¿Qué es la Energía?



Aunque nos parezca algo muy místico, la realidad es que somos energía, la ciencia lo ha demostrado, y apenas somos capaces de entender las asombrosas e infinitas cualidades de esto. Si Albert Einstein dijo que la “Energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma”, nosotros somos energía, las consecuencias de estas declaraciones nos abre un sin fin de posibilidades, mostrándonos que los conocimientos ancestrales y los antiguos místicos no se equivocaban. 

Por eso debemos percibir mas allá de nuestros limitados sentidos para fascinarnos con nuestra propia existencia. Para poder entenderlo debes sentirlo, porque no podemos racionalizar lo que significan las palabras infinito y eterno, y otros tantos conceptos, usando sólo la lógica tu cabeza enloquecería, estallaría metafóricamente. Para ello usaremos nuestro hemisferio derecho cerebral, que es el emocional e intuitivo, ya que, usando sólo el hemisferio izquierdo o lógico, nos limitaría. 

El ser humano, te guste o no, es algo más que un robot, es un ser emocional a la vez que inteligente, y sólo uniendo ambas partes podemos llegar a ser mejores seres humanos, fusionando inteligencia a la imaginación, creatividad… y empatía. La empatía es algo muy necesario para evitar conflictos y no vivir en un mundo en guerra, ya que el uso de únicamente del hemisferio izquierdo, sólo nos da la inteligencia para conseguir todo a toda costa, sin importar el daño que haga, pero no nos damos cuenta de que la unión de ambos hemisferios nos trae más conocimiento, salud, plenitud y seguro que un porvenir mejor en todos los aspectos para la humanidad.

 Así, simplificando, somos energía, somos átomos, formados a su vez por moléculas, electrones, neutrones, protones, fotones o partículas de luz (En cierto modo somos verdaderamente Luz) … y estas partículas subatómicas a su vez están hechas cada vez por elementos más y más pequeños, hasta un origen incierto…, eso si hay un origen, algo que, por ahora, nuestra ciencia no es capaz si quiera de comprender. Fíjate el poder de un átomo, con sus partículas subatómicas se crean las bombas más destructivas del mundo, por eso quiero que te des cuenta del increíble microcosmos que tienes en ti. 

Aunque no lo veas, somos mucho más que la simple apariencia, se puede decir que somos hasta “vacio”, ya que la mayor parte de un átomo es vacío (Prácticamente el 99%), los más grandes científicos han asegurado que si se pudiera unir toda la masa física del universo cabría en algo tan minúsculo como un terrón de azúcar, y eso es algo fascinante. Quiero reafirmarme cuando digo que tenemos un microcosmos en nuestro interior, un “Micro Universo”, ¿No te has dado nunca cuenta de que los átomos son como un pequeño Sistema Solar? 

Y, como te he comentado, el origen de lo que está formado puede ser infinito, del mismo modo que si nos comparamos nosotros con nuestro sistema solar, las galaxias, las grandes nebulosas o mega galaxias que a su vez giran, supuestamente, en torno a un agujero negro tan grande que jamás podríamos imaginarlo, pero es que, mas allá de esto, hay más y más cosas, de forma que, al igual que el átomo, es infinita e imposible de racionalizar, por eso sólo intenta intuirlo. ¿Sabes que hay soles del tamaño de todo nuestro sistema solar?, y eso no es nada comparado con la vastedad del Universo, al igual que lo mismo podría pensar la partícula subatómica sobre nosotros. 

Video “Demostración de la Energía Eduardo Lurueña”

Este conocimiento es algo que se puede aplicar a nuestra vida, por eso te quiero mostrar el experimento de el investigador japonés Masaru Emoto, el cual demostró a través de sus experimentos algo que ya se sabía hace tiempo, y es que la mente y emociones humanas afectan a la materia. El experimento consistía en dos sencillos vasos de agua, a uno se le puso música clásica y la palabra escrita “Amor”, al otro se le puso voces de Hitler y la palabra escrita “Odio”. Según fueron pasando los días el de la buenas “vibraciones” mantenía el agua cristalina, mientras que el otro se fue oscureciendo poco a poco. 

Al pasar el tiempo se congeló ese agua y se paso por microscopio, dando un resultado increíble. La molécula de agua congelada que había recibido vibraciones de amor tenía una forma cristalina, como de estrella, armónica, en cambio la molécula de agua congelada de las vibraciones de odio tenía forma oscura y tumoral. Fíjate lo que afecta las emociones y pensamientos al cuerpo humano, ya que la biología del ser humano está formada por un 80% de agua aproximadamente. Por eso no te sorprendas te sientas mal física y mentalmente cuando tanto cuando te encuentres triste o mal emocionalmente como cuando estés en ambientes incómodos con personas que te odian o te envidian. Quiero que te des cuenta de que muchas enfermedades no vienen por casualidad o por arte de magia, cuando no somatizamos bien las emociones y traumas podemos provocar una enfermedad, que a la larga puede provocar un mal mayor, y esto es tan normal en nuestra sociedad que llegamos a matarnos a nosotros mismos sin que seamos conscientes de ello. Abre tu mente al mundo que te muestro y tu vida mejorará. 

No te pierdas el Taller de Meditación, Bienestar y Poder Mental
30 de marzo del 2019
Más información en: https://www.holisticoonline.com/evento/taller-meditacion-bienestar-y-poder-mental/

Eduardo Lurueña
http://eduardoluruena.blogspot.com

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
94Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email