Los compañeros de viaje que no te fallarán

#Publicidad

Junio, ya tenemos elegido el destino de nuestras vacaciones. Nos vamos equipando, incluyendo cosas, por la experiencia del año anterior, las recomendaciones de la agencia o siguiendo los consejos de los amigos. Estrenamos maleta para renovar las ilusiones un año más. Repasamos todos los detalles del viaje, hasta que nos invade la sensación de “creo que me dejo algo”.

No le des más vueltas, no son esas zapatillas tan cómodas, ni la chaqueta vaquera, ni el pantalón nuevo, por si acaso. Seguro que todas las cosas que vayas a necesitar para las actividades programadas ya están en tu lista. Pero hay algo que, a lo mejor no has pensado en ello porque, lógicamente, no está en tus planes, y en lo que no quieres pensar, para “no ser gafe”. Y sí, son esos pequeños imprevistos, con los que no cuentas y que te pueden “amargar” las vacaciones, si no estás preparado. Por eso te vamos a recordar “los básicos” que no te pueden faltar en tu neceser de viaje y que te alegrarás de haber llevado si los necesitases y que no te molestarán si no llegas a necesitarlos, que es lo más probable.

Vamos a empezar por los preventivos. Lo primero la crema solar, imprescindible, tanto si eliges montaña como si vas a la playa. Y para después del sol, el aloe vera en gel, lo mejor para refrescar, hidratar y regenerar la piel después del baño y de horas al sol. Y como este año ha sido especialmente lluvioso, se prevé que los humedales favorezcan que haya muchos mosquitos. Si eres de los que “son devorados” por tan minúsculo animal, o te acompañan niños que no deben exponerse a este riesgo, no puedes olvidarte de la loción antimosquitos. Y todo ello, a ser posible ecológico, para que en vacaciones la salud también sea lo primero.

Otro habitual del verano, son las pequeñas heridas, cortes, rozaduras, picaduras o el molesto herpes labial y todo ello puede combatirse con la Sangre de Drago, por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y cicatrizantes. Tan sencillo como llevar un pequeño botecito que nos va a calmar el dolor, acelerar la cicatrización y no tener molestias, para continuar como si nada hubiera pasado. Pero si se tratase de una torcedura o un pequeño golpe, lo mejor es contar con la crema de árnica, muy eficaz en estos casos y que además podemos utilizar para aplicarla en las piernas si las sentimos pesadas o cansadas después de un día muy caluroso o de mucho caminar.

Otra maravilla de la naturaleza es el extracto de semilla de pomelo, uno de los mejores antibióticos naturales que, en caso de molestias en la garganta, o algún problema intestinal, hay que empezar a tomar a los primeros síntomas, y así podremos evitar complicaciones mayores que nos impidan seguir disfrutando de nuestras vacaciones. Y si un día “nos pasamos” con la comida, no esperemos a que nos siente mal, nos tomamos una infusión de romero, fresquita o calentita según nos apetezca, y a hacer la digestión sin problemas. Sin olvidar que el romero ayuda a regular la tensión, que nunca está de más.

Y por último, no olvidemos al cambiar de bolso, eso que llevamos todo el año, la querida estevia en grajeas, que es lo mejor para endulzar los cafetitos o tés que nos tomemos en el hotel, el restaurante o en la cafetería y así no tendremos que recurrir a los endulzantes artificiales o el azúcar blanco, nada recomendables para nuestra salud. Y recuerda que si es ecológica infinitamente mejor.

Como verás, en muy poco espacio puedes llevar la solución a muchas desventuras.

Felices Vacaciones.

Ecomax Supermercado Ecológico
www.ecomaxsupermercado.com

Comparte este artículo

#Suscríbete..

#Publicidad

#Facebook

Lo más popular