¿Por qué tengo cáncer de mama?



Si vas a leer este artículo, léelo entero, hasta el final (8 minutos de lectura).

Recuerda que NO soy médico y que los médicos no suelen aceptar nuestras teorías. (Bueno… muchos ya sí). No hicimos los mismos estudios y aprendimos puntos de vista diametralmente opuestos. 

La MetaSanergía (meta es griego, significa ‘más allá de’) reúne teorías basadas en la experiencia de sanadores especializados en los sentimientos y la psique del paciente: sociólogos, psicólogos, sanergistas, sanadores, psicoterapeutas, curadores…

La enfermedad es ignorancia, ignorar “algo”. Los Sanergistas no hacen solo sanaciones con imposición de manos sino que explican al cliente la posible causa mental/emocional de su patología.

Por esta razón, la Sanergía se diferencia de todas técnicas, terapias y medicinas del mundo. Quitar la causa suele -en la mayoría de los casos- quitar la enfermedad. No cura nada el Sanergista. “Se” cura el cliente gracias al alineamiento energético (la Conexión) y la información proporcionada. 

Deja que los médicos y hospitales se ocupen de tus enfermedades. Los Sanergistas se ocupan de tu salud.

Vamos al grano.

¿POR QUÉ TENGO CÁNCER DE MAMA?

La persona afectada en esta localidad del cuerpo tiene un problema con su feminidad o un sentimiento de pérdida de feminidad, de identidad femenina. Odia sin darse cuenta (“no quiero nutrir a nadie”, no me siento mujer, no me aprecian)… 

Solo hay dos sentimientos: 

amor y odio. 

Una cosa te gusta (amor) o no te gusta (odio). Así razona el cuerpo. Si haces algo que no te gusta, se repercute en tu cuerpo y en tu cerebro. Es como radiación nuclear: demasiada exposición a “mala vibración” causa alteración de las células. Hacer continuamente cosas con disgusto hace ‘podrir’ el cuerpo. Y cuando un órgano sano convive con órganos afectados, acabará siendo afectado (metástasis, el cuerpo mismo te castiga por no cambiar tu actitud).

La mayoría de las mujeres con cáncer de mama tienen expedientes médicos que mencionan menstruación irregular o dolorosa (o los dos): “odio la regla, me duele la regla, ay dios, me va a venir la regla…”. No es buena actitud. Básicamente estás diciendo: “odio ser mujer”. La regla es tu sistema de reparación, tu ‘mantenimiento mensual’.

El 90% de las mujeres que perdieron un pecho después de un cáncer, suelen perder también el segundo en menos de tres años. Y si no se aprende la lección, volverá el cáncer en otro lugar del cuerpo. 

El cáncer de mama suele aparecer en mujeres con baja autoestima. Seguramente están convencidas que con un solo seno no son atractivas o que están ‘fuera de mercado’. Entiendo que tener un solo pecho no alimente la autoestima. Consecuencia: el cuerpo repite el tumor, esta vez en el otro pecho. Un círculo vicioso. ¿Por qué? 

Porqué siguen con la vida y las rutinas como eran antes del cáncer, desconocen la causa emocional de sus tumores (o son ¿temores?) y se creen menos atractivas.

La enfermedad es ignorancia:

Ignorar información imprescindible acaba con la vida de una de cada tres mujeres en España. ´

¿Quieres hacer parte de las dos que se salvan?

¿Quieres evitar este infierno patológico? Sigue leyendo…

Si te reconoces en lo siguiente: estoy siempre de mal humor, tengo mal carácter, soy susceptible, fácilmente irritable, tengo mal genio, familiares tóxicos, trabajo que no me gusta, soy fatalista, pesimista, deprimida, desanimada, no me siento deseada, ni respetada, soy la esclava de todos, pareja, hijos, padres, suegros, amigos, compañeros de trabajo, me siento obligada a servir a los demás, prisionera del tiempo y de la necesidad de dinero los amigos, la sociedad…”quiero vivir soláááááá, aislada en un bosque)… Algunos elementos ya son suficientes para generar un cáncer. A ti y a personas que te rodean… No vives sola en esta mala vibración.

Vuelve a ser seductora

“¡Vuelve a ser la mujer seductora, femenina, preciosa, cariñosa, graciosa, elegante, sexy, perfumada, atractiva, abierta, con sentido del humor,  presentable, deseada!” Te lo dice “un italiano vero”, los que darían su vida para salvar la mujer, la ‘mamma’, la hermanita, los seres maravillosos de su Universo Holístico.

