La Sanación Áurea en la Red



En un artículo anterior ya hablé sobre cómo se sana con el patrón áureo, que es el cuerpo de luz, pero ahora quiero ampliar esa información para que comprendas cómo funciona cuando se hace un trabajo en equipo, con el fin de potenciar mucho más la energía sanadora que está a disposición de quien sepa cómo actuar en el campo cuántico unificado y lo haga desde la unidad del alma para que el elemental del cuerpo, que es quien ordena ese campo, obedezca tu mandato.

El elemental del cuerpo es la parte de tu alma que ha creado el cuerpo físico y la estructura celular perfecta y sin error, porque lleva el recuerdo de cómo eras tú en el origen, un Ser perfecto en tamaño y estructura, o sea, inalterable por el paso del tiempo y composición celular ordenada sin rastro de maldad, que muy bien podía existir durante milenios sin envejecer, según la capacidad de renovarte que ibas desarrollando como parte de tu aprendizaje.

Cuando el elemental del cuerpo trabaja contigo en la dimensión material, el organismo se ilumina por dentro y por fuera para acercarte aún más a la Red de Unión que envuelve el planeta, que es la misma que hace que todos los seres humanos sean Uno en esencia y a la que hay que dar la orden correcta para que no confunda la información y actúe tergiversando el mensaje.

El poder que recibe quien comprende cómo funciona la sanación Crística, a través de esta Malla o Red de Unión Interplanetaria, se remonta mucho más allá de la era actual, incluso cuando el hombre no había poblado aún la Tierra y era sólo el patrón áureo o cuerpo de luz y se conoce como “poder de sanación intrínseco”, porque forma parte de la especie y de su bagaje y se guarda muy oculto bajo llave en la cámara secreta del corazón.

Ese poder es capaz de sanarlo todo y hacer que todo se ordene en un instante, porque el orden es una parte fundamental de la sanación y no me refiero aquí al orden externo, que también es importante, sino al interno, al que se lleva a cabo en las células para que cada una ocupe su sitio y no haya desorden celular que pueda crear cualquier enfermedad incluido el cáncer.

De lo que se trata, con esta terapia, es de llevar a un orden riguroso a tu estructura atómica celular para que no haya conflicto interno desencadenante de algún mandato erróneo para tu salud y dejarlo todo limpio alrededor de la célula madre, que es la que sana el problema con su poder de regeneración total y absoluto para que no vuelvas a enfermar nunca más mientras tengas tu campo áurico ordenado y recibas la orden correcta para que ella actúe a tu favor y no en tu contra.

La célula madre es la que da la orden de: ¡sana y repáralo todo! o ¡destruye lo creado! Y por eso es ahí donde se actúa en la sanación, para que ella sea capaz de diferenciar entre lo que es bueno de lo que no, y no se olvide de cuál es su misión dentro de un cuerpo humano, el mantenerlo todo limpio y ordenado sin residuos energéticos que crean confusión mental y emocional y alteración física importante.

El campo cuántico de sanación establece como norma que todos tienen que ser iguales y capaces de recibir la misma cantidad de energía sanadora, por lo que si te unes a él y te reconcilias con tu célula madre enferma durante el trabajo que hacemos, es muy probable que tengas una mejoría inmediata y no vuelvas a sufrir la dolencia que te aqueja o al menos en su mayor parte, ya que hay veces en las que el alma necesita repetir la experiencia dolorosa para terminar de aprender algo que no se ha visto antes en la primera toma de contacto con el campo.

La mente de la Humanidad entra a formar parte de la terapia desde el momento en que Todos somos Uno, también con esa mente, y estamos vinculados a ella a través de la Red y, a veces, ese vínculo de malestar que se envía desde el inconsciente social se sana en una sola intervención, pero hay muchas otras en las que la persona está firmemente arraigada en su creencia de que hay enfermedad seguida de muerte y de que hay vejez, y que su organismo se tiene que degenerar y descomponer con el paso del tiempo, y entonces ahí hay que actuar, más a menudo, hasta lograr llegar al punto exacto de conexión con el Uno celular para que el mensaje no se distorsione y la célula madre llegue a entender que el mensaje del Uno es ¡vive y no mueras jamás!, porque el campo se desordena con la energía de muerte celular y después resulta difícil ordenarlo si no se tiene la herramienta adecuada.

La unión del alma es el objetivo fundamental de la sanación que llevo a cabo en el campo cuántico, que ahora abro a la posibilidad de que participen en ella personas de diferentes lugares, porque podemos vernos a través de la Red de Internet mediante la conexión por Skype para hacer la terapia en grupo y que cada cual se beneficie de lo que el otro le puede aportar como parte suya que es.

La sanación múltiple que se realiza, cuando un grupo de personas se unen para trabajar en el campo cuántico, supera cualquier expectativa de sanación, ya que cada cual es el otro y ese mismo efecto rebote de verte reflejado en el espejo que tienes delante multiplica y amplía el efecto sanador para cada uno en particular.

Si quieres más información o participar en algún grupo los lunes o sábados, ponte en contacto conmigo y te diré lo que quieras saber.

Asunción Chavarri
Terapeuta de Luz y Sonido
Sanación cuántica multidimensional
www.elcuerpohumanodequintadimension.wordpress.com
asunchavarri@gmail.com
Tel. +34 662 43 73 53

Si te ha gustado este contenido, compártelo…
Share on Facebook
Facebook
70Tweet about this on Twitter
Twitter
0Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+
0Email this to someone
email