¿Por qué es importante ver y sentir el Aura?



Desde que se iniciaron los primeros sistemas de sanación, cualquiera que sea el país, la rama o la técnica del método aplicado, sus creadores se caracterizaban por su elevado nivel de sensibilidad y por su demostrada capacidad modulando la energía que percibían.

Los primeros sanadores, de los que hoy se tenga referencia, tenían un denominador común: eran personas que se caracterizaban por ser muy sensibles y, probadamente eficientes, manipulando a voluntad las energías que percibían, incluso estaban capacitados para iniciar y entrenar a otros transmitiéndoles habilidades y comprensiones que habían adquirido en base a esa sensibilidad acrecentada e innata en ellos, pero transferible. Ellos crearon linajes de conocimiento: el Reiki, por ejemplo, es uno de tantos; nace en Japón con Matiji Kawakam y se divulga en occidente por la escuela de Usui Reiki, personas extraordinarias caracterizadas por su elevado nivel de sensibilidad y eficiencia.

Lo que deseamos enfatizar es que, estas personas eran capaces de ver lo que otros no, de percibir, de sentir, de experimentar directamente lo que otros no y además, parece que, hubiese una relación manifiesta e irrefutable entre su capacidad de sentir y el nivel de eficacia de sus intervenciones. Como si de la sensibilidad dependiera la activación de ciertas posibilidades o potencialidades latentes pero adormecidas, que no están al alcance otras personas porque no cuentan con dicha sensibilidad. A esa sensibilidad le llamamos “Ver” Por eso es tan importante, si practicas alguna modalidad de Terapia Energética. desarrollar esta capacidad.

En tanto esas son las intenciones y metas de la TENSERGÉTICA, iniciamos toda enseñanza con la apertura del Ver.

Hay diferentes formas de Ver. Las dos más importantes que se desarrollan con el Método Tensérgico son:

1. La capacidad visual de Ver:  Se refiere al hecho de Ver la realidad sutil, directamente, utilizando el sentido de la vista… Es la capacidad de la que más se ha escuchado hablar y que aplicamos en nuestros cursos. Es el primer paso en tu iniciación y acontece de manera natural si te entrenas para ello. 

No hablamos de un fenómeno sobrenatural, ni mistico; Se trata de una habilidad perceptual poco habitual, pero latente en todas las personas. Abrir el Ver (visualmente) capacita al Terapeuta para percibir directamente las configuraciones de los cuerpos sutiles sobre los que actuará y constituye una experiencia humana sin precedentes. Pero no es el único ver, hay otros más.  

2. Visión criptestésica o hiperafia Sutíl: En esta modalidad del “Ver” no es visual, pero igualmente se le llama “Ver” y se usan los sentidos profundos para poder registrar el afuera. La palabra hiperafia está formada a partir de “hiper” ‘exagerado’ – y del griego ‘tacto’ (haphé). La palabra Criptestesia deriva del griego ‘oculto’ (kryptos) y sensibilidad (aisthesis), es la facultad de percibir lo oculto. Sinónimo de Percepción Para y Extra Sensorial.

El estado de Hiperafia Sutil o Visión Criptestésica ocurre, cuando la percepción superficial o dérmica del sujeto, incluyendo la sensibilidad visceral “interoceptiva” cuyos sensores están situados en los órganos o víceras y la sensibilidad “propioceptiva” o profunda, es muy superior a la que normalmente se relaciona con los receptores biológicos.

El despertar de estas dos modalidades del Ver transforma al terapeuta en un ser más sensibles y eficiente. El modelo de enseñanza de la TENSERGÉTICA pretende que el practicante alcance gradualmente estados de percepción acrecentada, lo que le permiten adquirir un nivel más refinado y alto de sensibilidad. Abrir estas dos potencialidades inusuales de la percepción constituyen herramientas de trabajo dentro de la Tensergética.

El objetivo de la TENSERGÉTICA y su Método Tensérgico, como modelo profesional de enseñanza, es capacitarte como Terapeuta Energético, aportándote la comprensión necesaria y el entrenamiento especializado que consiga tornarte equivalente en sensibilidad y equipotente en funcionalidad a los grandes sanadores de antaño, capaces de lograr proezas perceptuales y ejecutoras a la hora de ayudar a alguien. 

¿Por qué un terapeuta energético tiene más potencial de intervención si tiene una Visión Aural despierta? 

