimiento humano es justificable si los extremos son lo suficientemente importantes para nosotros.

He visto los cambios que se producen a nivel individual cuando se quita el Muro del Corazón de una persona. He visto a la gente encontrar el amor después de décadas de soledad. He visto a la gente  encontrar el éxito después de una vida de decepción. Y atendido  a personas que me dicen que por primera vez en su vida pueden “sentir” el amor de Dios por ellos, después de haber eliminado su Muro del Corazón.

¿Cuán importante es eliminar la mayor cantidad de Muros del Corazón, como podamos? ¿Cuánto es lo que queremos que el mundo cambie? ¿Hemos aprendido lo que tenemos que aprender? ¿Hemos tenido suficiente del sufrimiento, la locura, las guerras y los conflictos de la tierra?

Sé que este mundo va a cambiar. Sé que el día viene cuando ya no habrá guerra sobre la faz de la tierra. Sé que el día viene cuando el cordero se acuesta con el león, y será finalmente la paz. Yo creo que el poder está ahora dentro de nosotros para ayudar a lograr este nuevo mundo.

Comience con usted mismo. Retire su propio Muro del Corazón. Y no pare allí, continúe. Retire los Muros del Corazón de sus seres queridos, y de tantas personas como sea posible. Puede parecer una cosa pequeña. La única forma en que podemos cambiar este mundo es cambiándola a un corazón a la vez. Ahora tenemos una manera de hacer precisamente eso, así que ¡vamos a estar muy ocupados!

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email








Deja un comentario