¿Para qué sirve la Técnica Metamórfica?



Cuando todo va bien y nos sentimos a gusto, sin mayores problemas, no miramos a ver qué pudiéramos hacer para crecer como personas y mejorar, y este es un tiempo de relax y de reponernos, pues para la mayoría de nosotros la vida nos trae continuamente situaciones difíciles de manejar.

Y nos resultan difíciles de manejar por las creencias negativas que tenemos con respecto a nosotros mismos. Nos creemos poco inteligentes, con pocas habilidades sociales, demasiado lentos, tímidos, con poca cultura y estudios… 

Y estas creencias las hemos adquirido de varias formas:

1. Heredadas de nuestras madres en el útero materno

En este periodo nos lo hemos “tragado” todo. No teníamos la capacidad de filtrar qué emociones o sentimientos eran positivos para adoptar y cuáles había que desechar, con lo cual hemos heredado las creencias de nuestras madres.

2. Las que nos han sido inculcadas en nuestra niñez

Hemos sido instruidos en las creencias de nuestra cultura, religión y sociedad y hemos crecido pensando que así eran en todo el mundo independientemente de si era empoderadoras para nosotros o lo contrario.

3. Las que hemos adoptado por nuestra propia experiencia de vida

Si las tres veces que hemos tenido una pareja nos han engañado con otra persona, hemos llegado a la creencia de que todas las parejas ponen los cuernos.

Para poder llegar a ser personas completas, maduras, alegres y felices tenemos que ir revisando nuestro sistema de creencias e ir limpiándolas, y parece lógico empezar cronológicamente, es decir, por las primeras que se formaron y estas son las que adoptamos cuando estábamos en el seno materno.

Y como es muy raro que en el periodo que alguien estaba dentro del útero materno se acuerde o pueda identificar qué creencias decidió hacer suyas, tenemos que recurrir a técnicas que nos permitan acceder al inconsciente y hacer brotar esas creencias.

Una de esas maravillosas técnicas es lo que se conoce como Técnica Metamórfica que algunos, incorrectamente, llaman masaje metamórfico, pues no persigue los beneficios de un masaje que, en principio, son relajantes y descontracturantes, sino que la técnica metamórfica busca el liberar los traumas que se crearon en el periodo prenatal, durante el parto y primeros años de vida.

Esta técnica fue descubierta por el naturópata y reflexólogo podal británico Robert St. John, cuya intención era reconectar al individuo con su periodo prenatal a través de unas caricias muy sutiles en puntos reflejos de la columna vertebral situados en los pies, manos y cabeza. Actuando sobre estas zonas, es como conseguimos llegar a esas experiencias vividas en el periodo de gestación y primeros años de vida y donde se forjaron todas nuestras estructuras físicas y emocionales.

De una forma muy amable y placentera, a través de las caricias en las zonas refleja, vamos disolviendo las creencias limitantes heredadas de nuestra madre y su entorno y de las creencias que nosotros creamos en base a nuestras experiencias.

Durante la sesión es posible que nos vengan a la memoria imágenes de situaciones que, a primera vista, parezca que no tienen relación con lo que estamos trabajando, pero que a nivel inconsciente si tienen sentido para ser liberadas.

También es posible que en los días o semanas sucesivas tengamos sueños que, aunque no los entendamos tengan conexión y también es posible que experimentemos diferentes estados de ánimo también sin mucha explicación.

Todo entra dentro de lo normal pues es la forma que tiene el inconsciente de expresarse y liberarse de los pensamientos tóxicos.

Nuestro cerebro siempre busca explicaciones lógicas para todo lo que acontece, pero cuando estamos tratando con ideas, pensamientos, creencias a nivel inconsciente, sólo tenemos que tener fe que algo se está transformando para nuestro bien y que sólo se verá su efecto cuando sintamos que una faceta de nuestra vida que necesitaba ser reparada ya lo ha sido.

Existe la ley del tres y es una energía muy potente, con lo cual yo aconsejo que si quieres trabajar los posibles traumas o creencias negativas de tu periodo gestacional, nacimiento y primeros años de vida, te hagas 3 sesiones de técnica metamórfica y prepárate para ver los resultados en tu vida.

Maria del Socastro Gonzalez
Maestra de Reiki Unitario
www.terapiasenergeticas.org