Mediumnidad: ¿Cómo distinguir la comunicación con los espíritus de tus propios pensamientos?



Los espíritus guía son espíritus expertos en tareas específicas que están cerca de nosotros para ayudarnos en nuestro camino. Según la tarea en que nos ayudan los podemos clasificar en diferentes tipos de guías: familiares, guías espirituales, inspiradores, sanadores, sabios, etc.

Pero, mucha gente le cuesta distinguir su charla mental de los mensajes verdaderos, sobretodo todo cuando recibimos mensajes de los guías ocasionales que nos vienen en situaciones o tascas específicas y que una vez la tasca se ha realizado, se van para empezar otro desafío. Muchos terapeutas siempre me preguntan como saber cuando realizan una terapia si el mensaje que viene es el del guía del cliente o simplemente su censor mental. Nuestro censor mental es nuestra mente negativa que prejuzga y antepone nuestro pensamiento al de los espíritus guía, bloqueando la comunicación. 

Nos pasa, por ejemplo, cuando conectamos en una lectura con espíritus guía de otras personas que nos vienen para esa tasca específica, durante unos minutos o horas en concreto. No es como nuestros guías que ya hemos empezado a reconocerlos por ese olor, imagen o sensaciones tan particulares, sino que solo será en una situación en concreto durante las lecturas.

Cuando vienen guías nuevos que quieran trabajar con nosotros no sabemos distinguir algunas veces nuestro parloteo mental del verdadero mensaje. Podemos recibir ayuda de espíritus ocasionales en cualquier momento como me pasa a mí. Por ejemplo, para encontrar trabajo, comprar un coche, para un proyecto concreto en el trabajo o los estudios, para tus hijos, tus amigos, etc.

Incluso, para tus exámenes puedes pedir que venga un guía experto en el tema, para que te ayude, puedes pedir siempre que quieras, no sólo para conectar y recibir mensajes para otros. A mi me han ayudado mucho también para mis exámenes diciéndome lo que tengo que repasar más, por ejemplo.

Claro está, tienes que estudiar igualmente, pero el espíritu puede ayudarte a comprender mejor la materia. Puedes pedir que te ayude un experto en relaciones de pareja, si por ejemplo has discutido con tu pareja y quieres dialogar o hacer las paces.

Para recibir ayuda de un espíritu ocasional simplemente tienes que hacer una oración de petición, como las que aprendemos en las meditaciones en mis cursos o webinars y pedir que venga del Mundo Espiritual un experto en el área que deseas recibir conocimiento. 

Si estás acostumbrado a recibir guías ocasionales como yo, seguro que podrás percibir claramente que se trata de un espíritu de Luz que viene a ayudarte. Pero, es importante que estés seguro de que ese espíritu está aquí para ayudarte y no es ningún impostor del astral. Debemos realizar siempre el protocolo correcto delante de cualquier contacto con espíritus.

Lo PRIMERO es siempre MEDITAR antes de empezar para elevar tu vibración y poder conectar con los espíritus guía sin problemas. Lo SEGUNDO es pedir a tu espíritu guardián que sea él/ella el o la que abra el portal y traer a los espíritus que quieran enviar algún mensaje. Lo TERCERO es que siempre en la oración de apertura pidas que todos tus guías espirituales siempre te asistan en cualquier sesión. Lo CUARTO o último es que cuando estés preparado para empezar a recibir los mensajes que pidan siempre a tus guías que sean ellos quienes traigan los espíritus que quieran comunicarse. 

Recuerda que siempre tus espíritus guía cuidan de ti, siempre respetan tu propósito de vida, son amables y amorosos, son fieles a su palabra y dan sabios consejos, siempre respetan tu libre albedrío, nunca te incitan a perjudicar a nadie, sino que tienen amor incondicional, te darán evidencias de que son ellos y te repetirán el mismo mensaje una y otra vez para asegurarse de que lo has entendido. 

Siempre hablan en segunda persona del singular, dirigiéndose a ti como por ejemplo “sería bueno para ti aprender esto…”; mientras que tu charla mental siempre es en primera persona del singular como “yo tengo que hacer…, yo tengo que ir… como voy a lograr eso si…”. Tu voz interna siempre es mucho más negativa y crítica mientras que los guías son más positivos, amorosos y te darán otro punto de vista de manera constructiva. El discurso contigo mismo siempre proviene de la parte central del cerebro, mientras que la comunicación con los espíritus guía lo puedes percibir como más superficial, desde la oreja izquierda, como una sensación mucho más superficial. Igualmente, las imágenes que te llegan de los espíritus guía siempre son como flashes o fotogramas sin sentido para ti, solo tienen sentido para la persona a quien van dirigidos, mientras que tu imaginación es más como una película, más largos en el tiempo. 

Mientras que las imágenes por clarividencia vienen en un fondo negro o blanco, son más vívidas y sientes siempre una energía amorosa o cálida que las acompaña, serán siempre evidenciables para la persona a quien va dirigido el mensaje, mientras que tus sueños o imaginación son siempre más largos y oníricos. Por ejemplo, un día canalizando para una persona me vino un hombre encamado, pero luego alegría y ganas de aprender, luego un coche azul, luego tristeza y cama otra vez. 

El mensaje era para su hija y dijo que si, que su padre estuvo mucho en cama por una enfermedad, que era muy jovial e inteligente, pero que no podía por la enfermedad disfrutar de la vida. Luego me dijo que si, que le regaló un coche azul y que ella aun lo tenía. Entonces, me llegó el mensaje “ya es hora de que lo cambies” y ella se rio, era vedad, el coche ya tenía años. 

Luego me envió otro mensaje para ella, que le llegó al alma, le dijo que ya no buscara más a su alma gemela, que el alma gemela era él pero que esta vez vino como su padre, no siempre tiene que ser la pareja, como muchos creen, que a veces el alma gemela te ayuda más como tu padre o madre, por ejemplo. 

Fue muy motivador. Como veis, cuando los mensajes vienen, siempre son evidenciables para la persona, no son críticas ni negativos, sino con amor y cariño. De esta manera siempre sabréis que los mensajes vienen de los espíritus familiares o guía amorosos y nunca de los impostores del astral. 

Siempre que os venga un espíritu y no sepáis quien es, haced lo que haríais en vuestra casa si llamaran a la puerta:

– ¿Quién es? ¿eres de la Luz? ¿vienes de parte de Dios o la Fuente Divina? 

Entonces, os vendrá un SI lleno de amor y luz o un NO o oscuridad total. Si es un NO o os viene un rojo a la mente, de peligro, entonces decid: 

– ¡Tú no eres de la Luz, así que vete a la dimensión de donde has venido o a la Luz para sanarte! 

Y pedid a vuestros guías guardianes que lo aparten y se los lleven a la Luz para la transmutación o que los aparten. 

Si seguís estos consejos y evitáis sitios donde haya mal ambiente, negatividad o gente negativa, nunca tiene porque pasaros nada si practicáis las leyes Universales del Amor, la Luz y la Verdad Divinas y un buen estilo de vida, como recomienda la Medicina Tibetana, pensar en positivo, comer sano y hacer algo de ejercicio y meditación para mantener la mente clara y sana. 

¡NAMASTÉ! OS DESEO LO MEJOR A TODOS Y QUE RECIBÁIS MUCHOS MENSAJES AMOROSOS DE VUESTROS GUÍAS DE LUZ

Sandra Sogas
Instituto Kinesiología EDAY
www.institutokinesiologiaeday.com
www.kinesiologiaakashica.com


Si te ha gustado, compártelo...