Cualquiera que sea el sistema utilizado para promover salud, cuando se sustenta en la capacidad de movilizar energías, la eficiencia terapéutica dependerá de la facultad de canalización y modulación de dichas energías por parte del terapeuta. En este sentido el terapeuta mismo constituye el principal factor de intervención y su estado de atención y conciencia es determinante para garantizar la eficiencia de sus procedimientos.

Por ese motivo, es imprescindible que un terapeuta energético auténtico y profesional, sea plenamente consciente y sin que exista margen para la duda del despertar y desarrollo de habilidades no habituales, que sólo se activan en niveles acrecentados de conciencia y energía.

A diferencia del resto de los profesionales igualmente dedicados a promover salud, un Sanador o Terapeuta Energético profesional:

1.Debe ser capaz de Ver y sentir los entornos donde se expresan los contenidos y flujos de las energías sutiles, como indicador de su capacidad de identificarlas y manipularlas, lo cual depende de su nivel de atención, percepción y energía. 

En consecuencia, durante su preparación debe desarrollar y dominar los dos tipos básicos de Visión, porque es una manera sencilla de activar y corroborar su capacidad para percibir, reclutar y modular la intensidad y calidad de los flujos de la energía en los tres planos principales de su organización, movimiento y desarrollo: 

a. El plano ingénito o Etéreo dominado por el sistema de canales que fundamentan la medicina china, ayurvédica, etc…

b. El plano Mediático o Aural, dominado por el sistema Aural y sus Chakras, que fundamentan todos los sistemas de sanación…

c. El plano Viático o Constelar, que fundamentan las artes del ensueño y el acecho, que fundamentan el ámbito operativo de todos las técnicas o sistemas de terapia en la distancia o intervención remota… 

2. Debe estar facultado para reparar tejidos dañados, modificando el crecimiento y regeneración celular y tisular a voluntad. Igualmente debe estar capacitado para revertir el flujo de la enfermedad, puesto que es lo que necesita conseguir por necesidad, siendo un profesional.

En consecuencia, durante su preparación debe aprender a influir sobre los tejidos biológicos, con conocimiento de causa y eficientemente, por ejemplo, debe desarrollar la capacidad de incrementar o detener el crecimiento de las plantas a voluntad y comprobarlo en la práctica objetivamente… porque es una manera sencilla de retroalimentarse y corroborar su capacidad activa de actuar sobre las leyes bioenergéticas. 

3. Debe estar facultado, sin lugar a dudas, para restaurar el estado emocional y mental de un sujeto y para ello debe desarrollar las competencias, potencialidades o dominios que se lo permitan. 

En consecuencia, durante su preparación debe aprender a modificar el contenido onírico de terceros y comprobarlo en la práctica objetivamente.

Cualquier terapia remota eficaz, realizada cuando el paciente no está presente, se realiza durante una ensoñación en la que el terapeuta ensueña la terapia que practica sobre el sujeto enfermo. Una proeza energética que sólo se consigue ensoñando. 

Un Terapeuta Energético profesional, debe entrenarse en el dominio del ensueño y comprobar, sin lugar a dudas, cómo es capaz de influir sobre el contenido de los sueños de su paciente y comprobarlo. De esa manera, puede retroalimentarse del nivel de penetración y alcance de su influencia y corroborar su capacidad de intervenir eficientemente en los niveles más esenciales y profundos, dónde subyacen los mecanismos cardinales e intrínsecos, responsable de la manifestación de los eventos primordiales bioenergéticos, biofísicos y psicológicos, que garantizan la capacidad de regulación, armonización y defensa de un ser viviente y potenciarlos. Hablamos de una facultad que solo está activa en un terapeuta profesional, en un sanador auténtico.

La TENSERGÉTICA cuenta con un modelo formativo especializado en el desarrollo de estados de conciencia ampliada, que habilita al terapeuta para alcanzar estos objetivos profesionalmente. 

Para los Terapeutas y Sanadores experimentados, cualesquiera que sea la rama de las terapias que dominen o ejerzan dentro del campo de la manipulación de la energía, la TENSERGÉTICA ofrece un Intensivo, que se inicia con el despertar del Ver, y continua con el entrenamiento en técnicas específicas de terapia. Esta preparación intensiva para terapeutas, incluye tres encuentros que combinan seis niveles de la formación profesional, justamente aquellos específicamente destinados a incrementar la eficiencia terapéutica 

Dr. Cristian Salado
www.tensergetica.com
Coordinación Madrid:
tsgmadrid@gmail.com
Tel. 622 55 69 36 – 615 93 81 81

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
156Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email