¿Qué son los parásitos energéticos y como detectarlos?



“No permitiré que nadie camine por mi mente con los pies sucios” (Mahatma Gandhi)

Si bien los denominados por algunos autores como Martín Peña o Samuel Sagan, estos PENT nos habla de los implantes de limitación, los cuales son barreras vibratorias que van obstaculizando el progreso físico, emocional, mental y espiritual de todos los seres humanos, los cuales generan una vibración negativa alrededor de la persona que atrae problemas de distinta índole. Pero estos implantes o parásitos energéticos, se van alimentando del odio y de nuestros miedos. Si pensamos en la ira contenida podemos verlo como una fuente de energía de baja vibración la cual genera una enfermedad física de algún órgano del cuerpo. En cambio el miedo se implanta y anida en el corazón energético de la persona, en su chakra cardiaco. Estos parásitos se manifiestan en nuestro cuerpo cuando nos encontramos con bajas vibraciones, incluso algunos vienen con nosotros de vidas pasadas o se han adheridos en el vientre materno. Estos se alimentan de nuestra energía produciendo este tipo de enfermedades físicas, dolor y cansancio.

Estos se alojan en distintas partes del cuerpo como físico, mental, etérico, astral. En el cuerpo  físico se alojan en las zonas dorsales, lumbares, sacras y parte de la escápula, ya que son atraído hacia los elementos de carga positiva (+) alojándose mayormente en el sistema óseo. Por ejemplo un parásito energético en el plexo solar se alimentaría de nuestras emociones, ya que siendo el sector del cuerpo donde existe mucha energía productora de ellas, generando una depresión y si llega abarcar más sube al corazón generando miedos y desconfianzas. Cuando se alojan en el cuerpo astral van creciendo y formando un huésped que somatiza los otros cuerpos inferiores hasta convertirse en una enfermedad o dolencia que se hace presente en el cuerpo físico, es por ello de la existencia de enfermedades raras, algunas que no tienen razón de su existencia, etc. Es por ello que estos parásitos energéticos o larvas absorben nuestra energía vital, alimentándose de nuestros miedos y frustraciones, consumiéndonos, fomentando la confusión interna de los órganos y células del cuerpo.  También se adhieren a nosotros de acuerdo a la ley de atracción ya que cada pensamiento negativo atraerá a estos porque se vibra en la misma frecuencia, es por ello que los virus, bacterias son atraídos al cuerpo físico ya que vibran en energías de bajo nivel. Desde el punto de vista vibracional se encuentran entre los 1.000 a 10.000 unidades bovis.

Estos reciben la siguiente clasificación:

  • Fragmentos astrales: son aquellos que se han fragmentado luego de la muerte de una persona y que se disuelven en el ambiente astral, pero mientras estos contengan parte de las emociones y pensamientos se adhieren al cuerpo físico, ya que buscarán la energía vital que necesitan para seguir manifestándose, se pueden encontrar en abortos, respetos de placenta. Viven de las emociones, sensaciones y pensamientos.
  • Fragmentos etéricos astrales: estos son trozos del cuerpo astral que se ha mezclado con el cuerpo etérico, el cual genera cambios profundos en el ser humano, radicando en los pensamientos, emociones y sensaciones con mayor intensidad, generando muchas veces adicciones.
  • Cordones umbilicales astrales: estos son cordones o ataduras que existen entre madre/hijo, parejas separadas. Se generan durante el embarazo ya que se enlaza astralmente al hijo debido a los enojos, frustraciones durante el embarazo; en caso de parejas se generan durante las relaciones intensas y toxicas, generando que las personas no tengan poder de decisión y son más manipulables.
  • Otros seres: pueden ser fragmentos de vidas pasadas, fragmentos de seres errantes que aparecen en otras reencarnaciones para generar pensamiento negativo de suicidio, automutilación en aquellas personas que son más sensibles.
  • Otros factores de riesgo: algún evento traumático o inesperado como la muerte de un familiar o amigo cercano, abortos, líneas telúricas, depredadores emocionales, estrés, rodearse de personas negativas, practicar magia negra, etc.

Entonces, ¿Cómo los puedo detectar?: Físicamente estos producen antojos no deseados que nos obliga a consumir en exceso como dulces y chocolates, alimentos pesados como carnes y alimentos muy condimentados, consumo excesivo de comida chatarra, alcohol y drogas. También producen dolor de espalda, cansancio excesivo, dificultad para dormir, visión borrosa, confusión al pensar, falta de ideas, sensación de que llevamos una mochila pesada en nuestra espalda. Una forma de poder detectarlos es con radiestesia a través del péndulo, con el cual procederemos a revisar al paciente por la espalda de la cabeza a los pies, al ir descendiendo el péndulo irá girando en sentido contrario a las manecillas del reloj (su tamaño y cantidad será de acuerdo a la magnitud de los giros y su velocidad), también con el testeo Hibiki de reiki  al ir pasando las manos en forma paralela por todos los chakras.

¿Cómo se eliminan los parásitos energéticos?: Si bien existen diferentes formas se recomiendan las sesiones de reiki para poder limpiar el cuerpo energético, baños de sal, baños de sol, sales de baño, cristaloterapia, incienso, sonoterapia  y terapias energéticas que nos ayuden a limpiar, también con el simple ejercicio diario y la buena alimentación prevenimos la atracción y aparición de ellos, manteniendo no solamente fuerte al cuerpo físico sino también a los cuerpos sutiles y todos los órganos del cuerpo, es por eso que el llamado es ¡Siempre estar atento a lo que nuestro cuerpo nos está avisando!.

Nicolás Benedetti Ariza
Presidente Federación Iberoamericana de Reiki
Director Sociedad Chilena de Reiki
www.federacioniberoamericanadereiki.com
www.sociedadchilenadereiki.com


Si te ha gustado, compártelo...