Las mujeres están reconquistándose el planeta. Querrás estar aquí para vivirlo, ¿no?

Mujeres saben crear vida y saben incluso generar el producto para nutrirla (leche materna). ¡Qué creadora y diosa es la mujer!.

Tiene cada mes, la menstruación, su sistema personal de autocuración, la limpieza interior y exterior de su preciosa limusina: lavado, aclarado, brillo, cada 28 días una nueva y brillante diosa. Es como pasar el antivirus por una computadora, corregir todas las faltas, echar del cuerpo los tumores acumulados el pasado mes (cada vez que te enojas creas un pequeño tumor en tu cuerpo).

¿Por qué los hombres no tienen menstruación? Porqué no son imprescindibles en la naturaleza que solo necesita el hombre para fecundar la fémina y salvar la especie. No le importa que el hombre viva 14 o 90 años, sirve para fecundar, cazar y procurar nutrición, como lo hacen las hormigas y las abejas con sus reinas. Se sabe que los hombres suelen incluso vivir unos 10 años menos. 

Mujer, eres bella y debes seducir, a hombres o mujeres, no importa, debes seducir, siempre seducir porque seducir es generar deseo a los demás y el deseo es buena vibración, una fuerza curativa. 

Si te sientes admirada, te sientes bien (a menos de haber recibido una educación torcida…) Admirador y admirada se unen en un solo aura. 

¿Cual vibración quieres generar? ¿Amor u odio? Haz piropos y recibirás piropos.

Esta energía llena “el campo y vuelve a ti”. A tu cuerpo y psique le gusta sentirse deseados. ¡No he dicho que debes acostarte con todo el mundo! No tiene nada que ver el sexo en todo esto. Se trata de ganar la batalla contra ti misma: “Valgo la pena, lo hago para que te guste y, sobre todo, para que me guste, me estime y me quiera a mí misma”. 

Las mujeres que tienen un problema en ser miradas y deseadas son las que tienen más riesgo de sufrir un cáncer de seno…

¿Sufriste ya un cáncer? ¿Perdiste un pecho?

Qué te importa si te paseas con un solo pecho, nadie lo nota, vamos vestidos. ¿Sabes cuantas mujeres cruzas cada día en la calle comercial, que viven con un solo seno? Toda la gente nueva que conocerás, nunca lo sabrá. Y si temes que sería un impedimento para poder tener una relación, que sepas que hay gente para todos los gustos. Un cuerpo diferente puede resultar muy sexy para algunos. ¿Pervertidos? ¡Qué va! No existen pervertidos, existen vibraciones y preferencias “a gusto”. 7500 millones de habitantes del planeta tienen 7500 millones de gustos y opiniones diferentes.

¿Quién no tiene de vez en cuando alguna fantasía pervertida? ¿Por qué sería pervertida? ¿Quién decidió que lo es?

La gente con “opiniones públicas” generan muchas enfermedades a los demás. Cáncer NO ES un castigo divino, es la consecuencia de la educación que recibiste y los puntos de vista idiotas de las generaciones pasadas. ¿Te das cuenta que todavía nos dejan creer que todo lo que es agradable es prohibido? 

Después de haber quitado el pecho afectado, su ‘colegio’ impone a los oncólogos de dar quimioterapia. 

“La quimioterapia mata al cáncer si antes no mata al paciente”. Es un clásico. Todos los médicos lo saben. 

Te quitaron un pecho, te quitaron el tumor, es realmente necesario hacer más quimio? ¿Preventivo? La prevención del cáncer es la información, una buena nutrición, beber suficiente, moverse, dormir bastante y no comerse el coco por nadie. La quimio sirve para reducir el tamaño. ¿El tamaño de qué? ¿De tu hígado? ¿De tus pulmones? ¿De tus riñones? ¿Para ‘reducir’ qué? ¿Tus años de vida? Si te operaron, ¿te lo quitaron este cáncer o no te lo quitaron? 

Sociólogos afirman que tres cuartos de la gente que murió de cáncer no se atrevieron a pedir una segunda opinión. Voy a creer que el respeto mata. O debo suponer que temían represalias del equipo de médicos… 

Alessandro Di Masi, Sanergista
Autor del libro “El Creador”, sobre la Sanergía, con muchos testimonios de curaciones inesperadas. www.elcreador.org
www.sanergia.com/es/

Síguenos en Facebook
Alessandro Di Masi Sanergía


Si te ha gustado, compártelo...