La Ventura de Ser



En muchos de los grupos de autoayuda o de la Nueva Era y la gente, en general, cuando alguien tiene un problema suelen decir a veces: “Sé tú mismo”.  Incluso hay grupos que se afianzan en el uso del verbo “Ser” para resolver sus problemas, entonces cabe la pregunta: ¿Ser, qué?

Mientras no se es un iniciado de cierto grado y no se va de la mano certera de un Maestro de la Jerarquía Espiritual, lo que impera en el ser humano como modo de “ser” es su “cuaternario inferior”, que guarda, principalmente, la madeja confusa de las emociones y el laberinto de su mente. Lo que éstas personas consideran “ser”, es permitir que unos cuerpos poco desarrollados y confusos tomen el mando de sus vidas, como son los deseos, los pensamientos y creen que eso es “ser”, lo que es una franca locura y por eso viven desacertadamente.

Cuando la gente le dice a otra o ella misma piensa: “Sé tú mismo”, lo que brota es la manera de ser del cuerpo emocional o del cuerpo mental, influenciados por el medio ambiente, sin ningún tipo de claridades, envueltos en la barahúnda engañosa de la ilusión, con sus vórtices desordenados que giran como molinos con aspas al revés.

Saber esto no es para sentirse mal, es propio del grado evolutivo del ser humano en esta etapa de su progreso. Para ser uno mismo hay que saber, por sí mismo, quién se es internamente, conocer lo que es la “Mónada” que es el “Real Ser” y esto solamente se puede hacer después de la “Quinta Iniciación”, cuando ya se tiene el primer grado de la Logia de Sirio, estamos refiriéndonos a un logro que la humanidad ni sospecha que existe, sólo los Maestros Ascendidos lo han logrado. “Ser” en el más puro y estricto sentido del logro, no solamente es un asunto teórico, guiado por lo que dice un libro o alguien que predica sin tener conocimiento propio sobre el asunto, ser realmente es cuando ese “ Divino Ser”, se vea, se sienta y se palpe por sí mismo.

La Jerarquía Espiritual de Shamballa entre sus muchos intentos por salvar a la humanidad, para que no se hunda en el fango de sus negatividades, en un momento decidió popularizar el uso del “Yo Soy”, lo que es maravilloso, porque va familiarizando a la raza con la Divina Presencia de su Mónada que es el verdadero “Ser”, con lo que un día se tiene que unificar definitivamente y es el encuentro con la Poderosa Presencia de Dios.

Pero veamos algo: ¿Cuántos de los que usan el “Yo Soy” tienen sus finanzas boyantes, un estado de salud impecable, son totalmente lúcidos en sus decisiones, practican la cabalidad, el Amor Compasivo, han superado las inclinaciones a las que induce el cuerpo emocional y tienen completa claridad mental?

La verdad es que muy pocos. Esta es la prueba que muchos de los que hablan, instruyen y publican escritos y decretos del “Yo Soy” no saben de qué se trata este asunto, no lo tienen ni someramente realizado. He allí la prueba que muy poco conocen del “Ser”. Se sabe que, lentamente se irá logrando esto, que es maravilloso que se vayan inclinando a su práctica, pero en el presente no se tiene comprendido. Eso no tiene nada de condenable, lo que sí no está muy bien, es usar ese conocimiento para crear caos, cismas, movimientos de aire, creyéndose con la luz y la razón, sabiendo muy poco del asunto. Esto se dice porque los Maestros que dieron esta información del “Yo Soy” son enfáticos, que los estudiantes se cuiden de la gran herejía de la separación, porque no es buena combinación.

Los Maestros Ascendidos en vista que su “Plan Divino de Perfección” es salvar a la raza humana y ésta, como niño indomable, malcriado y voluntarioso, se debate en los antojos de su personalidad y, casi siempre, usan un poco de lo bueno que se les da y con el resto dan al traste, esto ha tenido el efecto, que los propios Maestros den por fracasado muchos de sus planes, no porque sean erróneos, sino porque la humanidad no ha respondido adecuadamente a los intentos que la Hermandad Blanca ha propuesto.

Así tenemos un propósito maravilloso descargado por el Maestro Saint Germain, de dar a conocer el “Yo Soy” y la actividad del Séptimo Rayo, pero algunos de los primeros, a quienes se les dio el privilegio de tenerlo, desviaron el propósito realizando decretos impropios con el “Yo Soy”, y caricaturizando a los Maestros, asunto que, por consecuencia, ha conducido al desván a muchos estudiantes que han seguido esta enseñanza. De esta manera vemos que el propio Maestro el Tibetano se expresa así de algunos de ellos: Los Maestros presentados al público por algunos movimientos como el “Yo Soy”, constituyen una tergiversación de la realidad.

Luego el propio Maestro se refiere así a otra organización: Los distintos movimientos teosóficos (desde la época de H. P. B.) no han demostrado inteligencia ni buen criterio en la elección de quienes la organización proclama como iniciados o importantes miembros de la Jerarquía.

No obstante, lo grave de estos errores es que a veces se perpetúan a través de los grupos indeseablemente. Es así como hoy en día podemos ver en algunas redes sociales los nefastos disfraces de “maestros ascendidos” hechos por los seguidores de las enseñanzas que predican lamentablemente el falso uso del “Yo Soy” y sus decretos. Toman a cualquier persona de buen parecido, los visten como uno de los maestros de la Jerarquía Espiritual y como tal los hacen aparecer. Qué burla hacia la jerarquía espiritual, donde cualquier persona de mediano raciocinio se da cuenta de semejantes esperpentos que le hacen perder seriedad al propósito. Si la persona que han tomado para disfrazarla como uno de los adeptos es drogadicta, mentirosa o bruja, todo el que tome su foto como Maestro, lo que va a recibir son los demonios que esta persona tiene en su aura. Otros han colmado las presentaciones de decretos y palabras de los maestros en exposiciones totalmente kitsch, cuando los Maestros de Sabiduría son los seres más austeros y de buen gusto que existen sobre, y más allá, de la faz de la tierra.

Otras personas, de la forma mas incongruente, ilógica, desacertada y contravenida, con el uso del “Yo Soy” y los Maestros, seres que siempre han puesto como premisa insalvable la Unidad, se dividen de su grupos madres, desconociendo que la contradicción más grande a ese trabajo es la división. Como sarcasmo en todo esto, hay quienes siguen a las personas divididas y se hacen ver muy sonreídos en su actitud divisiva en que han decidido llevar este asunto, como si fuera un logro muy loable. La ignorancia es atrevida. ¿Díganme si esto no es un artilugiomuy bien armado por los hermanos de las sombras para introducirse y permanecer en los grupos, desviando el propósito de los Maestros?  Esto se denuncia, para abrirle los ojos a las personas que no saben de esto, y que no caigan en estos artilugios embelesadores de los hermanos del bando contrario.

Aclarados algunos puntos referentes a esto, vayamos a lo que realmente es la “Ventura de Ser”. Lo más grande que tenemos que ser en la vida es que nuestra personalidad se permute en el Alma y luego ésta conlleve una segunda permutación en lo que es la Mónada, el “Real Ser”.  Pero para tener conciencia plena, autoconciencia de ese que, en primera persona, es la Divina Presencia de Dios “Yo Soy” hay que ser un Adepto de Quinta Iniciación, pero no está mal que los aspirantes espirituales comunes practiquen con estos conocimientos, para que se vayan familiarizando con el asunto y con esto aceleren la radiación de la tierra, a pesar de los riesgos que se corren.

El asunto del uso del “Yo Soy” no se debe enfatizar tanto en decretar lo que buenamente se quiere, sino en “Ser en sí Mismo” lo que se afirma, he aquí el meollo del asunto. No es invocar ni decretar la Paz, sino ser la Paz, igualmente puede ser el Amor, la Salud, la Prosperidad, la Armonía o cualquier otra virtud.

Este asunto de Ser lo que se es buenamente, se puede lograr en un segundo mediante la proyección de la actitud mental que se desea y ser en el instante una persona próspera, amorosa, saludable, y transformar positivamente un entorno. Este asunto es lo que se ve en los dos libros de narraciones de las vivencias que tuvo Mr. Ballard con algunos miembros de la Hermandad Blanca y también se ha visto en algunos estudiantes, muy pocos en realidad, que bien han comprendido este asunto del “Yo Soy”. Estamos comentando de un logro superlativo de la espiritualidad.

Cualquiera que se lea y tenga los libros de los Maestros que hablan del “Yo Soy”, puede proclamarse a la cabeza de un camino separatista como los han habido tanto, pero son muy pocos los que producen los efectos del “Yo Soy” siendo unitivos, perdonadores y compasivos. Los que manifiestan estos últimos efectos mencionados son los que saben realmente del “Yo Soy”, esos son a los que se deben tomar como mensajeros o facilitadores o a los que vayan en esa dirección, no otros.

Es importante aclarar todo este asunto, porque este tema del “Yo Soy” afecta a millones de personas que lo usan y no están exentas de sus peligros y no solamente eso, sino que, a pesar de los riesgos y desavenencias, esto es lo que la humanidad tiene que realizar.

La nota clave del uso del “Yo Soy” está en:“No solamente decir Yo Soy, sino manifestar lo que el Yo Soy es y se está decretando”.  Si se decreta unidad y se habla del Ángel Micah, ver si se es unitivo, si nunca se ha separado de nadie, si todo el mundo le quiere y acepta, si se habla de prosperidad que no le falte jamás un centavo, si hay referencias a la belleza que su vida sea un modelo de expresión artística y así sucesivamente.

No hace falta extenderse más en este asunto, ya que aunque el logro de la “Ventura del Yo Soy” es arduo, su planteamiento es simple, y hay que ponerse en ello, no aceptar ningún desfase ni en ti, ni en nadie que pregone esta información, y de esta forma contribuir a que se consigan sus objetivos. No apoyes el desfase para no contribuir en la perdición de la tierra.

Rubén Cedeño

Nació en Caracas el 21 de mayo de 1952.  Es actualmente el único instructor activo que queda del grupo fundador de la Metafísica de Conny Méndez.

Si te interesa profundizar en este conocimiento se están dando charlas públicas una vez al mes en Madrid

Más información:
Domingo Laut
Tel. 620 104601

Síguenos en Facebook: Grupo Metafísico de Madrid-España-Europa
www.metafisicamadrid.es 

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
36Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email