Los Mantras & Mirabai Ceiba

#Publicidad

Cuando cantamos mantras, treinta millones de células del cuerpo resuenan, bailan, formando patrones que nos moldean física, mental y espiritualmente.

Las palabras y los sonidos están enraizados en nuestro cuerpo y dan raíces al sentido del Ser. El ritmo incrementa nuestro sentido de equilibrio, de control sobre nuestros movimientos y bienestar general. En la práctica de Kundalini Yoga respiramos con un ritmo y con calidad, y junto al mantra el hipotálamo lo interpreta como un código. Cada golpe de respiración y de vibración del mantra estimula 84 puntos de acupuntura en el paladar. Son estimulados por medio de la lengua, en un compás de batuta que libera ondas de mensajes neuroquímicos para activar la glándula pituitaria, que a su vez regula y equilibra todo el sistema endocrino y nervioso. Vivimos en un mar de energía, la energía vibra y cantar mantras, ya sea silenciosamente o en voz alta es un método consciente para controlar y dirigir la mente y salirnos de un estado de desconexión para volver a nosotros mismos.

Uno de los grupos de Mantras más conocidos en el mundo es, Mirabai Ceiba. En sus conciertos podemos sentir como se da espacio para vibrar y volver a nuestro Ser con la inspiración de su música y la magia de los cantos devocionales y mantras de Kundalini Yoga.

HISTORIA DE MIRABAI CEIBA

La idea de que todos los pueblos son uno en espíritu está profundamente arraigada en Mirabai Ceiba.

Markus y Angelika proceden de diferentes partes del mundo. Él es alemán. Ella es de ascendencia mexicana y alemana, nacida en Tucson (Arizona) y criada en un pequeño pueblo cerca de Ciudad de México. Se conocieron en una feria callejera durante el Festival Fringe de Edimburgo y rápidamente formaron una alianza tanto romántica como musical. El nombre Mirabai Ceiba refleja la perspectiva global de la pareja y cómo quieren ver su música en general. Mirabai (1490-1547) fue una legendaria cantante devocional hindú. La Ceiba es el árbol sagrado de Latinoamérica “Deseamos que nuestra música sea como la Ceiba – dicen Markus y Angelika- con sus raíces que profundizan en la madre tierra y las ramas que se alzan alto, tan alto como el Padre Cielo”  

Markus: “Cuando nos conocimos empezamos con música de calle en Barcelona, en el Barrio Gótico, esa fue la primera experiencia juntos en la música. Nos conocimos en Escocia, después ella vino a visitarme a Berlín. Era muy complicado porque yo tenía mi vida y ella solamente vino de visitante. Teníamos que saber lo que había entre nosotros, como podíamos compartir nuestra vida. Así que pensamos, hay que encontrar algo para compartir y el primer paso fue marcharnos a Barcelona y ahí en el Barrio Gótico empezamos con músicas en la calle.» 

Angélica. «Después nos fuimos a México y tocamos en pequeños eventos, grupos de yoga, conciertos en casa, con familia y amigos y así fuimos creciendo. Nos metimos mucho en Kundalini Yoga que yo practicaba desde hacía años y así se nos invitó a grabar por primera vez»

Además de sus grabaciones, las giras y los inspiradores conciertos de Mirabai Ceiba también han contribuido a crear un público devoto en todo el mundo. Tocaron para un público fascinado de 5.000 personas a orillas del Río de la Plata, en Buenos Aires, y para más de 1.000 en la Sala de Conciertos de la Universidad de Tel Aviv. Sus actuaciones en el Teatro de la Ciudad de México, la Casa Internacional de la Música de Moscú, el Palladium de Varsovia y la Sala Nacional de Conciertos de Estonia han hecho las delicias de los seguidores internacionales de Mirabai Ceiba.

La primera vez que llegaron a España fueron acogidos por toda la comunidad de Shunia Yoga Sagrada Familia de la mano de Siri Gobind, fundadora del centro, en Barcelona y ahora ya llenan teatros en diferentes partes de España también como Madrid y Alicante.

LA MÚSICA COMO LENGUAJE UNIVERSAL

Sus conciertos son ocasiones de alegría y amor que encarnan la profunda creencia del dúo en la música como lenguaje universal que une a todos los pueblos, culturas y tradiciones del mundo fusionados con mantras de Kundalini Yoga que enriquecen tanto nuestras oraciones. 

«Donde acaba el idioma empieza la música, que traspasa todas las fronteras», dice Markus.

«Queremos crear este espacio donde la gente pueda llegar a un lugar tranquilo dentro de sí misma, donde pueda escuchar realmente su interior», añade Angelika. «Un espacio donde todo el mundo se sienta acogido y abrazado en un reconocimiento de una humanidad compartida, y de lo importante y reconfortante que puede ser conectar desde el corazón, más allá de todas las posibles diferencias que nos rigen en la sociedad. Entonces la música puede convertirse en un hilo conductor hacia el vasto y silencioso espacio interior, desde donde ser, escuchar, crear, conectar.”

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular